Indígenas de la mancomunidad de comunidades del río Beni y el río Quiquibey instalaron desde las cero horas del miércoles una vigilia indefinida en el estrecho de El bala para que el Gobierno subsane sus derechos vulnerados con el ingreso de maquinarias para la elaboración del estudio a diseño final de dos hidroeléctricas, sin que antes se haya cumplido la consulta previa a los habitantes del lugar.

“La vigilia pide que el Gobierno informe sobre cómo va a solucionar esta vulneración a los derechos de los indígenas, vamos a esperar en el lugar de manera indefinida, que el Gobierno explique por qué no tomó en cuenta nuestra demanda”, manifestó a ANF el dirigente de la comunidad de San José de Uchupiamonas, Alex Villca Limaco.

Villca agregó que la protesta está respaldada por una resolución de la Central de Pueblos Indígenas de La Paz (Cepilab).

El dirigente indicó que se evitará el traslado de maquinaria de la empresa Geodata, que realiza el estudio a diseño final de la hidroeléctrica en el angosto del Chepete, y que ahora pretende realizar el estudio en el angosto de El Bala.

Indicó que el 14 de noviembre se realizará una evaluación de la vigilia y se estudiará la posibilidad de interponer una Acción Popular en busca de que restituyan sus derechos.

El Día