Madres de migrantes desaparecidos llegan hoy a la CDMX

Será este jueves, 24 de noviembre, cuando el Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México y la Caravana de Madres Centroamericanas de Migrantes Desaparecidos se encuentren en punto de las 4:00 pm en el Hemiciclo a Juárez, en la Ciudad de México.

Las organizaciones de las familias mexicanas y centroamericanas luchan por acceder a los procesos de justicia y búsqueda que les permitan dar con el paradero de sus familiares ausentes.

El objetivo del encuentro es visibilizar los esfuerzos que los colectivos han llevado adelante para conseguir que el Estado implemente la Ley General sobre Desaparición Forzada y Desaparición por Particulares.

Buscan además que las autoridades ejecuten mecanismos de búsqueda, investigación y sanción a los delitos cometidos contra cualquier persona en circulación por territorio nacional.

Los movimientos aseguran que tienen mucho que compartir y detallan que su fuerza se multiplica cuando se encuentran para exigir los principios de justicia y verdad.

Detallaron además que su programa de actividades iniciará a las 11:00 am con la pinta del rostro, de mantas y la unión de mantas.

Más tarde a las 4:15 de la tarde realizarán el recibimiento de la Caravana para después dar pie a palabras de ambas organizaciones.

Algunas agrupaciones que amenizarán la tarde-noche será Belafonte Internacional, Los Campechanos, Colectivo AMP, Vante, Mexican Sound System. Y presentarán el documental “A mí no me va a pasar” de la productora audiovisual, En la línea.

Excelsior

“Nos topamos con un muro de insensibilidad”, dicen madres de desaparecidos en México

“En un camino de muerte”, integrantes de la Caravana de Migrantes Centroamericanos buscan con vida en suelo mexicano a sus familiares desaparecidos. A su paso por Irapuato, las madres expresan su sentir ante la sociedad y el gobierno mexicanos por el maltrato y muerte que encuentran sus parientes en este país.

“Buscamos vivos en un camino de muerte”

Eva, madre de Honduras que carga con la foto de su hijo desaparecido, explica que el 80 por ciento de las personas en las casas de migrantes son hondureños.

”Vienen buscando un sueño que se convierte en pesadilla; hay muchas madres hondureñas esperando a sus hijos que se perdieron en esta ruta, migrantes secuestrados, muertos. Si encuentran a un migrante quiere que tú le ayudes, no se llevan nada de este país. Sabemos que buscamos vivos en el camino de muerte”.

“El crimen autorizado”

Ana Celaya, de El Salvador, también madre de un migrante desaparecido, relató cómo le duele en el corazón ver a los migrantes ”huyendo de las autoridades, crimen organizado, ya unido se llama crimen autorizado. Muchas autoridades golpean a nuestros hijos, los desnudan, les quitan el dinero y los golpean. Nuestros jóvenes no son descartables”, exclama.

“La caravana, dice Ana, es para sensibilizar y denunciar, y para pasar de la denuncia a la propuesta, ya no queremos más muertes de nuestros hijos, hijas, ya no queremos más violaciones, ni secuestros, ni las extorsiones que los traficantes o secuestradores exigen a nuestra familias cuando en nuestros países hay un alto índice de pobreza, violencia social”.

En su recorrido, las mujeres se encuentran con una larga lista de migrantes desaparecidos, algunos en tumbas clandestinas, en toda la ruta migratoria que pasa por Nicaragua, Honduras, Salvador, Guatemala, México y Estados Unidos.

”Tumbas donde se encontraron torsos nada más, es horroroso cómo exterminan a nuestra gente, se está viniendo la semilla de nuestros países, los jóvenes.

“Mi vida cambió, soy otra persona desde que mi hijo desapareció, deje de llorar y nos unimos a la lucha de brazos levantados porque vivos se vinieron ‘vivos los queremos”, terminaron todas en un grito unísono.

Rubén Figueroa, integrante de la Caravana de Madres Centroamericanas, estima en 70 mil migrantes centroamericanos los desaparecidos en una década.

La pobreza externa origina, asegura, que cada año salgan de sus hogares 400 mil personas a buscar una vida digna para ellos y sus familias, pero se topan con el muro del mexicano, el abuso de las autoridades, hasta que la delincuencia organizada los secuestra, viola, o los matan.

México, el muro más grande

“La amenaza de Donal Trump contra los mexicanos es lo que ha estado pasando con los centroamericanos, México reportó más migrantes en el 2015, se podría agravar por la amenaza de Donal Trump… para los Centroamericanos, México es el muro más grande que pueden encontrar, las autoridades que los asechan, los deportan y el crimen organizado el verdadero infierno en su paso por México”, denuncia.

En su paso por Guanajuato, la caravana acudirá al Servicio Médico Forense, después de Irapuato estarán en Querétaro, México, Tlaxcala, Puebla, Oaxaca y Chiapas.

En este último estado concluirá la caravana, en compañía de 41 familiares de desaparecidos que van desde 1 hasta los 15 años que no han visto a sus familiares o no saben nada de ellos.

Zona Franca