Ricardo Miranda, dirigente de los indígenas de la comarca Ngäbe Buglé, reiteró el llamado al presidente Juan Carlos Varela a reabrir la compuerta del proyecto hidroeléctrico Barro Blanco, luego que se diera la muerte de un joven ahogado en el lago artificial.

Según Miranda, el pasado 3 de noviembre se registró la muerte de David Aguirre González de 20 años quien quedó sumergido en el lago artificial creado en el río Tabasara para las operaciones del proyecto hidroeléctico.

El dirigente de los indígenas contó en RPC Radio que tras una cortadura en la pierna la vícitima había sido trasladado a recibir atención médica, y cuando regresaban del centro de salud a bordo de una balsa improvisada, la misma se dañó en medio del lago, quedando sumergido el cuerpo sin vida de Aguirre.

“Exigimos al presidente Varela que cumpla su palabra cuando él dijo que solamente el llenado de Barro Blanco iba a ser para una prueba de embalse y que posteriormente iba a ser vaciado, pedimos que se proceda a la apertura de las compuertas”, dijo ante el primer caso de ahogado en el río Tabasara.

Miranda responsabilizó a la empresa Generadora del istmo S.A., el Gobierno a los bancos internacionales y a los caciques que que firmaron el aval para las operaciones de Barro Blanco causando la inundaciones de terrenos, casas, cementerios y tierras de producción y pide reabrir las compuertas para evitar otras muertes, o de lo contrario tomarán nuevas medidas que anunciarán en su momento.

Telemetro