El presidente de la República, Juan Carlos Varela, inauguró este martes 29 de noviembre el 159 período de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que se desarrolla en la capital panameña hasta el 7 de diciembre en el hotel Radisson Decápolis.

Durante la ceremonia de inauguración, Varela destacó que “Panamá es un país respetuoso de los derechos humanos. En 27 años de democracia iniciamos un camino hacia el pleno cumplimiento de nuestras obligaciones en esta materia”.

El mandatario afirmó que el país vive “cambios positivos” en materia de libertad de expresión, en cuanto a las relaciones con los sindicatos y los pueblos originarios. Y agregó que el Estado panameño tiene interés en desarrollar y fortalecer el respeto de los derechos humanos, tanto en el país como en la región.

Resaltó también que Panamá “acata y da cumplimiento” a las sentencias que emite este organismo. “Acatamos y promovemos los derechos de la niñez, de la población vulnerable, los derechos de los puebos indígenas y los de la mujer”, mencionó.

En octubre pasado, Panamá se comprometió con la CIDH –que atravesaba por una crisis financiera– a ser la sede de las audiencias públicas que se habían suspendido en los meses de julio y octubre por falta de fondos.

“Agradecemos la acción decidida del Gobierno de Panamá con la CIDH para superar dificultades económicas”, dijo su presidente James L. Cavallaro, en el evento inaugural.

Algunos de los temas en los que se centrarán las audiencias que realizará en Panamá la CIDH son: la situación de los pueblos indígenas, el derecho de consultas en Honduras, los derechos humanos en Cuba y la libertad de expresión en Ecuador y Paraguay. Por norma, la CIDH no celebra audiencias sobre temas que impliquen al país sede.

Previo a la inauguración, integrantes del partido Cambio Democrático efectuaron una protesta en las afueras del hotel sede de las sesiones.

Entre los manifestantes estaba Marta de Martinelli, esposa del expresidente Ricardo Martinelli, quien es requerido por la Corte Suprema de Justicia para que responda por los delitos de inviolabilidad del secreto y el derecho a la intimidad, entre otros casos. Panamá gestiona su extradición de Estados Unidos, donde reside en Miami desde el año pasado.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA) encargado de la promoción y protección de los derechos humanos en el continente americano. Está integrada por siete miembros independientes que se desempeñan en forma personal, y tiene su sede en Washington, D.C.

Prensa Libre