Dos días después de la elección de Donald Trump como Presidente de los Estados Unidos, en Costa Rica existe preocupación por los efectos que puedan tener las políticas que implante a partir de que asuma el poder.

Por eso el Presidente de la República, Luis Guillermo Solís, pidió dejar de lado la especulación y esperar a que haya claridad de lo que el nuevo gobernante quiera hacer.

“Adelantar y especular sobre escenarios catastróficos, cuando tenemos a un gran país, con una gran economía y después de una elección donde hubo claridad sobre lo que querían los estadounidenses, me parece que lo único que hace es colocar en los peores términos un proceso de toma de decisiones que tiene que evolucionar”, afirmó el mandatario durante su discurso de esta mañana en la inauguración del nuevo Centro de Servicios de la empresa 3M.

Solís añadió que le parece precipitado empezar a mirar cosas que no han ocurrido.

Ayer, el mandatario fue enfático en lo divisoria y polarizada que fue la campaña estadounidense, lo que impidió analizar a fondo las propuestas de los candidatos, que a su criterio, muchas veces no ven la luz cuando se llega al Gobierno.

En el Gobierno hay convencimiento de las buenas relaciones que hay entre ambos países y consideran que se mantendrán en el tiempo, no sólo por la legalidad que existe con los acuerdos, como el TLC por ejemplo, sino también por la cordialidad que se han mantenido en los años, independientemente de los gobernantes.

“Quiero subrayar las muy buenas relaciones entre el sector privado y el Gobierno, así como las relaciones entre los dos Gobiernos, en términos institucionales”, mencionó.

Solís reitera el llamado a la calma, a esperar que el horizonte sea claro una vez que Donald Trump asuma el poder en los Estados Unidos.

Costa Rica Hoy