Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

La firma del acuerdo comercial con la Unión Europea prevista para hoy en Bruselas, denominado “multipartes”, es una muestra fehaciente, nítida, de que la comunidad internacional sigue confiando plenamente en el Ecuador, y que las favorables condiciones alcanzadas en pos de los planes de desarrollo del país tienen que ver con una década de estabilidad política y económica, algo que se ha reconocido tácitamente en el curso de las negociaciones.

Sin confianza, no hay acuerdos comerciales (…) Con un panorama ensombrecido de incertidumbres, no hay acuerdos comerciales, y eso es algo que un mercado tan crítico como el europeo lo tiene bien claro. Pero el Ecuador de hoy, a diferencia del viejo pasado, es bien visto en el mundo, así que los acuerdos internacionales se consuman y se construyen salvaguardando la soberanía y los intereses del pueblo. Luego de un complejo proceso de negociaciones de nueve años, el documento se firmará hoy en Bélgica con la presencia del vicepresidente Jorge Glas y del ministro de Comercio Exterior Juan Carlos Cassinelli.

Ecuador espera que el acuerdo comercial, que se denomina “multipartes” dado que también lo integran Perú y Colombia, entre en vigor este año, algo clave pues el 31 de diciembre concluye el SGP plus, Sistema de Preferencias Arancelarias que la UE concede a las importaciones del país. En pos de ello se ha previsto entregar el informe sobre la firma del acuerdo al Parlamento Europeo entre el 28 y 29 de noviembre para que el organismo lo analice en una reunión programada para diciembre.

Este paso dado en favor del fortalecimiento de la economía nacional supone importantes beneficios económicos y preferencias arancelarias. De no haberse dado el acuerdo, por ejemplo, según la Federación Ecuatoriana de Exportadores en los tres próximos años hubiéramos acumulado una pérdida de unos 2.500 millones de dólares.

Además, uno de nuestros productos más apetecidos, el camarón, continuará exportándose a su principal mercado, el europeo, un destino que ha generado ingresos que bordean los 625 millones de dólares en este rubro; la balanza comercial entre ambas partes genera un superávit de 271 millones de dólares para el país, en tanto que el 99,7 por ciento de la oferta exportable del Ecuador entrará a Europa con cero arancel.

El Tiempo