Los cancilleres de Bolivia, David Choquehueanca, y de Brasil, José Serra, acompañados de misiones de alto nivel, sostienen este jueves una reunión bilateral en Brasilia, la capital gubernamental de Brasil.

La agenda bilateral está marcada por los temas energéticos, de seguridad y defensa y ahora el tren bioceánico.

La cita no fue divulgada por la Cancillería boliviana, mas fue el presidente Evo Morales quien desveló la realización de esta cita durante el acto de conmemoración de los 234 años de la muerte del líder indígena Túpac Katari, desarrollado en la ciudad occidental de El Alto.

“Hermano David Choquehuanca, esta mañana (tuve) que enviar a Brasil junto al ministro de Defensa, Ministro de Gobierno. Negociaciones. Por eso no está aquí nuestro hermano David Choquehuanca, está en una reunión bilateral con sus pares en Brasil”, desveló la mañana de este miércoles el Jefe del Estado boliviano.

Desde Brasilia, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil y el propio canciller Serra confirmaron el cónclave de alto nivel a través de Twitter.

“ Encuentro bilateral entre los Cancilleres de Brasil, @JoseSerra_ y Bolivia, David Choquehuanca, em el Palácio Itamaraty, Brasília” (sic), informó la cartera estatal brasilera.

Mientras que el Jefe de la diplomacia brasilera escribió: “Recibo ahora en Itamaraty, en Brasilia, al ministro de Relaciones Exteriores da Bolivia, David Choquehuanca”.

El lunes 7 de noviembre, el presidente Evo Morales convocó al gobierno Brasil liderado por el conservador Michel Temer, a sumarse al trabajo para la concreción del tren bioceánico, más allá de las diferencias ideológicas entre ambos mandatarios.

Ese mismo día le envió el recado con el ministro de Energía y Minas de Brasil, Fernando Coelho Filho, quien arribó al país para la firma de acuerdos en temas energéticos. Justamente Brasil es uno de los principales mercados que tiene el país para la exportación de gas.

Temer asumió la presidencia de su país el 31 de agosto pasado en reemplazo de Dilma Rousseff, quien fue destituida del cargo por el Legislativo en medio de denuncias de corrupción. Morales fue crítico del denominado “ impeachment” y fustigó la llegada al poder del mandatario brasilero.

La Paz optó por convocar en consulta al embajador acreditado ante ese país, José Kinn Franco, aunque luego avizoró la normalización de las relaciones bilaterales.

Ambas naciones, más allá del tema energético, sostienen una agenda con interés común como la problemática de la delincuencia en la frontera y el narcotráfico. A ellos se suma ahora el Corredor Ferroviario Bioceánico Central (CFBC) que impulsa Bolivia y que prevé unir los puertos de Santos en Brasil e Ilo en Perú a través de territorio nacional.

Lima entregó a principios de mes, durante un gabinete binacional, su respaldo pleno al proyecto, resta Brasil.

La Razón