El ministro de Relaciones Exteriores, Ricardo Luna, dijo que no está previsto retirar al embajador del Perú en Venezuela, Mario López Chávarri, pero sí llamarlo a partir de este domingo para que informe sobre la situación en ese país debido a la crisis política y social que lo afecta.

Señaló que no se tratará de un llamado en consulta, porque ello denota una protesta, sino que será para saber la situación que vive dicho país. La Cancillería estará atenta de los acontecimientos que se produzcan en esa nación los próximos días, a fin de evaluar posibles medidas a adoptar.

Luna descartó que el Gobierno peruano conteste al comunicado emitido por la Cancillería venezolana por tratarse de la respuesta de ese país al pronunciamiento dado por el Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú. “No tenemos nada que responder, las cosas quedarán allí”.

El canciller afirmó que no existen contenciosos bilaterales entre el Perú y Venezuela y reiteró que el Gobierno peruano solo ha expresado su preocupación por la crisis social, humanitaria y política que afecta al pueblo venezolano y que es compartida por los países de la región. Aseguró que el pronunciamiento del presidente Pedro Pablo Kuczynski sobre la situación en Venezuela ha sido prudente, sin ánimos de interferir en asuntos internos.

Responden a Perú. El gobierno venezolano a través de un comunicado se dirigió a nuestro país. “(Perú) emite falsos juicios sobre los asuntos internos de un Estado democrático, soberano e independiente como la República Bolivariana de Venezuela (…). El lenguaje de las altas autoridades de la República del Perú obedece al libreto injerencista diseñado en Washington para justificar la intervención de Venezuela en concierto con los sectores opositores antinacionales”.

RPP