La nueva ola digital indígena

Los indígenas jugarán un papel fundamental en la elección presidencial del 2018 y potenciarán su acción a través de las redes sociales.

El anuncio del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) de lanzar a una mujer candidata presidencial para la sucesión del 2018, ha despertado el interés de un grupo de activistas digitales indígenas que planean darla a conocer a nivel mundial, por el alcance de las herramientas que brinda internet.

Este grupo de activistas comenzó su labor hace unos años; y aunque se centró en la difusión de sus lenguas originarias y la traducción de algunas herramientas de internet a esos idiomas, ahora no dudan en decir que dedicarán su habilidad a promover a quien sea elegida como su candidata indígena.

En internet hay un mundo que pocos conocen, donde la cultura indígena, ancestral, utiliza los métodos de la tecnología moderna para fortalecer sus lazos y dar a conocer su cultura al mundo.

Publicar mensajes en Twitter en maya; subir videos a YouTube en náhuatl o cualquier otro idioma; comunicar a las comunidades mediante Facebook; traducir el navegador Firefox al triqui; o crear una plataforma compatible con android en zapoteco, son solo algunos de los recursos que han explotado para subir a la era tecnológica.

Estas herramientas catapultarán a la candidata indígena, que llegará a los oídos y los ojos del mundo vía redes sociales.

La candidata del cambio

Hasta hace un mes el escenario electoral para la sucesión presidencial era más o menos previsible: todos los partidos mayores presentarían candidatos y algunos buscarían una alianza para competir juntos.

Quizá lo más novedoso sería la presentación de una candidatura independiente, lanzada por alguno de los políticos que alguna vez pertenecieron a algún partido y no encontraron apoyo en sus aspiraciones.

Sin embargo, a mediados de octubre, el EZLN lanzó el anuncio que cimbró a todos los que tienen aspiraciones de llegar a Los Pinos: buscaría que una mujer indígena fuera su candidata.

En el camino no iría solo. La candidata será representante del EZLN y del Congreso Nacional Indígena (CNI), que aglutina a decenas de comunidades simpatizantes del zapatismo.

La propuesta va más allá de la simple candidatura. La idea es conformar un Concejo Indígena de Gobierno desde donde se impulsará a la mujer que sea elegida como candidata.

“Es el tiempo de la dignidad rebelde, de construir una nueva nación por y para todas y todos, de fortalecer el poder de abajo y a la izquierda anticapitalista, de que paguen los culpables por el dolor de los pueblos de este México multicolor”, expuso el EZLN en el comunicado de su decisión.

El Quinto Congreso Nacional Indígena se realizó en octubre pasado; en estas semanas se está llevando a cabo una consulta con los pueblos del CNI para decidir si continuarán con su idea de impulsar a su candidata presidencial.

La asamblea del CNI se instalará nuevamente el 29 de diciembre próximo en San Cristóbal de las Casas, donde se darán a conocer los resultados de la consulta. El 1 de enero de 2017 tendrán una reunión plenaria en Oventik, Chiapas, y ahí tomarán los acuerdos.

La llegada de esta candidata representa no solo una declaración contra el sistema de partidos, sino la posibilidad de que la agenda indígena cobre relevancia en el debate nacional.

Reporte Indigo