La ANR apunta al pedido de certeza constitucional en el caso de Lugo

En una sesión con un único discurso, los miembros de la Junta de Gobierno resolvieron ratificar lo dispuesto por la Comisión Ejecutiva de la ANR para accionar jurídicamente contra la “campaña engañosa” del ex presidente de la República Fernando Lugo.

Si bien no indicaron la vía por la cual deben accionar los apoderados del partido, Wildo Almirón dio la pauta de que se pedirá, posiblemente mañana, la interpretación del artículo 229 de la Constitución Nacional a la Corte Suprema de Justicia, a fin de que se emita una certeza constitucional.

“Sería descabellado que la Corte resuelva en contra de lo que nosotros vamos a presentar, porque estamos absolutamente convencidos de que el articulo 229 es claro cuando dice que ningún ex presidente está habilitado para la reelección”, dijo al ser consultado sobre la posibilidad de que el fallo beneficie a Horacio Cartes para su eventual reelección.

Tanto Darío Filártiga como el presidente de la ANR, Pedro Alliana, descartaron la vía de la certeza como mecanismo de reelección de Cartes y mencionaron que se está trabajando para conseguir los votos para la reforma de la Constitucional.

“No le tenemos miedo a Lugo. Muestra de eso es que con la enmienda o la reforma se beneficiará también al ex presidente”, dijo Alliana, quien indicó también que se está buscando a las mejores figuras para la candidatura a la presidencia de la República.

Durante la sesión, el diputado Ramón Romero Roa pidió que se haga una campaña comunicacional con las bases coloradas para explicar la ilegalidad de la supuesta candidatura de Lugo.

Luis Castiglioni dijo que ya en el 2008, Lugo no estaba habilitado para ser candidato por su investidura de obispo, lo cual el Vaticano recordó en aquel momento. “El objetivo es desenmascarar al mentiroso de Fernando Lugo”, dijo por su parte el diputado Hugo Velázquez.

La medida tomada obedece a que la campaña de Lugo “se torna cada vez más insistente y puede llevar a la ciudadanía a una elaboración mental totalmente equivocada sobre la habilidad de las candidaturas. Riñe con todo razonamiento jurídico y constituye una suerte de insulto a la inteligencia”, explicó Filártiga.

Alegó que la ANR tiene la responsabilidad de que la ciudadanía tenga un panorama claro de las campañas electorales. Tanto los miembros del Tribunal Electoral Partidario como del Tribunal de Conducta asumieron ayer y Darío Franco Flores mencionó que los convencionales definirían las acciones en torno a las sanciones.

Última Hora