Incertidumbre por Trump enciende alertas de México; SRE lanza plan de ayuda a paisanos

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) lanzó este miércoles un plan de 11 “acciones inmediatas” para proteger a los mexicanos que viven en Estados Unidos, una semana después de que Donald Trump ganara las elecciones de ese país e insistiera en sus planes de deportaciones masivas, además de la construcción de un muro en la frontera.

En entrevista con Radio Fórmula, la canciller Ruiz Massieu dijo que la población mexicana de indocumentados en Estados Unidos es de 5 millones de personas, y que el plan de acciones se centrará en apoyarlos, para evitar que caigan en engaños o sufran abusos de cara a la próxima administración en EU.

La funcionaria mencionó que en la próxima reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), el viernes, hablará con los mandatarios estatales para plantear posibles escenarios por el efecto Trump, en cuanto a deportaciones obligadas o incluso voluntarias.
“Estamos anticipando que pueda haber paisanos en retorno voluntario, es decir, que no sean deportados, sino que quieran regresar a México, y para ello también estamos trabajando con la Secretaría de Gobernación, principalmente”, expresó la titular de la SRE.

Antes, en un video, ella dijo a los connacionales en territorio estadounidense que “son momentos de incertidumbre”, y les pidió no caer en provocaciones.

“El gobierno del presidente Peña y todos los mexicanos estamos contigo. Queremos informarte sobre las posibles acciones migratorias o sobre tus pertenencias que a partir de febrero podrían afectarte. Vamos a acercarte esta información y llevarte servicios a donde tú estés”, dice la titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

El gobierno de Trump inicia el 20 de enero de 2017.

Durante su campaña, Trump acusó que México es responsable de robarle empleo a los estadounidenses, y después de que obtuviera el triunfo en las urnas se han conocido casos de agresiones y discriminación en contra de mexicanos en aquel país.

El republicano dijo en su primera entrevista como presidente electo que desde el inicio de su gobierno serían deportados entre 2 o 3 millones de inmigrantes indocumentados con registro criminal.

En un comunicado, la Cancillería detalló que su plan de 11 acciones se pondrá en marcha a través de su Embajada y 50 consulados en la Unión Americana.

Uno de los puntos es la activación de una línea directa (1800), disponible 24 horas, “para atender cualquier duda sobre medidas migratorias o reportar incidentes”.

Otros son aumentar el número de citas para realizar trámites de matrícula consular, pasaportes y actas de nacimiento, además de intensificar la promoción del registro y expedición de actas de nacimiento, de hijos de nacionales mexicanos nacidos en Estados Unidos.

A esas acciones se suma el extender el horario de los departamentos de protección de los consulados, y acelerar la apertura de Ventanillas de Asesoría Financiera, además de fortalecer la campaña de “bancarización” en toda la red consular.

A continuación puedes leer completo el plan de 11 acciones:

1. Difundir entre la comunidad mexicana el Centro de Información de Atención a Mexicanos (CIAM). Este número telefónico gratuito en EUA ofrece un primer punto de contacto con el gobierno de México para quien requiera asistencia, información y protección consular.

2. Activar una línea directa (1800), disponible 24 horas, para atender cualquier duda sobre medidas migratorias o reportar incidentes.

3. Fomentar entre la comunidad mexicana el uso de la aplicación gratuita para dispositivos móviles MiConsulmex, que contiene información relevante sobre actualidad migratoria, así como datos de contacto de los consulados y prestadores de servicios migratorios.

4. Aumentar la presencia de consulados móviles y sobre ruedas, a fin de ofrecer servicios integrales de protección y documentación a un mayor número de personas en sus comunidades.

5. Con la intención de promover que todos los mexicanos cuenten con documentos de identidad, se aumentaran el número de citas para realizar trámites de matrícula consular, pasaportes y actas de nacimiento.

6. Intensificar la promoción del registro y expedición de actas de nacimiento, de hijos de nacionales mexicanos nacidos en Estados Unidos.

7. Extender el horario de los departamentos de protección de los consulados con el propósito de atender un mayor número de casos.

8. Acelerar la apertura de Ventanillas de Asesoría Financiera y fortalecer la campaña de bancarización en toda la red consular.

9. Reforzar el diálogo con autoridades estatales y locales, en el entendido que las políticas locales determinan, en buena medida, la vida diaria de los mexicanos en EUA.

10. Estrechar la relación con organizaciones de derechos civiles.

11. Hacer un llamado a las comunidades a evitar toda situación de conflicto y a no incurrir en acciones que puedan derivar en sanciones administrativas o penales.

Animal Político


Relación México-EU “tan profunda que va más allá” de sus gobiernos: Peña

La relación bilateral entre México y Estados Unidos “es tan profunda que va más allá de la relación que tienen los gobiernos”, aseguró el presidente Enrique Peña Nieto.

Además, dijo que el diálogo serán también el camino para la nueva etapa de la relación entre ambas naciones, y confió en que el diálogo bilateral guiado por el respeto a la soberanía siga siendo la mejor vía para un futuro compartido.

Al recibir en la residencia oficial de Los Pinos a miembros de Paley Center que participan en la 21ª Reunión Anual Cumbre de su Consejo Internacional, que por primera vez se realiza en un país de América Latina, el primera mandatario destacó una serie de datos y cifras que demuestran la relación estrecha de ambas naciones.

Así, citó no sólo el gran intercambio comercial y de inversión existente, sino también el más de un millón de cruces fronterizos legales de personas cada día, que la convierte en la frontera más transitada del mundo, que une a diez estados de ambos países y en la que viven más de 95 millones de personas.

Incluso, el presidente Peña Nieto recordó una frase de quien fuera el secretario del Tesoro y secretario de Estado del Gobierno estadounidense, James Baker, al citar “los Estados Unidos no tienen una relación más importante que la que sostienen con su vecino y amigo, la República Mexicana”.

Acompañado por su esposa Angélica Rivera, el mandatario indicó que en EU hay 35 millones de personas de origen mexicano, de las cuales sólo un tercio son migrantes, y que todos contribuyen diariamente con trabajo y creatividad al desarrollo y bienestar de ambas naciones, además de que las economías llevan 22 años integrándose a través del Tratado de Libre Comercio.

En este sentido, explicó que nuestro país es el segundo destino de las exportaciones estadounidenses. Y que sin considerar lo que le venden al Reino Unido, que pronto dejará de ser parte de la Unión Europea, México le compra más a Estados Unidos que todos los países europeos en su conjunto. “Y también le compra más que lo que le compran, en su conjunto, los llamados BRICS, Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica juntos”.

En un comunicado, la Presidencia de la República señala que el mandatario destacó también el tema de las exportaciones de México a Estados Unidos, las cuales tienen un 40 por ciento de insumos producidos en ese país. Es decir, 40 centavos de cada dólar que exportamos tiene contenido estadounidense, que también representan empleos generados en ese país.

De hecho, más de 6 millones de empleos en Estados Unidos, se estima, dependen directamente de la relación comercial con México, destacó.

El Paley Center, nombrado así en honor a William S. Paley, pionero de la radio y televisión y creador de lo que se convirtió en la CBS, en los Estados Unidos de América, tiene como misión liderar la discusión sobre el significado cultural, creativo y social de la televisión, la radio y las plataformas emergentes, para servicio de los profesionales de la comunicación y el público interesado en los medios.

La Jornada


Centroamérica planea estrategia con México para enfrentar a Trump

El Salvador, Guatemala y Honduras acordaron buscar una estrategia conjunta con México para enfrentar el inestable escenario que se abrirá en enero cuando Donald Trump asuma la presidencia en Estados Unidos, dijeron el miércoles dos fuentes conocedoras del plan.

Las eventuales políticas proteccionistas y para combatir la inmigración del magnate republicano podrían tener consecuencias devastadoras para el llamado Triángulo Norte de Centroamérica, una de las regiones más pobres y violentas del mundo, muy dependiente de las remesas y del comercio con Estados Unidos.

En su primera reunión tras la inesperada victoria de Trump, el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández; el salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén; y el guatemalteco, Jimmy Morales, dijeron que buscarán una posición conjunta ante las nuevas autoridades de Washington en temas de migración, empleo e inversiones.

Además, los mandatarios instruyeron a sus cancilleres para que busquen el apoyo de México, dijo el ministro de Relaciones Exteriores de El Salvador, Hugo Martínez y una fuente gubernamental que estuvo presente en el encuentro.

“Lo que nos dijeron los presidentes es que además de este círculo (…) podríamos ampliarnos y buscar un contacto con México, en primera instancia, y después también con los demás países latinoamericanos”, dijo Martínez.

La Secretaría de Relaciones Exteriores de México no respondió inmediatamente a un pedido de comentarios sobre el asunto.

La cancillería anunció el miércoles medidas para evitar que millones de mexicanos en Estados Unidos sean víctimas de abusos y fraudes ante posibles deportaciones masivas anunciadas por Trump en cuanto asuma su cargo en enero.

Plan en marcha

La primera reunión entre los cancilleres del Triángulo Norte se realizará el jueves en San Salvador, dijeron las fuentes, agregando que todavía no hay fecha para una reunión con México.

Los cancilleres centroamericanos dijeron que fortalecerán sus servicios consulares en Estados Unidos, mientras buscan una mayor coordinación con asociaciones de migrantes, abogados pro bono y organizaciones no gubernamentales para luchar contra un posible aumento de las deportaciones.

Además, el presidente hondureño dijo esta semana que prevé reunirse con congresistas y senadores aliados en Estados Unidos para defender la Alianza para la Prosperidad, un plan respaldado por la administración de Barack Obama para mejorar el desarrollo de los países origen de la migración.

El Congreso aprobó el año pasado 750 millones de dólares para la iniciativa, pero ese monto todavía no se ha enviado a los países y el futuro del plan es incierto bajo la futura administración.

La viceministra de Relaciones Exteriores de Honduras, María Andrea Matamoros, dijo que esperaba un aumento del flujo de inmigrantes hacia Estados Unidos antes de que Trump llegue a la Casa Blanca en enero.

“(El muro) es la campaña perfecta para un traficante de personas y ahora con la elección del presidente Trump eso se magnificó. Ya estamos viendo, increíblemente, un aumento en los flujos de inmigrantes”, dijo.

En Estados Unidos viven cerca de 1.7 millones de centroamericanos indocumentados, según el Centro Pew.

La Jornada