Al menos 300 familias indígenas de Puerto Esperanza, ubicadas en Fuerte Olimpo, Alto Paraguay, denunciaron que 2.000 hectáreas de la reserva de 21.000 que les había entregado el Indert, están impunemente en manos de colonos brasileños.

A más de atropellar las tierras de los nativos estarían deforestando la zona y también destruyendo gran parte de la vida silvestre.

Froilán Barboza, cacique chamacoco, explicó que un grupo de brasileños está deforestando toda la zona y esperan que las autoridades intervengan y logren frenar la tala irracional de los bosques.

Sobre la invasión dijo que ya formularon la denuncia en el Instituto Nacional del Indígena (Indi), pero hasta la fecha nadie ha tomado intervención.

PUERTO LEDA

En la zona de Puerto Leda, a 750 km de Asunción al costado del río Paraguay en la frontera con brasil en Fuerte Olimpo, también existe grandes extensiones de tierras que se están deforestando, según la denuncia. En esa localidad está la Fundación Espíritu Santo de los ciudadanos orientales, que promueven el ecoturismo criando pacú, carpinchos y otros. Allí trabajan 100 personas aproximadamente.

La Nación