Contexto Nodal
Nicaragua celebra elecciones generales este domingo 6 de noviembre. Unas 3,8 millones de personas están habilitadas para elegir presidente y vicepresidente, además de 90 diputados nacionales y 20 para el Parlamento Centroamericano. El mandatario Daniel Ortega buscará la reelección mientras que la principal fuerza opositora, la Coalición Nacional por la Democracia, decidió no presentar candidatos al denunciar que los comicios son “una farsa”.

Vea el Especial de Nodal Nicaragua Elecciones 2016


Familias nicaragüenses ejercen el derecho al voto

Desde tempranas horas de la mañana la población se dispone a cumplir con el sufragio en las elecciones generales.

Las familias nicaragüenses acuden este domingo a los cuatro mil 308 centros de votación habilitados en nuestro país, con vistas a cumplir con el sufragio en las elecciones generales.

Según reportes desde diversas partes de la nación, la población se desplazó desde horas muy tempranas a los sitios habilitados, acompañada de llamados a cumplir con ese deber cívico.

Desde el Centro Educativo La Purísima Torres Molina, en el barrio Camilo Ortega del Distrito III de Managua, los pobladores destacaron la importancia de votar y poder elegir a quienes estarán al frente del gobierno por los próximos cinco años.

“Sería bueno salir temprano de sus casas a votar en tranquilidad y paz, debemos cumplir con nuestro deber y salir a votar”, dijo Jorge Ramón López Pravia.

Los informes desde distintos puntos de Managua y de todo el país dan cuenta de la organización de filas para emitir su sufragio.

En cada centro ya se concentraron los fiscales, funcionarios de la policía electoral y miembros del órgano comicial, encargados de velar por el correcto desempeño del proceso.

En estos comicios generales participan 16 partidos, 11 de  circunscripción nacional y cinco de las regiones autónomas de la zona del Caribe.

A la Presidencia de la República aspiran seis candidatos de distintas tendencias políticas, lo cual, según medios internacionales, evidencia la pluralidad de opciones con la que cuenta el pueblo nicaragüense.

En aras de garantizar la tranquilidad y paz que caracterizan a este tipo de ejercicio en Nicaragua, la Policía Nacional adoptó una serie de medidas de seguridad que entraron en vigor desde el pasado viernes.

La Voz del Sandinismo


Invitados electorales destacan rigor democrático de Nicaragua

Tanto el expresidente Fernando Lugo como el senador Oscar Hugo Richer, ambos de Paraguay, recalcaron que el proceso democrático nicaragüense es digno de admirar.

Parte del Grupo de Invitados Electorales, encabezada por el expresidente paraguayo Fernando Lugo, a los comicios de este domingo en Nicaragua, resaltaron el carácter ejemplarizante de la democracia en el país centroamericano.

A su llegada este viernes a territorio nicaragüense, Lugo indicó que en medio de la arremetida conservadora que vive la región latinoamericana, este país se erige como un referente del progresismo.

“Por lo menos en la región del Cono Sur, cuando dicen que los Gobiernos progresistas están pasando por una crisis, creemos que mucho podemos aprender hoy de Nicaragua, donde el proceso nicaragüense es un proceso que se ha consolidado”, declaró.

Este domingo 6 de noviembre el pueblo nicaragüense elige a su nuevo presidente y vicepresidente, 20 diputados nacionales, 70 diputados departamentales y regionales y 20 representantes ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen).

De igual forma, el también senador paraguayo agregó que el correcto desenvolvimiento de las elecciones necesitan de un Ejecutivo abocado al Buen Vivir de sus ciudadanos.

“Yo creo que la democracia consolidada, sólida, de calidad se da por el Buen Vivir de la gente y es lo que nosotros queremos constatar cómo se da en Nicaragua”, dijo Lugo, quien se mostró seguro que este domingo habrá una “fiesta democrática” en la nación centroamericana.

Por su parte, el senador paraguayo Oscar Hugo Richer, destacó que el proceso democrático en Nicaragua es una referencia para su país desde la época en que el pueblo luchaba contra la dictadura somocista.

Richer añadió que llegan invitados por el Consejo Supremo Electoral (CSE) de Nicaragua, para reafirmar su compromiso con el pueblo, que tiene la esperanza “de consolidarse como nación independiente”.

Entre los candidatos a presidente se encuentran el actual mandatario y dirigente del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Daniel Ortega, quien cuenta con elevada popularidad y nivel de aceptación entre la población, y las encuestas lo perfilan como el favorito de estas elecciones junto a su compañera de fórmula en la vicepresidencia, Rosario Murillo.

Telesur


Oposición espera elevado abstencionismo en elecciones de Nicaragua

Grupos de oposición nicaragüenses que quedaron fuera de la contienda electoral, observarán la votación de este domingo para constatar que esperan lo que será un elevado abstencionismo, pese a que las encuestas prevén lo contrario, dijeron sus dirigentes.

“Vamos a documentar con fotos, videos y denuncias ciudadanas el rechazo de la población” a las elecciones generales, dijo en rueda de prensa Violeta Granera, una de las dirigentes del Frente Amplio por la Democracia (FAD).

“Creemos que la abstención consciente y activa es el último factor para deslegitimar el proceso electoral” y pedir su anulación, añadió Granera.

El presidente Daniel Ortega es favorito en la intención de votos con el 69,8% de apoyo, frente a cinco candidatos de partidos pequeños que juntos obtienen menos del 15% de respaldo, según las encuestas.

Pero los opositores estiman que no habrá una participación masiva en la jornada de votación, como ha sido costumbre en otros ejercicios electorales con casi el 80% de asistencia.

Un estudio de la consultora local M&R estimó que la abstención se mantendrá en el nivel histórico de un 25%.

“El voto no va a decidir nada” porque no hay posibilidad de defender un solo voto debido a que el sistema está diseñado para favorecer a Ortega, manifestó Granera.

El exdiputado Eliseo Núñez explicó que harán un monitoreo de la votación en una muestra del 11% de los 4,308 centros de votación, que albergarán 14.581 mesas, a fin de evaluar el desarrollo de los comicios.

La oposición tendrá su propio escrutinio, dijo Núñez, aunque no dio detalles sobre el mecanismo para acceder a la información, a fin de contrastar las cifras oficiales del Consejo Supremo Electoral (CSE).

El interés de los opositores es constatar la efectividad de su llamado por el “no voto” realizado durante la campaña electoral que finalizó el miércoles.

Núñez criticó al CSE por lo que considera una manipulación de las cifras del padrón electoral porque, de 4,2 millones de ciudadanos inscritos, el tribunal estima que 3,8 millones son los que van a votar.

La intención del tribunal es reducir el grado de abstención que según Núñez será de un 50% de votantes.

La Prensa Libre