Autoridades ecuatorianas viajan a Europa para la firma del Acuerdo Comercial con la UE

El vicepresidente ecuatoriano Jorge Glas y el ministro de Comercio Exterior, Juan Carlos Cassinelli, partieron la noche de este miércoles hacia Bruselas (Bélgica) para la firma del Acuerdo Comercial entre Ecuador y la Unión Europea (UE) que se realizará el próximo viernes.

Según explicó Glas, durante el proceso para la adhesión al Acuerdo Multipartes, las autoridades ecuatorianas han tomado precauciones para cuidar la cadena productiva ecuatoriana, en diferentes productos agrícolas como arroz, maíz, cereales, entre otros.

A decir del vicepresidente, asistir a la firma del acuerdo implica, entre otras cosas, “conservar y fortalecer las exportaciones ecuatorianas”, sobre todo en casos como el atún y el camarón. Agregó que una vez que el tratado entre en vigencia, el 99,7% de la oferta exportable de los ecuatorianos entrará con 0% de arancel a los 28 países que conforman la UE.

“Esto es una herramienta más dentro de una nueva plataforma productiva que hemos construido durante todos estos años que generan oportunidades para los inversionistas ecuatorianos y extranjeros”, expresó.

De su lado, el ministro Cassinelli manifestó que la Unión Europea representa un mercado de más de 500 millones de personas “con un poder adquisitivo alto a donde podemos exportar en condiciones de estabilidad y seguridad”.

Además, señaló que la suscripción del Acuerdo Comercial representará una oportunidad de atraer más inversión extranjera al país, recordó que en la última cumbre de inversiones que se realizó en el país la mayoría de empresarios participantes fueron europeos, por las condiciones que ofrece el país andino para invertir.

“Las expectativas de incremento de inversiones que vengan al país van a ser grandes. La UE en los últimos siete años ha invertido aproximadamente 1.500 millones de dólares en el país, entendemos que esas inversiones se van a incrementar”, dijo el ministro.

Añadió que en la parte ecuatoriana el sector agrícola también incrementará su inversión pues tendrá “seguridad de mercado de destino a largo plazo”.

En la ceremonia que se desarrollará el viernes a las 07:00 de Ecuador (13:00 Bélgica) participarán 12 representantes ecuatoriano, cuatro de gobierno y ocho de los sectores empresariales y agrícolas, más los ministros de comercio exterior de los 28 países de la UE y el presidente de ese organismo.

Luego los documentos de la firma del acuerdo, la Cancillería lo entregará a la Presidencia de la República y el lunes se espera que se remita a la Corte Constitucional, para su análisis. Paralelamente en la Unión Europea la Comisión de Comercio Internacional de la Unión Europea (INTA) prepara un informe para el Parlamento Europeo sobre la procedencia de la ratificación del acuerdo multipartes, que se prevé esté listo entre el 29 y 30 de noviembre, y que se resuelva entre el 12 y 15 de diciembre, en la única sesión de la legislatura europea.

Andes


Ecuador aspira exportar 1.400 millones de dólares hasta 2020 con acuerdo comercial con la UE

El Ministro de Comercio Exterior, Juan Carlos Cassinelli, aseguró que la firma del acuerdo multipartes con la Unión Europea (UE) implica que el Ecuador pueda ingresar con sus productos a un mercado de 500 millones de habitantes de los 28 países de la UE y hasta 2020 se calculan exportaciones por 1.400 millones de dólares hacia ese bloque.

En cuanto a generación de empleo, se prevé la creación de 40.000 fuentes de empleo directo y 650.000 empleos indirectos, según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) citados por el ministro.

“Para Ecuador el acuerdo representa el futuro no solo de mantener lo que tenemos, sino de venir con inversiones en firme, generar empleo, producción, mercado, genera un gran ambiente, un tema positivo a nivel de los sectores productivos” manifestó Cassinelli, previo a la firma del acuerdo comercial.

Además, Ecuador negoció condiciones particulares y distintas de las de Perú y Colombia para proteger su producción agrícola, ya que casi 100 productos considerados sensibles no podrán ingresar al país, como arroz, maíz, azúcar, leche líquida, cereales, para precautelar cadenas de producción importantes. No hay ningún compromiso por parte del Ecuador para la desgravación arancelaria de esos productos con la UE.

Se establecieron plazos de amortiguamiento para otros productos, para que ingresen 5 años después de 2017, o con techos por su volumen.

Por ejemplo, sobre la leche en polvo, el Ministro Cassinelli negó que el país se inunde de este producto a partir de 2017. “Hay un número de toneladas métricas versus lo que significa la producción nacional, la diferencia entra con arancel”,  puntualizó Cassinelli.

La negociación fue calificada como prolija por parte del ministro de Comercio Exterior, y el costo de no firmar este acuerdo hubiera sido mayor para el país, por ejemplo, el camarón ingresa al mercado europeo con 3,6%, y desde enero de 2017 entrará sin arancel. El atún ecuatoriano no paga arancel, pero si no existiera el acuerdo comercial con la UE, el arancel sería de 24%.

Con el acuerdo, el banano ecuatoriano ingresará en condiciones competitivas a la UE, al momento paga 127 euros de arancel por tonelada, Perú y Colombia pagan 104 dólares, desde enero pagará el Ecuador 97 euros, pero con el tiempo, Ecuador pagará 74 euros por tonelada, comentó el ministro.

Fases de implementación del acuerdo

El acuerdo tiene distintas fases de implementación y al momento está en su parte final de suscripción y ratificación. Esta noche parte hacia Bruselas, la misión encabezada por el vicepresidente, Jorge Glas Espinel, y el viernes  a las 13:00 (hora local) se firma el protocolo de adhesión del acuerdo multipartes.

Luego los documentos de la firma del acuerdo, la Cancillería lo entregará a la Presidencia de la República y el lunes se espera que se remita a la Corte Constitucional, para su análisis. Paralelamente en la Unión Europea la Comisión de Comercio Internacional de la Unión Europea (INTA) prepara un informe para el Parlamento Europeo sobre la procedencia de la ratificación del acuerdo multipartes, que se prevé esté listo entre el 29 y 30 de noviembre, y que se resuelva entre el 12 y 15 de diciembre, en la única sesión de la legislatura europea.

Mientras que en el Ecuador, luego del dictamen de la Corte Constitucional, se remite a la Presidencia, posteriormente a la Asamblea Nacional que tendrá que remitirlo a una Comisión Especializada y preparar un informe para que sea tratado por el Pleno.

El acuerdo no puede tener ningún cambio, puntualizó el ministro, y si ya se ratifica hasta el 31 de diciembre, tendrá el acompañamiento de la Unión Europea para la implementación desde el 1 de enero.

“El 99,7% de productos entrará totalmente con cero aranceles con ingentes beneficios para el país”, comentó Cassinelli.

Indicaciones geográficas

114 productos de la Unión Europea no podrán ser comercializados en el Ecuador con ciertos nombres porque tienen indicaciones geográficas o denominación de origen. Una indicación geográfica se usa para productos que tienen un origen geográfico concreto y poseen cualidades específicas, mientras que la denominación de origen es un tipo de signo distintivo, tienen gran importancia porque identifica al país.

Esa es su característica básica y en los productos existen factores o técnicas propias para su elaboración que los hacen especiales, es un signo distintivo porque identifica a un país con un determinado producto, como el caso de champagne, originario de la zona francesa de Champagne.

Por ejemplo, un queso del tipo parmesano producido en Ecuador, no podrá venderse con ese nombre, porque pertenece a la región italiana de Parma. Ecuador en su caso tiene la denominación de origen del “sombrero de Montecristi”, conocido erróneamente como “Panamá Hat”.

De ahí que se trabaja en el país en la perspectiva de crear denominaciones como Café de Galápagos, Café de Loja, Tejidos de Zuleta.

Sin embargo, de cara al acuerdo comercial, el desafío del Ecuador es crear productos con valor agregado, pero son una oportunidad de crear nuevas indicaciones geográficas, por ejemplo se estudia la alternativa de nombrar a un queso como queso andino. Estas indicaciones geográficas son una de las formas a escala mundial de crear marcas y generar diferenciación, lo que representa un reto y una oportunidad para el Ecuador, mencionó Andrea Cáceres, Directora de Acceso a Mercado Agrícola del Ministerio de Comercio Exterior.

Andes