Cristina pasó por Tribunales e irá a la embajada de Cuba a dar pésame por Fidel

La expresidente Cristina de Kirchner estuvo esta mañana en los tribunales de Comodoro Py, para dejar sus huellas digitales en el marco de la causa por maniobras por dólar a futuro.

La exmandataria arribó alrededor de las 7.50 en medio de una fuerte custodia policial, aunque sin militantes, a quienes les pidió que no concurrieran.

Se espera que Cristina concurra a la embajada de Cuba, donde dará el pésame por la muerte del líder de la Revolución cubana Fidel Castro, quien falleció el viernes, a los 90 años, en La Habana.

Ante la advertencia del juez federal Claudio Bonadio de hacerla llevar por la fuerza pública, la expresidente decidió adelantar su regreso a Buenos Aires para presentarse este martes.

La exjefa de Estado había dicho en su cuenta de la red social Telegram que abordaría el vuelo 1893 procedente de El Calafate, con horario estimado de llegada al Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery a las 21:45.

Este martes a las 13 se cumplía el plazo máximo que fijó el juez para que deje sus huellas digitales y se someta a un estudio socioambiental.

Luego de que se ausentara en la cita del pasado viernes y se presentara, en cambio, en el Juzgado Federal de Río Gallegos para “ponerse a derecho”, Bonadio había fijado la nueva cita para este martes.

Frente a la nueva citación, Cristina solicitó al juez una prórroga de 72 horas hábiles para realizar el trámite el próximo jueves en la Ciudad de Buenos Aires, o bien realizarlo en Río Gallegos, donde reside, pero la petición le fue negada.

Máximo Kirchner anticipó el pasado viernes que ese día la expresidenta no se iba a presentar en el juzgado N° 7 de Bonadio. “Hasta donde sé está en Río Gallegos El juez puede tomar las acciones que tiene para tomar por el poder que detenta, que lo hace con mucho gusto”, afirmó Máximo en diálogo con “Mañana Sylvestre”, programa que se trasmite por Radio 10.

Bonadio redobló la apuesta al enviarle un oficio a Néstor Roncaglia, jefe de la Policía Federal, para que a través de la custodia de Cristina Kirchner -que está a cargo de la misma fuerza de seguridad- se la notifique sobre la obligación de tener que presentarse en la Ciudad de Buenos Aires.

En este contexto, Cristina calificó su citación como una “provocación” y “un capítulo más de la distracción permanente” que a su entender llevan adelante las autoridades nacionales “para tapar lo horrible que son gobernando”.

“Como siempre con el auspicio de Clarín, medios afines y la inestimable colaboración del poder judicial, el Gobierno prepara un capítulo más de la distracción permanente como único método de gestión”, disparó Cristina en su cuenta de Telegram y Twitter.

Recordó que en su última presentación en Comodoro Py, ocurrida el 31 de octubre pasado, el Gobierno había montado un operativo con “carros de asalto, escuadrones enteros de gendarmería, camiones hidrantes, perros, infantería de PFA”, y que si la situación no se desmadró fue por “decisión” propia de calmar los ánimos.

“Fue nuestra decisión la que impidió escenario de violencia y represión tan deseado y buscado para tapar lo horrible que son gobernando”, sostuvo.

En este marco, pidió a la militancia que “por favor” no vaya a acompañarla durante su presentación, a fin de prevenir cualquier tipo de incidente que pudiera producirse con las fuerzas de seguridad.

“A esta altura del desastre económico y enchastre político que esta gente (léase Gobierno) ha causado, lo único que les queda es la provocación. Por eso mañana les pido que por favor no vayan a Comodoro Py”, arremetió.

“Por favor, dejémoslos solos para que puedan exhibir, una vez, su ineficiencia y mediocridad. Quien les dice que por ahí se dan cuenta y deciden destinar esos efectivos donde el pueblo los está necesitando, lamentablemente, cada vez más”, agregó.

Cristina Kirchner está procesada por administración infiel de fondos públicos al igual que su exministro de Economía Axel Kicillof, por presunta defraudación en la venta bajo la modalidad dólar futuro.

La denuncia la habían presentado integrantes del ahora frente oficialista Cambiemos, los diputados Federico Pinedo (PRO) y Mario Negri (UCR), por las operaciones de venta de dólares en el mercado de futuros a un precio “muy inferior al del mercado” y que estaba incluso por debajo del dólar ahorro: se denunció que un dólar que era vendido a 10,65 cuando podía serlo a 14 o 15 pesos.

Ámbito