El Consejo Electoral Provisional (CEP) confirmó ayer los resultados de las elecciones del domingo 20 en Haití que ganó, según anunció preliminarmente la noche de este lunes, Jovenel Moise, del Partido Haitiano Tet Kale (PHTK), quien ya hizo sus primeras declaraciones.

En sus primeros pronunciamientos, Moise llamó a la unidad de los haitianos para poder cambiar el país. ‘Debemos trabajar unidos para permitir que cada haitiano pueda vivir mejor’, exhortó el mandatario electo por el 55,67 por ciento de la votación y así evitó ir a una segunda vuelta.

En particular llamó a la juventud de esta empobrecida nación caribeña, a la diáspora haitiana, a todos los profesionales ‘a sumarse y ponerse a mi lado para levantar el país porque Haití está de rodillas’, dijo el dirigente del HPTK.

El CEP informó que en segundo lugar en el conteo de los votos quedó Jude Celestin, de la Liga Alternativa para el Progreso y la Emancipación Haitiana, con 19,52 por ciento, seguido por Jean-Charles Moise, del partido Pitit Dessaline, con 11,04 por ciento, y Maryse Narcisse, de Fanni Lavalas, con 8,99.

Los restantes 23 candidatos obtuvieron menos de uno por ciento de los votos.

La victoria de Moise en primera vuelta, estiman observadores, evita una profundización de la crisis política en este país golpeado por la pobreza, los desastres naturales y las disputas partidistas.

De esta manera, Haití tendrá finalmente un mandatario elegido en las urnas desde que los comicios presidenciales de 2015 fueron anulados y el Parlamento se vio en la necesidad de nombrar un jefe de Estado interino.

Prensa Latina


Jovenel Moïse, el “pequeño agricultor exitoso” es el nuevo presidente de Haití

Jovenel Moisés, el candidato del Partido de HaitianoTet Kale (PHTK), fue elegido en la primera vuelta de la elección presidencial con 55.67% de los votos, según los resultados preliminares hechas públicasel lunes 28 de noviembre por el Consejo Electoral Provisional (CEP).

El ingeniero Jude Celestin, de la Liga Alternativa para el Progreso y la Emancipación de Haití (LAPEH), llegó muy por detrás con 19.52%, seguido por el exsenador MoÏse Jean-Charles (11%) y Maryse Narcisse, candidata de Fanmi Lavalas, el partido fundado por el expresidente Jean-Bertrand Aristide, acreditada con 8.99% de los votos.

Nacido en 1968 en Trou-du-Nord, Jovenel Moisés se presente como “un pequeño agricultor exitoso”. Era un desconocido en la escena política cuando Michel Martelly lo eligió como favorito. Productor de banano, es la cabeza de una plantación de mil hectáreas. Quiere reactivar el sector agrícola, crear de diez áreas de producción para la exportación, y restaurar el ejército, disuelto en 1995 por Jean-Bertrand Aristide. Contando con el apoyo de las familias más ricas de la oligarquía haitiana y el discreto apoyo de las empresas en la vecina República Dominicana, Jovenel Moïse dispone de recursos financieros mucho más importante que sus competidores.

De acuerdo con Pierre Esperance, defensor de los derechos humanos, Jovenel Moïse gastó más en publicidad que los otros veintiséis candidatos en conjunto. “El retraso en el proceso electoral le permitió distanciar a Jovenel del clan corrupto de Martelly y de no aparecer más como la criatura del expresidente”, analizó Reginald Boulos, una de las figuras más prominentes del mundo e los negocios.

La votación para elegir a un nuevo presidente y completar el Senado y la Cámara de Representantes se llevó a cabo con toda tranquilidad el domingo 20 de noviembre. Las organizaciones de la sociedad civil, que desplegaron más de 4,000 observadores por todo el territorio, estiman que la participación estuvo entre el 21% y el 23%. Al contrario de lo que se temía, los votantes de las regiones del sur de Haití, devastadas por el huracán “Matthew” un mes y medio antes de las elecciones, votaron más que en el resto del país.

“Golpe de Estado electoral”

La tensión aumentó en las últimas veinticuatro horas de espera de los resultados. Disparos de armas automáticas resonaronen la madrugada del lunes en las cercanías de Belair, Solino y Delmas en Puerto Príncipe, la capital. Una barricada de neumáticos en llamas detuvo el tráfico en una vía muy transitada.

Llegados de los barrios más pobres de Puerto Príncipe, partidarios de Maryse Narcisse protestaron a principios de esta semana, denunciando “un golpe de Estado electoral”, como preparación. Rudy Hérivaux, el portavoz del PHTK, el partido fundado por el expresidente Michel Martelly, había proclamado la victoria de Jovenel Moïse, violando la norma que prohíbe a los partidos anunciar los resultados antes de la CEP.

El presidente interino Jocelerme Privert llamó a la calma el lunes algunas horas antes de la publicación de los resultados. “El uso de la violencia sólo puede echar a perder los frutos de este gran día que todos construimos el 20 de noviembre”, dijo el presidente.

“El país vio momentos dramáticos, necesita la paz social, la calma, la serenidad y la tranquilidad”, agregó el Sr. Privert. “No podemos poner en peligro la estabilidad política que hemos establecido durante nueve meses”. El primer ministro Enex Jean-Charles, por su parte, pidió a las autoridades policiales y judiciales reforzar las medidas para garantizar la seguridad.

Las primeras elecciones presidenciales organizadas el 25 de octubre de 2015, con el apoyo financiero de la comunidad internacional fueron canceladas debido a “fraude masivo”, según el informe de una comisión de investigación. Los resultados que fueron anunciados colocaban a Jovenel Moíse a la cabeza con 32.76% de los votos contra el 25.29% para Jude Celestin.

Acento


Jovenel Moïse appelle à l’unité

Dans ses premières déclarations après la publication des résultats préliminaires de la présidentielle, Jovenel Moïse, a lancé un appel à l’unité pour le développement du pays. Nous avons la responsabilité d’offrir un avenir meilleur à nos enfants, a dit M. Moïse, un entrepreneur dans le secteur agricole, inconnu du grand public jusqu’en 2015.

Le candidat du PHTK dit avoir une pensée spéciale pour ses compétiteurs parce qu’ils ont tous un projet pour le progrès du pays. C’est ensemble que nous pourrons changer le pays en améliorant les conditions de vie des haïtiens, a dit M. Moïse s’adressant aux candidats et à la population.

Il a rappelé qu’il a passé 20 mois à faire campagne dans les différentes régions du pays.

Considérant son élection comme une nouvelle page d’histoire, M. Moïse a salué le courage des électeurs haïtiens qui dans des conditions difficiles ont exercé leur droit de vote. Il a toutefois déploré que les votes de nombreux électeurs n’aient pas été pris en compte par le Conseil Electoral Provisoire (CEP). De l’avis de M. Moïse ceci démontre la faiblesse des institutions. Pour corriger cette situation il promet d’oeuvrer à la formation d’un CEP permanent.

Jovenel Moïse rappelle que les élections sont indispensables pour la stabilité politique qui « est le premier des biens publics ». On ne peut avoir le développement économique dans le désordre et l’anarchie, insiste t-il.

Metropole Haití