El nuevo acuerdo gobierno de Colombia-FARC incorpora varias de las inquietudes de los sectores sociales y actores políticos que se manifestaron por el NO en el plebiscito de octubre. También añade algunas observaciones de los que respaldaron el SI. Se trata de una decisión osada del Presidente Juan Manuel Santos y del liderazgo de las FARC. Habrá que ver si se produce un viraje que lleve a mejor puerto este compromiso o si se inicia un camino complejo y contradictorio que refuerce las posturas anteriores y posteriores a la consulta popular. O se producen avances, así sean graduales, en la dirección de la paz o el país se ancla en un escenario delicado de ni paz ni guerra. 

Compara los acuerdos

(*) Profesor plenario del Departamento de Ciencia Política y Estudios Internacionales de la Universidad Torquato Di Tella