La Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena, afirmó que la convergencia entre los distintos esquemas de integración latinoamericanos resulta no sólo necesaria, sino urgente para enfrentar la realidad de una economía mundial que opera cada vez más sobre la base de macro-regiones integradas.

Durante su participación en el seminario internacional América Latina en los Nuevos Escenarios Regionales y Globales -organizado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile en el marco del Ciclo de Conversaciones Orlando Letelier-, la máxima representante del organismo regional de las Naciones Unidas precisó que la convergencia entre la Alianza del Pacífico y el Mercado Común del Sur (Mercosur) “es un paso clave para el desarrollo del comercio y la integración productiva en América Latina y el Caribe”.

Alicia Bárcena recordó que la región atraviesa hoy momentos complejos con un crecimiento negativo este año en torno a -0,9% y un 2017 con proyecciones de un modesto crecimiento en torno al 1,5%.

“Salir del momento duro que vivimos y lograr alinear nuestra trayectoria de desarrollo con aspiraciones como las contenidas en la Agenda 2030 requiere la implementación integrada de políticas económicas, industriales, sociales y ambientales en sintonía con un cambio estructural progresivo y un gran impulso ambiental con senderos de crecimiento bajos en carbono”, afirmó.

Bárcena destacó que la convergencia es mucho más que eliminar aranceles al comercio intrarregional y subrayó que, hoy en día, la competitividad de las cadenas de valor depende de muchos otros factores, en particular, la calidad de la infraestructura regional de transporte, logística, energía y digital.

“También es crucial avanzar en la convergencia regulatoria y en la facilitación del comercio. Trabajar conjuntamente en todas esas áreas contribuiría a dinamizar los flujos intrarregionales de comercio e inversión, favoreciendo así una mayor integración productiva”, afirmó.

La alta funcionaria de la ONU puntualizó que la Alianza del Pacífico y el Mercosur representan conjuntamente alrededor del 90% del PIB, población, comercio y flujos de inversión extranjera directa de la región. Por consiguiente, señaló, la convergencia entre estas dos agrupaciones se convertiría en un poderoso catalizador de la convergencia a nivel de la región como un todo.

En el seminario, co-organizado por la CAF-Banco de Desarrollo de América Latina y la Secretaría General Iberoamericana, participaron también el Ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa; la Secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan; el Presidente del Banco de Desarrollo de América Latina, Enrique García; el ex Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Enrique Iglesias; y el Director del Instituto de Comercio Internacional – ICBC de Argentina, Félix Peña.

La máxima representante de la CEPAL reafirmó el apoyo del organismo a la propuesta de “convergencia en la diversidad” entre la Alianza del Pacífico y el Mercosur formulada por el gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet en marzo de 2014.

Recordó que en noviembre de ese mismo año, el organismo regional presentó el documento La Alianza del Pacífico y el Mercosur. Hacia la convergencia en la diversidad, como una forma de apoyar ese proceso.

El Canciller uruguayo Rodolfo Nin Novoa, por su parte, coincidió en que la convergencia entre ambos esquemas de integración “es imprescindible” para el avance económico de la región y destacó que es hoy un buen momento para que América Latina se presente como una sola ante el mundo.

La Secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan, en tanto, instó a aprovechar la condición bioceánica de la región e impulsar una integración regional sin proyectos hegemónicos.

En la misma línea, el Presidente de la CAF, Enrique García, aseveró que la integración regional ya no es un lujo sino una necesidad, además de un pilar fundamental para que la región avance hacia el desarrollo con competitividad y equidad.

La Alianza del Pacífico, creada en 2011, es un mecanismo de integración regional conformado por Chile, Colombia, México y Perú, que cuenta con 49 países observadores y apunta a la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas.

El Mercosur, en tanto, está conformado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela, y tiene como países asociados a Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú.

América Economía