El gobierno de Panamá rechazó la decisión de Colombia de adoptar este 1 de noviembre de 2016, dos decretos presidenciales sobre las importaciones de confecciones y calzados.

En un comunicado de prensa emitido por el Ministerio de Comercio e Industrias de Panamá (MICI) señalan “que incumplen nuevamente tanto sus obligaciones como Miembro de la Organización Mundial de Comercio (OMC), como lo dispuesto en los fallos del Órgano de Solución de controversias sobre el arancel mixto y las restricciones sobre puertos de entrada”. Ver También: Colombia publica un nuevo decreto sobre los calzados y los textiles tema por el que disputa con Panamá)

El ministro de Comercio Augusto Arosemena adelantó que “hemos ya analizado opciones que así lo permitan en un corto plazo, para evitar mayores perjuicios a nuestro sector afectado y equilibrar los flujos de comercio con dicho país”.
Manifestó que ante esta situación, se analizarán todas las opciones a fin de tomar una decisión sobre los pasos a seguir, mismas que serán anunciadas en los próximos días.

“La modificación del arancel mixto por parte de Colombia, en aparente conformidad con los niveles arancelarios a los que está comprometido ante la OMC, pierde su capacidad de dar cumplimiento a los Fallos del Órgano de Solución de Controversias, si está acompañado de nuevas medidas que imponen requisitos, controles estrictos y exigencias aduaneras especiales sobre las mismas mercancías; y que de igual forma restringen el acceso al mercado colombiano de las prendas de vestir y calzados.” indicó el Ministro de Comercio e Industrias, Augusto Arosemena en el comunicado.

También señala que que con independencia de que Colombia haya elegido dar cumplimiento a los fallos de la OMC, remplazando el arancel mixto que ha sido declarado ilegal por aranceles sobre el valor de la mercancía, no puede adoptar en forma paralela mediante supuestos controles aduaneros, medidas que violen otras obligaciones sobre acceso a mercado y valoración en aduanas, menos aún fundamentarlas en argumentos que fueron rechazados en las dos instancias de este caso, como la supuesta justificación de hacer cumplir leyes sobre lavado de activos.

“Adicionalmente también esas medidas disponen nuevamente restricciones sobre puertos de entrada de estas mercancías, las cuales ya fueron declaradas ilegales por la OMC en un panel anterior” agregó. Arosemena.

ANPanamá conversó con Surse Pierpoint gerente de la Zona Libre de Colón de cómo afecta esta nueva medida y este indicó que se reunirá con los usuarios de la zona franca la próxima semana y analizar el supuesto alcance de la misma.

Anpanamá