La ministra Eneida de León informó la creación de un laboratorio binacional para el control ambiental de toda la cuenca del Río Uruguay, acordado entre los gobiernos de Uruguay y Argentina. Las autoridades confían en que este laboratorio de última generación se convierta en referencia regional en cuidado ambiental y en que se superó las visiones contrapuestas existentes entre desarrollo productivo y protección de aguas.

Durante su participación en el Consejo de Ministros abierto que se realiza en San José, la ministra de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Eneida de León, informó sobre los avances en temas ambientales que se concretaron en la visita que el presidente Tabaré Vázquez realizara a su par argentino días atrás.

En la oportunidad se trabajó sobre la calidad de las aguas del Río Uruguay. “Estamos superando los conflictos, tendimos lazos de cooperación con Argentina”, dijo. “Superamos la visión contrapuesta que hay con respecto al desarrollo productivo y la protección de aguas del Río Uruguay y avanzamos en tres objetivos comunes”, relató la ministra de Medio Ambiente. Afirmó que los monitoreos y estudios ya no se concentrarán en la pasta de celulosa que se fabrica en Fray Bentos y en la desembocadura del Río Gualeguaychú, sino que se piensa extender el monitoreo en todo el Río Uruguay compartido con Argentina. “Nos parece muy importante desde lo ambiental”, añadió De León.

También anunció que se darán a conocer todos los resultados de los monitoreos que hasta ahora no se conocían públicamente respecto a la influencia de la planta de UPM en Fray Bentos y la desembocadura del Río Gualeguaychú. La ministra adelantó que fueron realizadas 60 campañas de monitoreo de las que participó el Comité Científico de la Comisión Administradoradel Río Uruguay (CARU) y que se brindará toda la información que maneja la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) sobre el funcionamiento de la planta.

República