Gobierno mantiene reajuste de sector público en 3,2% pese a divisiones dentro del oficialismo

Ministro Marcelo Díaz recalcó que oferta de 3,2% “es la cifra de reajuste que corresponde”. Hacienda envió una minuta a los parlamentarios con los costos que implicaría un reajuste de 4%.

Lejos de dar alguna señal de apertura sobre un posible aumento en la propuesta de reajuste salarial para los funcionarios del sector público, el ministro vocero de gobierno, Marcelo Díaz, salió a reforzar la oferta hasta ahora inamovible del Ejecutivo, manteniendo la cifra de 3,2% propuesta.

“Desde el comienzo hemos dicho que tenemos una limitación en términos de recursos y es bueno que lo digamos con claridad. Los recursos del Estado son compartidos para distintos propósitos: hospitales, carreteras (…) y desde esa perspectiva tenemos que ser muy responsables con cómo administramos nuestros recursos y cuánto disponemos para cada cosa”, expuso el secretario de Estado.

Tras finalizar el comité político llevado a cabo en La Moneda, Díaz fue enfático en sostener que el 3,2% “es la cifra de reajuste que corresponde”, agregando que desde el gobierno están trabajando en “el esfuerzo de conversar, acercar posiciones y explicar cuáles son los límites que tenemos”.

Cabe destacar que en la reunión del pasado domingo, la mesa del sector público bajó sus pretensiones de reajuste de un 7% a 4%, ajustando los bonos en dos tramos: de $150 mil para sueldos bajo los $709 mil; y para quienes ganan entre este monto y hasta $2.350.000 mensuales, un bono de $75 mil.

Sin embargo, el Ejecutivo no cedió, manteniendo firme su posición.

De hecho, este lunes el ministerio de Hacienda, difundió una minuta a los parlamentarios, detallando el costo económico adicional que implicaría lo solicitado por los trabajadores (aumentar el reajuste de 3,2% a 4%.

En ella, se precisa que mientras la propuesta de reajuste que envió el Gobierno y que se rechazó en el Congreso contempla un desembolso de $833.000 millones, la solicitada por el sector público implica un aumento adicional de más de $174.000 millones (considerando también el aumento de los bonos de fin de conflicto) de los cuales $125.500 millones corresponden sólo por aumentar el guarismo en discusión.

La minuta además advierte que “esta petición implica un costo adicional al ya propuesto por el Ejecutivo equivalente a 1.28 veces lo que cuesta el aumento de la Pensión Básica Solidaria”.

Diferencias oficialistas

En La Moneda este tema se tomó las conversaciones. Tras finalizar el tradicional comité político de los lunes, varias figuras dentro de la Nueva Mayoría salieron a respaldar la postura del gobierno de mantener el 3,2%, asegurando que la oferta del Ejecutivo está alineada al escenario fiscal local.

“Entendemos que el 3,2% de reajuste es lo que es posible entregar (…) el gobierno, en margen, ha ido aumentando los recursos para los bonos”, sostuvo la senadora y presidenta de la DC, Carolina Goic.

En esa misma línea, la presidenta del PS, Isabel Allende, señaló que el aumento de los bonos “es el máximo esfuerzo que el Gobierno puede hacer, entendiendo que no se toca el guarismo del 3,2%”.

Sin embargo, más tarde en el habitual almuerzo de parlamentarios en Hacienda, los participantes fueron más duros con el gobierno respecto a este tema.

“La plata es la misma, no hay ninguna cuestión adicional. Al final se impone el orgullo de no tocar el 3,2% (…) aquí no ha cambiado nada”, criticó el diputado DC, Pablo Lorenzini, agregando que “no veo un buen ambiente, porque al final del día sólo se hicieron un par de movimientos tramposos”.

En tanto el senador PS, Carlos Montes, planteó que incluso existe la posibilidad de que el gobierno no envíe ningún proyecto. “Siempre va a estar abierta esa posibilidad, porque si no hay votos suficientes, no se va a presentar nada”, acotó.

La Tercera


Continúa el paro: No hubo acuerdo entre Gobierno y funcionarios públicos por reajuste

Sin acuerdo finalizó este domingo la reunión entre el Gobierno y la mesa del sector público en torno al reajuste salarial, en donde se buscaba poner fin a las tres semanas de movilizaciones de trabajadores fiscales.

Las conversaciones se retomaron a las 20:30 horas en el Hotel Neruda de Providencia luego que los dirigentes entregaran una contrapropuesta al Ejecutivo y bajaran su demanda de reajuste salarial de 7,5 a 4,0 por ciento.

Sin embargo, el Gobierno mantuvo su propuesta de 3,2 por ciento en una jornada que las conversaciones se extendieron por más de nueve horas, proponiendo aumentar los bonos de término de conflicto y realizando un compromiso que si el IPC llegara a 3,3 por ciento se iba a dar una bonificación de 10 mil pesos para cada trabajador.

De esta forma, el paro de los funcionarios públicos continuará por al menos 48 horas, este lunes y martes.

El presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, Manuel Monsalve (PS), que participó en la cita, indicó que “a pesar de que había propuestas tendientes incorporar un mecanismo de seguro ante la eventualidad de que el IPC se disparara por 3,2 por ciento y también se había hecho propuestas de aumento de cobertura y montos de los bonos, la distancia sigue siendo grande”.

“Esta mesa, a pesar del esfuerzo que ha hecho y que todos valoramos y se valoró por parte de la mesa del sector público, concluyó sin acuerdo”, manifestó.

Monsalve recalcó que “si bien no se rompen todos los canales de comunicación, este espacio como posibilidad para llegar a un acercamiento que destrabara el conflicto y que finalmente se concluyera un acuerdo ha fracasado”.

“Para flexibilizar las posiciones, hay que cambiar el marco presupuestario en el cual se está dando esta negociación”, aseveró el parlamentario.

Aleuy: “No ha sido posible concordar estas cifras”

En tanto, el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, que participó de la reunión como interlocutor de La Moneda, sostuvo que “hemos hecho una propuesta de mantener el reajuste de 3,2 por ciento, que en este caso significa 500 mil millones para los funcionarios públicos”.

“Hemos ampliado la cobertura de los bonos, pero no ha sido posible concordar estas cifras, así que lo que hemos hecho es dejar abierto un canal para mañana (lunes) mientras conversamos con los parlamentarios, porque la idea del Gobierno es que el sector público tenga un reajuste dentro de las posibilidades económicas que tiene el país hoy”, indicó.

“El Gobierno ya aprobó en el Parlamento beneficios para los trabajadores públicos por 428 mil millones y lo que estamos discutiendo son 562 mil millones adicionales, pero no hemos logrado ajustar una cifra que permita concordar y dejar de afectar al conjunto de los chilenos”, recalcó.

Aleuy destacó que “hemos dejado un canal abierto, nosotros hablaremos con los parlamentarios, porque ustedes saben que hoy día el reajuste es cero. Con este canal que hemos dejado con los trabajadores imagino que podremos seguir conversando”.

“Reajuste miserable”

Por su parte, el presidente de la Confusam, Esteban Maturana, sostuvo a través de su cuenta de Twitter que la propuesta del Gobierno es “inaceptable” y ratificó la continuidad del paro.

Criticó que el subsecretario Aleuy, “insiste en 3,2 por ciento y bonos similares a ofertas previas”.

La presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, dijo que “con los parlamentarios discutirá si es posible una reasignación presupuestaria para poder avanzar en una nueva propuesta de reajuste. Creo que esa señal es una señal importante, porque acá no se trata solo del llamado a rechazo, sino que más bien se trata de llamar a los parlamentarios a que busquen espacios, que sean contribuyentes a que podamos destrabar esta situación y que podamos avanzar en un justo equilibrio”.

A través de un comunicado en su página de Facebook, la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF) dijo que “los gremios hicieron grandes esfuerzos por negociar, pero el Gobierno mantuvo 3,2 por ciento como cifra de reajuste”.

“Se llama a los funcionarios a mantener el paro este lunes y martes. Ante la inaudita intransigencia del Gobierno, los funcionarios se mantienen dignos y dicen no al reajuste miserable”, añadieron.

El presidente de la ANEF, Raúl de la Puente, comentó que “el Gobierno ha mantenido su propuesta de 3,2 por ciento, lo cual es inaceptable por parte nuestra. Este monto de reajuste es ínfimo y en ese sentido nosotros hemos rechazado esa propuesta y por lo tanto el paro de 48 horas del sector público prevalece”.

A su vez, el coordinador de la mesa del sector público, Carlos Insunza, sostuvo que “el paro es un paro que se va a ir evaluando”.

“Evidentemente, si el Gobierno nos llama y mañana encontramos una solución vamos a informar de cómo esta solución puede buscar un camino de término pero, por ahora, 48 horas va a continuar el paro”, sentenció.

Cooperativa