Los gobiernos de Bolivia, Brasil y Perú proyectaron la creación de un centro trinacional de inteligencia policial para luchar contra los delitos que se cometan en la regiones fronterizas, anunció este jueves el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

“Hemos manifestado la posibilidad de agilizar un centro trinacional de inteligencia policial que funcionaría en Sao Paulo, pero que tendría como bases Santa Cruz y en la contraparte peruana la definición que adopten las autoridades del Perú”, explicó.

El proyecto fue analizado en el marco de la reunión de países del Cono Sur, celebrado en Brasilia, donde se reunieron los ministros de las áreas de Defensa, Justicia, Interior e Inteligencia de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay.

Las regiones de Bolpebra, Puerto Evo, Riberalta, Guajara Mirín, Bella Vista, Campo Verde, Sema, San Matías, Puerto Suárez, Puerto Quijarro, Ramón Darío, San Ignacio de Velasco, Pantano, Lalo, Vic Este y Casado, fueron identificadas como los 16 puntos fronterizos vulnerables para que se cometan delitos de narcotráfico, según el Gobierno.

Romero señaló que en la reunión se encontró una “buena disposición de parte de las autoridades del Brasil” para concretar el proyecto trinacional para combatir delitos en las regiones fronterizas, lugares donde ingresan de forma ilegal personas dedicadas al negocio del narcotráfico,

Dijo que en el encuentro también se analizó el problema del tráfico de armas, situación recurrente en el oriente del país, además de la trata de personas. Sobre este último punto, afirmó que hubo avances en el combate por el trabajo conjunto entre ambas naciones.

En el caso de la situación del Perú, informó que “hay indicadores de resurgimiento de casos de trata” que provienen de aquel país y que se dirigen por territorio boliviano hacia Brasil.

La Razón