La Caravana de la Libertad con las cenizas del líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, partirá hoy hacia el cementerio Santa Ifigenia en Santiago de Cuba, lo más apegada posible al trayecto original, en enero de 1959.

El cortejo fúnebre recorrerá varias calles de La Habana, donde el pueblo capitalino dará el último adiós a Fidel Castro, a quien muchos consideran el estadista de más renombre en el siglo XX.

La Caravana de la Libertad tiene previsto llegar a Santiago de Cuba el día 3 de diciembre, luego de pasar por la mayoría de las provincias del país.

Originalmente, la caravana salió en la madrugada del 2 de enero de 1959 desde Santiago encabezada por Fidel Castro y combatientes del Ejército Rebelde. Llegó a La Habana seis días después, el 8, en medio de gran euforia popular tras el derrocamiento del dictador Fulgencio Batista.

En la noche de ayer, en la capitalina Plaza de la Revolución, dignatarios de varios países expresaron su mensaje de condolencias por el deceso del líder histórico de Cuba, Fidel Castro.

Acompañados de vítores de Yo soy Fidel, los mandatarios y personalidades internacionales asistieron al multitudinario acto en tributo al Comandante en Jefe.

Al clausurar el homenaje póstumo, el presidente Raúl Castro reafirmó la voluntad del pueblo de la isla de continuar las ideas y la obra de Fidel, quien fue calificado de padre de los excluidos y los marginados.

Además, rememoró la entrega del líder a la solidaridad y agradeció las muestras de afecto, respeto y cariño de los jefes de Estado y de Gobierno, las personalidades internacionales y del pueblo cubano.

Con anterioridad, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, destacó la impronta de Fidel, de quien dijo que cambió el rumbo de la historia de Cuba, de la Patria Grande y de la humanidad.

Lo que ocurre hoy en la Plaza de la Revolución, tan llena de energía histórica, es la mejor forma de decirle a Fidel Âíhasta siempre! y así lo han hecho hombres y mujeres de los cinco continentes reunidos aquí, subrayó.

Asimismo, lo calificó de un hombre de increíble coraje, de valentía a toda prueba, un adalid de su tiempo, su obra es un faro que guía a los pueblos, reiteró.

Maduro precisó, además, que Cuba ya tiene marcado su destino, su trayectoria histórica será renovada con nuevos bríos y con la fuerza revolucionaria y socialista de un pueblo que ha sabido aprender a hacer su propia historia.

En tanto, el jefe de Estado de Ecuador, Rafael Correa, resaltó el compromiso de vida asumido por el líder histórico de la Revolución cubana con las causas más nobles de América Latina, el Caribe y el mundo.

También dijo que el icónico revolucionario cubano falleció invicto; solo derrotado por el inexorable paso de los años. Murió haciendo honor a su nombre, Fidel: digno de fe; Una fe que nunca fue decepcionada y menos aún traicionada, apuntó Correa.

Otros dignatarios como Daniel Ortega, de Nicaragua; Salvador Sánchez, de El Salvador; y Evo Morales, de Bolivia, también presentaron sus respetos por el líder de la Revolución cubana.

Prensa Latina


Caravana con restos de Fidel se apegará a la historia

Cuando mañana la reedición de la Caravana de la Libertad con los restos de Fidel, transite por esta ciudad del centro-sur lo hará lo más apegado posible al trayecto de la jornada original, en enero de 1959.

Así lo explicó a la prensa la primera secretaria del Partido Comunista en esta provincia, Lidia Esther Brunet, quien destacó las muestras de dolor y respeto expresadas por el pueblo de Cienfuegos durante las jornadas de homenaje realizadas durante lunes y martes.

Desde mediados de 1960 la ruta natural de acceso a la ciudad es la conocida Doble Vía, que desde el norte entronca directamente con el Paseo del Prado, la principal arteria de la pequeña urbe.

Pero la Caravana lo hará por donde transitó la columna de Fidel la noche del 6 de enero de 1959, primero la llamada carretera de Manacas y luego la Calzada de Dolores, entonces la puerta por antonomasia de la población fundada en 1819 y cuyo centro histórico forma parte de la lista del Patrimonio de la Humanidad, declarado por la Unesco.

Ya en el corazón de la capital provincial la expedición del homenaje que, entre miércoles y sábado, conducirá las cenizas del líder histórico de la Revolución hasta Santiago de Cuba, tocará en los tres puntos a los cuales llegó en aquella jornada, extendida hasta las primeras horas de la mañana del 7 de enero.

Se trata del actual Museo Naval, ubicado en lo que fuera el Distrito Naval Sur, en el entonces islote de Cayo Loco, epicentro de la sublevación de marinos y milicianos del Movimiento 26 de Julio que el 5 de Septiembre de 1957 tomó el control de la ciudad por casi 24 horas.

Tal acción, la más relevante de la lucha urbana contra el régimen de Fulgencio Batista, fue la razón de que Fidel se desviara de su trayecto a través de la Carretera Central, para venir a rendirle tributo a los mártires de aquella gesta.

Otro escenario que la historia incorporó a sus anales aquella noche fue el del Ayuntamiento Municipal, hoy Palacio de Gobierno y sede de la instancia provincial, frente al cual desde una improvisada tarima Fidel le habló a cientos de cienfuegueros congregados allí.

Al día siguiente, antes de reemprender camino hacia la capital cubana, Fidel atendió en el interior del inmueble a reporteros de medios nacionales e internacionales, que quisieron recoger sus impresiones de la Revolución triunfante antes de que entrara a La Habana.

La propia edificación conoció de los primeros pasos del joven revolucionario, detenido el 12 de noviembre de 1950 en la jefatura de policía, anexa a la construcción, cuando iba a intervenir en un acto de apoyo a una huelga de los estudiantes de bachillerato de la ciudad.

El restaurante Covadonga, una referencia en la historia gastronómica cubana del siglo XX por sus especialidades en mariscos y la paella valenciana, contribuyó a reponer energías al jefe guerrillero en horas de la madrugada del 7 de enero.

Un fotógrafo local dejó constancia gráfica del encuentro de Fidel con la emigrante asturiana María Llanos, conocida como María Covadonga, quien regenteaba el establecimiento comercial.

La foto en formato gigante es motivo de atracción para los cubanos y extranjeros que visitan cada año la instalación ubicada en la principal zona turística de Cienfuegos, Punta Gorda.

Por la rotonda ubicada desde entonces frente al establecimiento girará mañana la caravana para proseguir el recorrido de la historia, esta vez en sentido contrario, con rumbo la Ciudad Heroica de la República de Cuba, donde desde el domingo reposarán las cenizas del que muchos consideran el estadista de más renombre en el siglo XX.

A lo largo de todo el trayecto los habitantes de Cienfuegos dirán un ‘Hasta siempre, Comandante’ a quien fuera protagonista indiscutible de la historia de Cuba a lo largo de más de seis décadas.

Prensa Latina