José Antonio Meade, secretario de Hacienda y Crédito Público aseguró que México tiene los elementos para enfrentar un eventual triunfo del candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump y señaló que una intervención de la Comisión de Cambios del Banco de México para frenar la depreciación del peso no serviría debido a que la actual volatilidad es un fenómeno global.

México, dijo, también puede optar por la intervención de la Comisión de Cambios para nivelar la oferta y demanda del dólar, aunque “sería como echar gotas al mar, no es el instrumento que nos serviría”, dado que la volatilidad derivada de las elecciones en Estados Unidos no es un fenómeno local.

“Tenemos que ir viendo cómo se acomoda, pero ese riesgo la estaríamos enfrentando con finanzas públicas estructuralmente sanas, lo estaríamos enfrentando con un buen sistema bancario, lo estaríamos enfrentando con un buen balance de los corporativos y lo estaríamos enfrentando con una relación que es robusta, que es madura y que ha probado ser resistente frente a diferentes administraciones”, destacó.

Debe recordarse, reflexionó, que como parte de la campaña electoral, Trump propuso la construcción de un muro en la frontera de Estados Unidos y México, obra que según el candidato Republicano será pagada por los mexicanos. Además, anunció que, en caso de llegar a la Casa Blanca, modificará o eliminará el Tratado de Libre Comercio del Norte, además de gravar con una tasa de 30 por ciento los productos mexicanos de exportación.

Meade Kuribreña admitió en el curso de la entrevista la preocupación global sobre los resultados del 8 de noviembre, “de los mercados del mundo, no de los nuestros, no es un fenómeno local, no un fenómeno que podamos resolver con una intervención”.

El eventual triunfo del candidato republicano para la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, provocará volatilidad, pero México está preparado y no afectará su crecimiento económico anual, aseguró el secretario de Hacienda.

Recordó que la economía de México creció 1 por ciento durante el periodo julio a septiembre, recuperándose luego de haber retrocedido en el segundo trimestre, y el gobierno espera cerrar 2016 con un crecimiento del PIB de entre 2.0 y 2.6 por ciento.

Para el mediano plazo consideró que hay fortaleza de la economía mexicana porque están las reservas monetarias (175 mil 91 millones de dólares), está la línea de crédito flexible del FMI (por 88 mil millones de dólares), ésta la propia fortaleza de nuestras finanzas públicas y está la voluntad nuestra de ir cuidando nuestros mercados y de ir buscando que se reflejen las condiciones de la economía.

Descartado apoyo financiero a Veracruz

Por otra parte, ante el presunto desfalco de 35 mil millones de pesos en el estado de Veracruz, Meade descartó el rescate desde el centro para aquella entidad y recomendó al gobierno de Yunes ingresar a mercados financieros, fortalecer sus ingresos y reducir su gasto, así como un anticipo en sus participaciones.

Anunció que este jueves habrá una reunión en la sede de la Secretaría de Hacienda, entre los equipos del gobernador electo de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares y del despacho federal para analizar las diferentes opciones.

Ofreció: “estar atento de ver cómo apoyamos la transición, porque nos interesa que a los estados les vaya bien. Pero los estados en general son responsables de su propia situación financiera y tienen instrumentos para hacerle frente”, puntualizó .

Agregó que entre las opciones: “Se le puede adelantar participaciones, puede pedir créditos de corto plazo, está la banca de desarrollo, estamos en ánimo de trabajar con ellos, pero ellos también tienen que ir asumiendo su responsabilidad”.

Informó, que solamente participaciones y aportaciones, el año que entra en el paquete presupuestal, se van a incrementar en más de 100 mil millones de pesos. “Esto es, los estados habrán de contar con recursos, se está haciendo un muy gran esfuerzo, un esfuerzo muy importante en materia de recaudación, pero en sentido estricto la relación entre la federación y los estados está normada, está acotada, habremos de ceñirnos a ella”.

Aseguró que hay algunos espacios de excepción, con cargo, por ejemplo, a la discusión de Veracruz, la ley sí prevé la posibilidad de que se les dé los recursos directo a los municipios, pero explicó que para que eso suceda tienen que pasar un par de cosas: “Primero, que me lo pidan, segundo que me lo pida favorablemente a una instancia consultiva que integran todos los secretarios de finanzas del país y tercero, yo le doy los recursos al estado, pero es el estado, su propia legislación, la que dice cómo el 20 por ciento de ellos se le reparta a los municipios, por lo que tendría que hacerlo en coordinación con el estado”.

El secretario de Hacienda señaló que Veracruz es un estado en donde no ha crecido la deuda registrada en bancos tanta como otros estados. Eso, dijo, les da un espacio para acceder al mercado financiero, porque aquí hay diferentes fuentes de deuda: la que tienen con los bancos, la que tienen en términos de nómina, la que tiene con proveedores.

La Jornada