Los gobernadores del país cerraron  las, “sin diferencias que impidan su unidad”, en torno a la defensa de los mexicanos que viven Estados Unidos y contra cualquier intento unilateral de suspender el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

A su vez, el presidente Enrique Peña Nieto advirtió que su gobierno está resuelto a hacer del diálogo y de la política la vía “para sostener una relación de respeto mutuo, armoniosa y constructiva” entre México y Estados Unidos.

En la “Declaración Oaxaca”, respaldada por los 32 mandatarios y presentada ayer en el pleno de la 51 Reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), se comprometieron a trabajar junto con el Senado de la República y el gobierno federal en defensa de los connacionales.

Al presentar ante el presidente Enrique Peña Nieto esta declaración, el presidente de la Conago, Graco Ramírez, a rmó que los mandatarios rechazan cualquier decisión unilateral de expulsar a los migrantes mexicanos de la Unión Americana. Estableció: “Los gobernadores de México rati camos nuestra decisión de unirnos en la defensa del interés nacional, no habrá diferencia política que nos impida la unidad”.

Ante el pleno de la Conago, el morelense subrayó que los gobernadores consideran necesario que en la eventual revisión trilateral del TLCAN México debe considerar un capítulo de derechos humanos y la regularización de trabajadores migrantes como se ha hecho con Canadá.

“La Conago rechaza la decisión unilateral de expulsar a los migrantes mexicanos”, externó y adelantó que en breve se reunirán en Baja California para hacer énfasis en la defensa de los connacionales.

Graco Ramírez advirtió que los gobernadores se coordinarán con la Cancillería mexicana, y con las secretarías de Gobernación en el tema de seguridad y migración, y con las de Salud, Economía y del Trabajo para implementar acciones para apoyar a los migrantes.

“La gobernadora, los gobernadores y el jefe de Gobierno estamos unidos para afrontar la defensa de los derechos humanos con acciones completas que destaquen las fortalezas de cada una de las entidades para generar oportunidades”, puntualizó.

En torno al acuerdo comercial que involucra a México, Estados Unidos y Canadá, advirtió: “Establecemos que una postura unilateral acerca de revisar o suspender el Tratado de Libre Comercio para América del Norte generaría graves problemas a las economías de los tres países, somos economías complementarias y todas hemos sido bene ciadas”, explicó Graco Ramírez.

La vía es el diálogo: Peña Nieto. Al respecto, el presidente Enrique Peña Nieto aceptó que el inicio de la administración del republicano Donald Trump genera inquietud en diversos ámbitos y sectores de la sociedad, entre ellos en los gobiernos estatales.

Ratificó que será mediante el diálogo, “en una visión pragmática que incorpore los intereses compartidos de ambas naciones” y en defensa de los connacionales, como se de nirá la agenda binacional con el próximo gobierno estadounidense.

El presidente Peña Nieto explicó: “Lo que habrá de deparar a nuestro país a partir de una nueva etapa en la relación entre México y Estados Unidos, como lo he señalado en otros espacios, el gobierno de la República habrá de privilegiar el dialogo como para construir una nueva agenda de trabajo en la relación bilateral.

“El gobierno de la República está resuelto y está trabajando a través de la vía del diálogo para de nir cuál será la agenda, en la temática que tenemos que construir en la relación con el nuevo gobierno electo de Estados Unidos.

“La haremos a través del diálogo, de una visión pragmática que incorpore los intereses compartidos de ambas naciones, siempre en defensa de los intereses nacionales, cuidando los derechos de nuestro connacionales que viven en Estados Unidos y que se han integrado al desarrollo de esa nación y que contribuyen desde allá al desarrollo de nuestro país”, dijo.

El Universal


Llama Peña a la sociedad a cerrar filas y actuar en unidad

Al evaluar lo positivo de que el Ejército Mexicano y la Armada de México actúen en unidad para salvaguardar la soberanía y auxiliar a la sociedad, el presidente, Enrique Peña Nieto hizo un nuevo llamado a la sociedad para cerrar filas y actuar en unidad para la construcción de un país más incluyente, equitativo y próspero, a partir del reconocimiento de su pluralidad política, diversidad étnica que caracterizan a la sociedad mexicana.

Luego de entregar ascensos y condecoraciones al personal de las fuerzas armadas, el mandatario elogió la lealtad y unidad de los militares quienes, dijo, siempre están dispuestos a apoyar a la sociedad, que soldados, marinos y pilotos pemanecen en la primera línea de defensa de la seguridad interior del país y, por tierra, mar y aire apoyan a la población en momentos difíciles.

En este marco, hizo un reconocimiento al secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, y el sectario de Marina, Francisco Vidal Soberón, por la conducción que han tenido al frente de las fuerzas armadas.

Peña Nieto pidió valorar las raíces milenarias que México tiene como nación y la unidad bicentenaria que se ha consolidado, recordó la gesta de la Revolución Mexicana que hace 106 años inició la búsqueda de un país más justo y democrático y construyó las instituciones para preservar la justicia social que nutrió la demanda central del primer gran movimiento social en el mundo del siglo XX.

La Jornada