Senado aprueba ley que otorga penas de 10 a 30 años por crimen de feminicidio

El Senado aprobó ayer con modificaciones el proyecto de ley de protección integral a las mujeres contra toda forma de violencia, incorporando la figura penal del feminicidio con penas de 10 a 30 años. El vocablo “género”, cuestionado por la Iglesia Católica, se eliminó de varios artículos. La norma vuelve a Cámara de Diputados.

La normativa que se difundió en las redes sociales como #LeyPorElla, motivó un fuerte debate en algunos puntos específicos, pese a que se consensuaron previamente varios artículos.

El proyecto tenía la aprobación de la Cámara Baja, pero le incorporaron varias modificaciones, entre ellas principalmente la de la tipificación del crimen de “feminicidio”. Este se define como el asesinato de una mujer por su condición de tal y cuando hubiere algún vínculo anterior con el victimario.

El tema más discutido fue la referencia a la palabra “género”, a la que abiertamente se opuso la Iglesia Católica en un comunicado de la Conferencia Episcopal Paraguaya, alegando que se prestaba a la confusión. El temor era, según se mencionó durante el debate, que la ley también incluyera, además de las mujeres, a transexuales, travestis y personas con otras opciones sexuales.

Según indicó la senadora Desirée Masi (PDP) esta eliminación de la palabra fue fruto de una negociación con los sectores que se oponían a que fuese incorporada. Señaló que prefirieron evitar que la norma tuviese sanción automática y quedase el proyecto de la Cámara de Diputados.

Otra incorporación fue la de la prohibición de conciliar o mediar a nivel judicial en hechos de violencia vinculados a la agresión a las mujeres.

El proyecto aprobado en el Senado incluye también un extenso capítulo dedicado a la medidas de protección a la mujer que no contempla el proyecto de la Cámara de Diputados.

La diputada Rocío Casco (P-Mas), una de las impulsoras del proyecto, destacó que el texto aprobado incluye protección a niños que pudieran existir dentro de la pareja y acompañamiento por parte del Estado en todo el proceso, tanto en el aspecto legal como psicológico. Igualmente dijo que prevé sanciones a los funcionarios públicos que no procedan a dar cumplimiento a la ley.

La ministra de la Mujer, Ana María Baiardi, quien siguió la sesión, señaló que el proyecto establece la construcción de casas de acogida para mujeres violentadas en las ciudades a las que pertenecen, ya que actualmente solo existen dichas casas en Asunción.

Baiardi dijo que espera que los diputados aprueben el proyecto tal y como lo dejaron en el Senado.

ABC Color


Las feministas aseguran que la ley debió ampliarse a trans

Las activistas por los derechos de la mujer, entre ellas la diputada de la Concertación Avanza País Rocío Casco y la directora ejecutiva de Amnistía Internacional Paraguay, Rosalía Vega, se mostraron satisfechas con la iniciativa contra la violencia contra la mujer, que ayer, pese a sufrir modificaciones, pasó a la Cámara de Diputados para su posterior estudio. Se opusieron principalmente a que del proyecto de un total de 55 artículos, se haya sacado la palabra género y no hayan aprobado la protección de las personas conocidas como trans o transgénero.

“Su condición de identidad o de género no tiene precio. Es igual que otra, pero aquí evidentemente para algunos existe esa distinción”, refirió la diputada Casco.

Casco reiteró que el punto en conflicto surgió durante la eliminación de un inciso en donde se detallaba que el feminicidio también abarcaba las “muertes por motivos discriminatorios de género, creencia u orientación sexual”, lo que se eliminó de la legislación.

La directora ejecutiva de Amnistía, Rosalía Vega, manifestó que en sí la aprobación es un paso importante, pero admitió que se debe avanzar más en la protección de más personas. “Se debería aprobar y luego trabajar como sociedad civil organizada a apoyar a las mujeres trans para que el Paraguay cuente con una ley de identidad de género. Indefectiblemente el país debe avanzar hacia la defensa de todos los ciudadanos”, dijo.

Criticó que los trans hayan sido “discriminados por razones de género, y cercenaron artículos donde se hablaba de la discriminación por razones de género”.

“Justamente cuando una persona nace hombre, pero se identifica como mujer, es ahí cuando la violencia se ejerce con más fuerza y es ahí donde no nos podemos explicar que no se piense en los que más mueren y son vulnerables”, refirió.

Última Hora