El gobierno de México discutirá en sus primeros contactos con el equipo del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, la posible expulsión masiva de migrantes indocumentados, informó Eduardo Sánchez, vocero de la Presidencia.

Explicó que México está pendiente del número de mexicanos que podrían ser expulsados por Trump, quien en una entrevista televisiva dijo que cuando asuma la presidencia empezará a deportar o encarcelar hasta a tres millones de indocumentados con antecedentes penales.

“Habrá que ver cuántas de estas deportaciones que habitualmente lleva a cabo el gobierno de Estados Unidos hacia los países de donde son originarios los migrantes, corresponden a México, y desde luego, éste y otros temas formarán parte de la agenda que México pondrá sobre la mesa en las reuniones bilaterales que tendrá con el gobierno del presidente electo Donald Trump”, dijo el funcionario en conferencia.

Eduardo Sánchez afirmó que el gobierno de la República prepara una campaña con su red de consulados, para brindar información y atender cualquier contingencia que pudiera presentarse con los migrantes mexicanos que viven en Estados Unidos.

“Hay instrucciones del presidente Enrique Peña Nieto hacia todas las secretarías de Estado, para analizar los temas en donde se pudieran presentar contingencias o en los cuales habría que atender oportunidades”, afirmó.

Adelantó que el miércoles, la canciller informará sobre una campaña que se hará para los mexicanos que viven en Estados Unidos, “para darles información y la protección de la red de consulados más grande del mundo”.

Se espera que Trump y Peña Nieto se encuentren antes de que el republicano asuma la presidencia el 20 de enero, para abordar temas de la agenda bilateral.

Por otro lado, sobre las afirmaciones de Trump sobre la necesidad de un muro en ciertas zonas de la frontera, Eduardo Sánchez reiteró la postura del gobierno mexicano, que rechaza pagar la construcción como exigió el republicano durante la campaña.

Mientras tanto, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) lanzará una campaña a través de su red de consulados en Estados Unidos para dar información a los mexicanos que viven allí.

La canciller Claudia Ruiz Massieu se reunió el sábado con funcionarios para analizar los resultados de las elecciones en Estados Unidos y pedir a los cónsules que transmitan a los mexicanos mensajes de tranquilidad y que les adviertan de no caer en provocaciones o posibles fraudes migratorios.

México se mantiene alerta sobre las posibles consecuencias que la presidencia de Trump podría tener tanto en el libre comercio como en los derechos de los migrantes mexicanos, dos de los puntos que el republicano abordó durante su campaña con agresivas propuestas.

Este lunes, el presidente Peña Nieto sostuvo una conversación telefónica con el presidente estadunidense Barack Obama, con quien discutió sobre migración y la relación bilateral entre ambos países, entre otros temas, informó la Casa Blanca.

Obama “expresó que Estados Unidos valora y depende de la relación y la colaboración con México”, mientras que Peña Nieto “elogió” al estadounidense por “ser un amigo fiel del pueblo mexicano y un asociado comprometido”.

Sánchez también explicó que Peña Nieto ha girado instrucciones a todos las secretarías para analizar las áreas en las “que se pudieran presentar contingencias o en cuáles habría oportunidades”, en caso de una deportación masiva de mexicanos.

Milenio


Peña Nieto y Obama hablan por teléfono sobre la relación bilateral

A menos de una semana de que el republicano Donald Trump se alzara con el triunfo en la elección presidencial de Estados Unidos, Enrique Peña Nieto y el presidente Barack Obama sostuvieron una conversación telefónica sobre la relación bilateral, según informó la Casa Blanca en un comunicado de prensa.

Los mandatarios discutieron los progresos alcanzados enla profundización de sus relaciones económicas, el combate al crimen organizado, la gestión de la migración, el fortalecimiento del estado de derecho para beneficio de los mexicanos y estadounidenses, indicó la oficina de la presidencia de la Unión Americana.

“El presidente Obama comunicó lo mucho que los Estados Unidos valora y lo mucho que depende de su relación y colaboración con México”, dijo la Casa Blanca.

Por su parte, Peña Nieto elogió a Obama por ser “un firme amigo del pueblo de México y un socio comprometido”. Ambos mandatarios acordaron continuar tomando pasos para solidificar la relación bilateral e institucionalizar mecanismos de cooperación que han sido creados con apoyo de todos los partidos políticos para asegurar que la “fuerte y mutuamente beneficiosa sociedad entre México y Estados Unidos continúe”.

Economía Hoy


Llamada telefónica entre los presidentes de EEUU y México

Readout of the President’s Call with President Enrique Peña Nieto of Mexico

President Obama spoke by phone today with Mexican President Enrique Peña Nieto to discuss the progress the two countries have made deepening economic relations, combatting organized crime, managing migration, and strengthening the rule of law to the benefit of the American and Mexican people. President Obama conveyed how much the United States values and depends upon its relationship and collaboration with Mexico. President Peña Nieto commended President Obama for being a steadfast friend of the Mexican people and a committed partner. Both presidents agreed to continue to take steps to solidify the relationship and institutionalize mechanisms of cooperation that have been created with bipartisan support to ensure that the strong and mutually beneficial partnership between Mexico and the United States endures.

White House