El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, extendió por 60 días más el estado de excepción y emergencia económica vigente desde enero pasado.

“Procedo constitucionalmente a prorrogar el estado de excepción y emergencia económica en todo el territorio nacional (…) para seguir gobernando y enfrentando la guerra económica, apoyando al pueblo”, dijo Maduro en su programa semanal de televisión.

El jefe de Estado acusa al empresariado venezolano de ejecutar, junto a la oposición, “una guerra económica” para provocar escasez de alimentos, medicinas y productos básicos, y generar así descontento popular.

El anuncio de Maduro llega un día después de que delegados del gobierno y la oposición acordaran, en el marco de la mesa de diálogo instalada con acompañamiento del Vaticano, “priorizar” medidas para mejorar el abastecimiento.

Gracias a la emergencia económica, Maduro podrá seguir recurriendo a “mecanismos excepcionales” de supervisión de la producción, distribución y comercialización de alimentos, artículos de higiene personal y medicamentos.

La cadena de producción de gran parte de los productos de primera necesidad es controlada por la Fuerza Armada.

Se trata de la quinta prórroga del estado de excepción tras las de marzo, mayo, julio y septiembre. Ninguna de las extensiones ha sido validada por el Parlamento de mayoría opositora, pero sí por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

De nuevo, el Ejecutivo remitirá el decreto a la Asamblea Nacional y al TSJ, acusado por la oposición de ser el “bufete” jurídico del chavismo.

RCN Radio