El asambleísta ambiental de la ciudad entrerriana de Gualeguaychú, José Pouler, sostuvo que la pastera ex-Botnia “debería cerrarse” tras conocerse el informe que confirma que contaminó el río Uruguay.

“Espero que Tabaré Vázquez cumpla su promesa. El presidente uruguayo dijo que si la pastera contaminaba la cerraba, así que por lógica debería cerrarla”, explicó en declaraciones a Radio 10.

Pidió además nuevas mediciones para recabar datos. “A veces hay cosas que se pueden hacer pero debe hacerlas el gobierno, ni los privados ni los ambientalistas. Lo correcto es que el gobierno haga las mediciones de aire, que es lo que denunciamos y a lo que le tenemos miedo, por las diversas patologías que se generaron”, agregó.

Más temprano, el presidente de la delegación argentina de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), Mauro Vazón, destacó la importancia de que en un futuro cercano pueda sumarse Brasil a las mediciones ambientales en el río Uruguay.

“El río nace en Brasil y necesitamos saber cómo está el río en su totalidad, por lo que es necesario que Brasil participe”, sostuvo en declaraciones a Radio 10.

“Por ejemplo, los datos del informe que registran niveles de fósforo ya los recibimos en el primer punto de muestra, y sabemos que puede proceder de la fertilización de los campos brasileños”, detalló.

La CARU divulgó este miércoles un informe sobre el impacto de los efluentes de la pastera Orión (UPM Ex Botnia). El monitoreo conjunto reveló que la planta contaminó el Río Uruguay. La pastera registró “apartamientos de la normativa” en 4 puntos de los más de 30 medidos, aunque el Comité Científico de expertos que analizó la información no contó con un dato necesario para completar el examen: la cantidad de celulosa que produjo la ex-Botnia durante el lapso en el que se tomaron las muestras.

Vazón dijo que “es la fotografía de los últimos cinco años del río Uruguay, el hecho más trascendente es haber logrado que los científicos validaran y cargaran los datos para tener esta información disponible”.

“En el fallo de La Haya existe un mandato concreto de medir el tramo principal del río en tres puntos de muestra, acordados entre Argentina y Uruguay. La información estaba disponible sin procesar, por lo que la publicación de los datos científicos era una asignatura pendiente”, concluyó.

Ámbito Financiero