La lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, terminó de saborear el trago amargo que lo tocó probar y rompió su silencio esta noche para reconocer, más tarde que nunca, la victoria de Pedro Pablo Kuczynski.

“Por supuesto que reconocemos los resultados. Todos sabemos cuáles son, desde acá decimos seguimos avanzando, seguimos adelante”, señaló en sus primeras declaraciones la mayor de los Fujimori, durante un balconazo.

Sobre el prolongado silencio que guardó todo este tiempo, sostuvo que fue para dar gobernabilidad al mandatario y corresponder el voto que recibió en los últimos comicios. “Especulaban que estaba deprimida, eso es para los perdedores”, dijo.

“Esos cien días de silencio nos ha permitido lograr esa armonía que se necesita en la bancada de 72 congresistas (…) Hemos venido trabajando fuertemente en esta consolidación de nuestro partido”, señaló ante sus simpatizantes.

Minimiza marchas y cuestionamientos

Fujimori Higuchi también minimizó las marchas y cuestionamientos a su agrupación política. Se refirió, indirectamente, a la movilización que realizaron en la víspera miles de estudiantes universitarios en la capital, y a nivel nacional, contra la elección de José Chlimper, Elmer Cuba y Rafael Rey en el directorio del Banco Central de Reserva (BCR).

Comentó que “con sus marchas en las calles, de mentira, de desprestigio, no nos van a detener. Se equivocan quienes pretendan presionarnos”, dijo.
Críticas al gobierno de PPK
El caso de presunta corrupción que protagonizó el exasesor presidencial Carlos Moreno fue duramente cuestionado por Keiko. Sobre ello comentó que la denuncia del ‘negociazo’ es la prueba que el gobierno de Kuczynski está unido con la gestión nacionalista.

“Algo los una a este gobierno con el gobierno anterior y muestra de eso ha sido la contratación de Moreno”, señaló en alusión al papel que jugó Moreno Chacón en ambos periodos de gestión.

Además, el conflicto social originado en Apurímac por el proyecto minero La Bambas, motivó a la excongresista a señalar que la figura de PPK ha estado ausente en el interior del país. “Hemos visto la ausencia del presidente en los conflictos”, refirió

“¿Qué ha pasado en estos últimos 100 días? Hemos visto la ausencia del presidente en los momentos más críticos. Han sido 100 días donde los conflictos sociales todavía continúan. Desde el interior del Perú preguntan dónde está el presidente. Han sido 100 días donde la delincuencia sigue siendo dueña de las calles. Cien días donde los precios de los alimentos siguen subiendo, donde nos preocupa la crisis del sector Salud, donde no vemos un rumbo”, expresó.

Keiko Fujimori participó junto a sus correligionarios en la inauguración de un local partidario en el Centro de Lima. Congresistas como Cecilia Chacón, Luz Salgado, entre otros, estuvieron presentes. También se observó la presencia de exparlamentarios, como Juan José Díaz Dios.

La República.