La Asociación Civil de Desarrollo Social y Promoción Cultural Libertad (Adesproc) presentó este viernes en La Paz el primer Observatorio LGTBI de Bolivia y de todo Latinoamérica, para vigilar agresiones y delitos homofóbicos y transfóbicos en el país andino.

Este mecanismo estadístico, informativo y de denuncia se encargará de “hacer vigilancia a todos los temas de derechos humanos” de Bolivia, según explicó durante la presentación el director ejecutivo de Adesproc, Alberto Moscoso.

En la última década en el país andino, aseguró Moscoso, han cometido más de 75 crímenes de odio y no existe ninguna sentencia condenatoria que los penalice.

El portal, que está financiado por la Unión Europea y la Embajada de Suecia, contará con información estadística de estos crímenes, así como de casos de acoso escolar por orientación sexual a estudiantes y otros casos de “homolesbotransfobia”.

También recoge toda la normativa legal que está vigente en Bolivia para defender los derechos de la comunidad LGTBI, y los procedimientos judiciales de estos casos.

Bolivia cuenta con la quinta constitución del mundo que reconoce los derechos LGTBI, como recordó a los medios de comunicación la adjunta al Defensor del Pueblo, Tamara Nuñez, quien instó a “seguir trabajando” a pesar de tener los derechos de la comunidad “blindados” con múltiples leyes y convenios internacionales.

Nuñez denunció que, a pesar de este arsenal jurídico, “la justicia no está capacitada en mucha normativa, no está sensibilizada y no sabe lo que significa LGTB”.

Por eso, una de las primeras acciones concretas del Observatorio será “contribuir a la formación de operadores y operadoras de justicia, en el conocimiento, manejo y aplicación de las normas”, como aseveraron desde Adesproc.

A la presentación de este nuevo Observatorio también asistió el embajador de la Unión Europea en Bolivia, León de la Torre, quien instó a seguir luchando por la defensa de los derechos humanos y no “darla por sentada”.

“Una democracia saludable sólo lo es si es capaz de escuchar a todos los sectores que la componen”, dijo de la Torre, quien deseó a las organizaciones presentes que el observatorio “sea un mecanismo útil y transparente”.

Por otra parte, desde Adesproc pidieron la colaboración a los medios de comunicación para que haya una “mayor visibilidad” del colectivo LGTBI.

Según un estudio realizado por la asociación, sólo un 3 % de 1.400 noticias analizadas en medios boliviano hablan de “diversidades sexuales” o “identidad de género”.

Bolivia no cuenta con una ley específica contra los crímenes de odio hacia personas LGTBI, aunque algunas organizaciones esperan que se tipifiquen estos delitos en la próxima reforma del código penal del país.

Este año la Asamblea Legislativa aprobó una ley de identidad de género que permite a las personas transexuales y transgénero cambiar su sexo en el documento de identidad.

La Razón