Representantes del Instituto de Estudios de la Mujer Norma Virginia Guirola de Herrera (CEMUJER), la Fundación Centro Bartolomé de las Casas (CBC) y el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (CLADEM) hicieron un llamado de alerta ante el aumento de la violencia contra la mujer en El Salvador, especialmente, en el caso de los feminicidios.

Durante una conferencia de prensa ayer, Yolanda Guirola, de CEMUJER, y representantes de estas organizaciones expresaron su indignación y repudio ante las constantes manifestaciones de violencia que a diario enfrentan las mujeres salvadoreñas en cualquier ámbito de su vida.

Según Guirola, las estadísticas policiales dan cuenta que cada 10 horas una mujer es asesinada en el país, y que solo entre enero y agosto de este año se han cometido 369 feminicidios. No obstante, las cifras oficiales no incluyen los casos de mujeres que se encuentran desaparecidas y que probablemente han sido asesinadas.

“Ser mujer en El Salvador es caminar sobre el filo de la navaja y tratar de sobrevivir a ello, entre descalificaciones, lesiones a la integridad, discriminación, violaciones sexuales, extorsión sexual, pornografía, trata de personas, proxenetismo”, consideró.

Asimismo, las organizaciones se refirieron a los casos de violaciones sexuales en niñas y mujeres y los embarazos en niñas y adolescentes. Recordaron que, de acuerdo con datos del Ministerio de Salud, entre 2014 y 2015 de cada cuatro partos atendidos, uno correspondía a una niña o adolescente.

Ante este panorama, las instituciones denunciantes demandaron del Estado salvadoreño el efectivo cumplimiento de la prevención, sanción y erradicación de la discriminación y violencia contra las mujeres de cualquier edad.

Además, garantías para el acceso a la justicia con la debida diligencia y de manera efectiva.

“Las mujeres sufren diferentes tipos de violencia a diario, y la mayoría de veces este abuso es invisibilizado. Es urgente que el Estado tome acciones para que se les respeten sus derechos y erradique cualquier clase de abuso”, indicó Guirola.

La Prensa Gráfica