Negociadores de paz del Gobierno viajarán a La Habana este viernes

El tiempo empieza a correr en contra del proceso de paz. El cese el fuego bilateral, la adición de temas que no tiene que ver con el conflicto, la manutención de los guerrilleros en los campamentos, entre otros temas, amenazan el proceso que, como dijo hace unas semanas el líder de la guerrilla a Univisión, puede pasar “del cielo al infierno”. Por eso, la visita de Estado del presidente Juan Manuel Santos a Reino Unido sirvió para afinar detalles de la negociación para que el nuevo acuerdo empiece a implementarse lo más pronto posible. (Vea acá el especial A CONSTRUIR LA PAZ)

Este jueves, Santos estuvo con colombianos residentes en el Reino Unido. Durante la reunión, el presidente aprovechó para anunciar en público las instrucciones que dio a los negociadores del Gobierno en la mesa de La Habana. El mandatario confirmó que el jefe negociador, Humberto de la Calle, viajará a La Habana luego de que se ajuste el documento que llevarán a la mesa con más de 400 propuestas recibidas en las cuatro reuniones que tuvieron con los promotores del “No”. Las propuestas giran en torno a 60 ejes temáticos, según el anfitrión de los encuentros, el ministro del Interior Juan Fernando Cristo. (Lea: Diálogos con los del No irán hasta el sábado)

Pero la instrucción más importante que dio Santos a los negociadores del Gobierno es que no se paren de la mesa de diálogos hasta que hayan logrado un nuevo acuerdo de paz con las Farc.

“Yo regreso mañana. El sábado por la mañana ya tengo citado al jefe negociador, quien me va a dar un informe sobre todo el trabajo que ha venido haciendo esta semana, que ha sido muy intenso. Lo mando a La Habana con dos negociadores. Los demás ya estarán en La Habana. Mañana viajan. Les voy a decir: No se paran de la mesa hasta que tengan un acuerdo ya”, afirmó el presidente durante su tercer día en el Reino Unido.

El encuentro entre Santos y los colombianos en Londres se realizó en Mary Ward House. Allí, el presidente confirmó que está al tanto de las reuniones no solo entre el “Sí” y el “No”, sino también de los encuentros en La Habana de las Farc con los cristianos, primero, y luego con líderes de la comunidad LGBTI. Sobre los encuentros, el presidente afirmó que la gran preocupación es que el nuevo acuerdo de paz se implemente a la mayor brevedad posible.

El primer mandatario aprovechó el encuentro para destacar las múltiples movilizaciones que se han dado después del plebiscito exigiendo un nuevo acuerdo ya. Personas de todas las edades, ocupaciones, e incluso inclinaciones políticas, no han dejado de manifestarse en Colombia y en el exterior en apoyo al proceso.

“Quiero felicitarlos a todos por esa movilización social. Por eso les decía que está pasando algo maravilloso. Ustedes aquí, pero también en Colombia se están llenando las plazas en forma espontánea. Ahí ningún político está llevando a los estudiantes, a las personas, a las plazas. Se están llenando espontáneamente exigiendo un acuerdo ya”, indicó Santos, quien felicitó el colectivo de jóvenes colombianos en Londres, que aprovechó el paso del carruaje donde iban la Reina Isabel II y el presidente Santos para exhibir una pancarta exigiendo una pronta rengociación.

Santos contó durante el encuentro que hasta la Reina tuvo que ver con la pancarta. “Esos que gritan, ¿son a favor o en contra?”, dijo Isabel II. “Son a favor, a favor”, respondió el presidente. “Qué bueno”, acotó la Reina, según el relato de Santos a sus compatriotas en la capital británica. Durante el encuentro, el Jefe de Estado además explicó en qué había consistido su visita al país, qué habían pactado y cómo estaba Colombia en materia de paz, economía y política social.

De esta forma, el presidente dejó claro que, aunque las reuniones con los promotores del “No” irán hasta el sábado, y en las que se construirá el documento con las más de 400 propuestas recibidas, los negociadores de paz viajarán antes para empezar a discutir con la delegación de la guerrilla las propuestas.

El Espectador