Garantías de seguridad y drogas, avances de tercera reunión entre Gobierno y voceros del “No”

Durante más de ocho horas diarias, Gobierno y voceros del “No” se han sentado el sábado, el lunes y este martes, a buscar salidas al proceso de paz que una estrecha mayoría decidió rechazar el 2 de octubre. Temas espinosos como elegibilidad política de los desmovilizados de las Farc, reforma rural agraria, justicia transicional y enfoque de género, ya han sido tratados y sobre estos ya se han anunciado algunos puntos en común, que serán revisados en La Habana para saber cómo se van a incluir en los ajustes al acuerdo. En la más reciente reunión, se trataron dos puntos tan circunstanciales como los anteriormente tratados: garantías de seguridad para los desmovilizados y lucha contra las drogas.

La vocería en esta ocasión la tomó el Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, quien al término del encuentro afirmó que, como las demás, fue muy productivo y tocó temas centrales del acuerdo entre Gobierno y Farc. Jaramillo destacó que la reunión se dio en los más respetuosos términos, aunque no estuvo exenta de polémicas entre quienes asistieron a la sede del Ministerio del Interior para el encuentro. Algunos de los presentes fueron Rafael Pardo (Alto Consejero para el Posconflicto), Roy Barreras (senador de La U), el general (r) Óscar Naranjo (parte de la Mesa de La Habana), Juan Fernando Cristo (ministro del Interior), Marta Lucía Ramírez (vocera del NO conservador), Álvaro Uribe, Carlos Holmes Trujillo y Óscar Iván Zuluaga (voceros del Centro Democrático). (Lea: Justicia transicional, núcleo de nueva reunión entre Gobierno y promotores del “No”.

“Tratamos temas del punto tres, que tienen que ver con garantías de seguridad. El general Naranjo dio una explicación en profundidad de ese acuerdo. Había varias inquietudes de las que tomamos nota. Luego discutimos el punto 4, que es el de drogas, donde se propone un gran programa de sustitución de cultivos ilícitos para todo el país, un tratamiento especial de salud pública para los consumidores y una acción muy fuerte sobre las organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico”, indicó Jaramillo de lo discutido en las ocho horas de la reunión.

Sobre estos temas, más que una férrea oposición había poca claridad en ciertos puntos, por lo que fue vital la explicación de expertos como el general Naranjo. También surgieron otras nuevas ideas que serán llevadas el jueves a La Habana para definir cómo se incluirán en el texto.

Todos los aspectos tocados en las tres sesiones de diálogos, más una cuarta que se dará este miércoles, serán llevados a la mesa de La Habana, en la que las delegaciones del Gobierno y las Farc definirán las maneras de incorporar los cambios hechos por parte de los diferentes líderes que se opusieron al acuerdo firmado en Cartagena el 26 de septiembre.

Marta Lucía Ramírez, una de las más acivas opositoras a las acuerdo en cuanto a presentación de propuestas y búsqueda de alternativas, también destacó los avances que hubo tras la reunión. No obstante, la excandidata presidencial por el Partido Conservador aseguró que quieren ver textos que reflejen dichos ajustes, lo cual seguramente no ocurrirá hasta que los negociadores de ambas partes se sienten en La Habana a revisar los cambios. Justamente el jueves Humberto de la Calle y Sergio Jaramillo, integrantes de la delegación de paz del Gobierno, viajarán a La Habana para dar a conocer a los líderes de la guerrilla el conjunto de propuestas que dieron el Centro Democrático, el conservatismo, los líderes religiosos y sectores independientes.

El Espectador


 ‘No le voy a fallar a la esperanza de paz de los colombianos’, afirmó el Presidente Santos ante el Parlamento Británico

El Presidente de la República, Juan Manuel Santos, reiteró este martes su firme decisión de poner fin al conflicto interno del país y aseveró que no defraudará las expectativas que hay en Colombia en ese sentido.

“Lo he dicho en mi país y lo repito hoy en este templo de la democracia: ¡no le voy a fallar a la esperanza de paz de los colombianos!”, afirmó el Mandatario ante el Parlamento Británico, que lo recibió en este el primer día de su Visita de Estado a Gran Bretaña.

El gobernante colombiano recordó las palabras del Rey Jorge VI, cuando “Gran Bretaña enfrentó uno de sus mayores desafíos, yo diría: “vamos a prevalecer”, aludiendo al heroico comportamiento de los líderes y el pueblo inglés durante la Segunda Guerra Mundial.

Acto seguido, el Jefe del Estado colombiano aseguró que “en Colombia, ¡la paz prevalecerá!”.

Explicó el Mandatario que la paz será no solo una realidad con la puesta en marcha del “nuevo acuerdo alcanzado con las FARC, sino que será completa, pues vamos a iniciar –espero que pronto– en Quito la fase pública de las negociaciones con el ELN, la última guerrilla de Colombia”.

Al referirse al resultado del plebiscito para refrendar el acuerdo con las Farc, el Mandatario dijo que “es difícil comprender que la mitad de los votantes en mi país no haya apoyado un acuerdo para detener una guerra que nos ha dejado más de 250 mil muertos y cerca de 8 millones de víctimas y desplazados”.

Indicó que a partir de ese resultado se hizo lo que debe hacer “quien crea en la democracia y en la necesidad de la paz”.

Lo que debe hacer quien crea en la democracia y en la necesidad de la paz.

“Primero, acepté el veredicto de las urnas, así fuera por la mínima diferencia, ¡solo el 0,4 por ciento!”, precisó.

En ese orden de ideas señaló, que “teniendo en cuenta que la votación fue prácticamente 50-50 y que unir el país para evitar una mayor polarización es de extrema importancia–, convoqué a un diálogo nacional para escuchar las objeciones, las opiniones, de los que votaron NO y también la posición de los que votaron SÍ, de forma que podamos tener un nuevo acuerdo de paz”.

Sostuvo el Presidente Santos ante los miembros del Parlamento Británico su convencimiento de que tras ese diálogo nacional, “vamos a tener un mejor y más legítimo acuerdo de paz para todos los colombianos”.

Puso de presente, además, que “algo maravilloso está pasando” y contó que “los jóvenes, los académicos, los empresarios, las víctimas, las comunidades indígenas y étnicas, los mandatarios regionales, la gente del común, se han manifestado en calles y plazas, como pocas veces se ha visto en la historia de nuestro país”.

Y también dijo que diversos sectores sociales lo visitan “pidiendo que salvemos el Acuerdo y que lo hagamos lo más pronto posible”.

Ante ello, el Jefe del Estado afirmó: “Vamos a lograr que la paz que alcancemos sea no solo estable y duradera, sino más amplia y más profunda”.

Gran Bretaña, el mundo y la paz

En desarrollo de su intervención ante el Parlamento Británico, el Presidente Santos explicó el significado de la paz para los colombianos, para la Gran Bretaña y para el mundo.

“Significa que Colombia –aliada estratégica del Reino Unido en América Latina– va a poder progresar y actuar más decididamente en todo nivel: económico, social, cultural, y en el campo de la seguridad”, sostuvo.

Igualmente, anotó que los recursos antes destinados a la confrontación con la guerrilla se destinarán “a programas sociales que ayuden a cerrar las brechas entre la Colombia urbana y rural, entre los ricos y los pobres”.

Añadió, que parte de esos recursos liberados se podrán “destinar a fortalecer la seguridad ciudadana y la lucha contra el narcotráfico, dos temas en los que la cooperación del Reino Unido ha sido fundamental en las últimas décadas, y lo será mucho más en el periodo del posconflicto”.

Tras indicar que la “inversión británica en nuestro país –que ya es cuantiosa– podrá llegar con mucha más confianza y tranquilidad a un país que no sufre ya los efectos de un conflicto armado”.

Como ejemplo de lo que significará la paz en diversos campos se refirió al sector turístico, sobre el que dijo que los turistas británicos “estarán encantados de las posibilidades que ofrece como un verdadero paraíso para la observación de aves”.

Y enfatizó: “¡Es tanto lo que podemos hacer y tanto lo que vamos a hacer con la paz!”.

Así mismo, el gobernante colombiano manifestó su agradecimiento por el respaldo del Reino Unido, en su condición de miembro permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, para la aprobación de la resolución que dio vida a la misión política que verificará y monitoreará el cese del fuego y de hostilidades con las Farc y su desarme.

Por último, el Presidente de la República exaltó el ejemplo de coraje del pueblo británico ante los obstáculos, su “estoicismo en los momentos de angustia” y ante todo, “la fe profunda y firme en los valores de la democracia y de la libertad”.

Presidencia de Colombia