El candidato a gobernador oficialista Bernier promete “salvar” el sistema de pensiones público

A pesar del estado crítico en que se encuentran los sistemas públicos de retiro del País, salvarlos es una de las prioridades del candidato a la gobernación por el Partido Popular Democrático (PPD), David Bernier.

Por ello, ya identificó los aproximadamente $1,100 millones que, a su juicio, se necesitarían para mantenerlos a flote a pesar de pronósticos que estiman que el Sistema de Retiro de Maestros se quedará sin fondos para el 2017.

También en contra de las predicciones de expertos, que anticipan el recorte de beneficios y ayudas para los jubilados, Bernier buscará restablecer el bono de $400 para las personas mayores de 65 años.

Y reconociendo que la salud es uno de los asuntos prioritarios de este sector poblacional, Bernier prometió fortalecer los servicios de cuidados de salud en el hogar, así como darles apoyo a los cuidadores.

Esta es parte de la plataforma que el candidato a la gobernación por el PPD propone para los adultos mayores. “Vida digna en familia y comunidad” es el nombre del programa de gobierno que se compromete a cumplir, de resultar electo en las próximas elecciones generales, a celebrarse el 8 de noviembre.

“He sido enfático de que la recuperación fiscal no se puede dar lastimando a los sectores más vulnerables, sería nefasto para Puerto Rico cuadrar la caja del gobierno quebrando socialmente al País”, indicó Bernier en entrevista con este diario para presentar su propuesta para los adultos mayores.

Su varita mágica será intentar lograr la reestructuración de la deuda para que pueda haber desarrollo económico. La deuda pública del País ronda los $69,000 millones.

Inyección de fondos

“Uno de los grupos (poblacionales) más afectados serían los adultos mayores. Hay que restablecer la deuda”, insistió.

Una reducción significativa al presupuesto, aseguró, lastimaría tanto a los servidores públicos como a los pensionados, así como todo lo relacionado con servicio directo.

“Salvar las pensiones es una deuda moral. No es negociable que se afecte el Sistema de Retiro”, puntualizó.

Su propuesta es inyectarles $1,103 millones en fondos recurrentes a los dos sistemas de retiro del País: el de empleados del gobierno general y el de maestros.

Unos $702 millones serían aportados al Sistema de Retiro de Empleados Públicos y otros $401 millones al Sistema de Retiro de Maestros.

Para lograrlo, explicó, se necesitaría la “voluntad necesaria” para impulsar varias medidas, incluyendo la redistribución de 15% de fondos especiales, retirando ese dinero de unos 900 programas de gobierno, como el destinado a la rehabilitación de jugadores compulsivos. Para el 2012 se estimaba que un 6.4% de la población tenía problemas con los juegos de azar.

Por otra parte, comentó que con la reforma contributiva que propone es que se podrá conceder el bono anual de $400 a las personas mayores de 65 años.

La eliminación del Impuesto sobre Ventas y Uso (IVU) y del Impuesto al Valor Añadido (IVA) en negocios con ventas anuales de $500,000 o menos, ayudará también a los adultos mayores, aseguró Bernier, quien comentó que muchos de estos negocios son colmados, farmacias y otros lugares de uso frecuente de esta población.

Mayor acceso

Otra de las propuestas de Bernier para los adultos mayores es facilitar el acceso a transportación de bajo costo y gratuita en zonas urbanas y rurales. El ejemplo que seguirá, dijo, será el del Sistema Intermodal de Transportación Carolinense (Sitrac). Este es un sistema de transportación gratuita para los carolinenses en el centro urbano, la zona rural e Isla Verde que este municipio ofrece de lunes a viernes, de 6:00 a.m. a 6:00 p.m. Esta propuesta, aseguró, la llevará inicialmente al área oeste del País, además de extenderla a pueblos limítrofes a Carolina.

“Aspiro a conectarla entre regiones para aliviar la carga económica del adulto mayor y mejorar su calidad de vida”, dijo.

En cuanto a la salud, Bernier prometió “reconceptualizar” el rol de las aseguradoras, lo que, según dijo, generará unos $200 millones de economías a corto plazo que podrían utilizarse en mejorar la calidad de vida de esta población, como el fortalecimiento de los servicios de cuidado en el hogar, así como otros programas, como el de Ama de Llaves.

Abogar por la paridad del programa Medicare y por la continuidad de los fondos del Obamacare a Puerto Rico son otras de sus promesas, proyectos que recaen principalmente en la figura del comisionado residente en Washington. Los $6,300 millones del Obamacare que se le otorgaron a Puerto Rico en el 2010 estaban destinados a durar hasta el 2019, pero al ritmo en que fueron utilizados se estima que podrían acabarse a finales del próximo año.

Más servicios

La plataforma de trabajo del presidente del PPD para el sector de adultos mayores busca abogar por que los centros comunales y escuelas en desuso se conviertan en lugares donde se puedan ofrecer servicios gubernamentales. Esto, dijo, les garantizará cercanía y mayor acceso.

Además, Bernier propone la creación de un comité asesor en el Departamento del Trabajo que promueva la colaboración de diferentes sectores en el desarrollo de una política pública laboral integral, de cara a la cantidad de adultos mayores que desean mantenerse productivos.

A la par, dijo, promoverá legislación para permitir la participación activa del adulto mayor en la fuerza laboral con la flexibilidad de trabajar en el hogar, en horarios más reducidos y con la oportunidad de readiestrarse en nueva tecnología o destrezas.

Por otra parte, Bernier prometió reformar la Oficina de Licenciamiento de los establecimientos que proveen servicios a adultos mayores y revisar políticas públicas para aumentar las multas y penas por maltrato, discrimen, explotación y otras formas de conducta en contra de los adultos mayores.

“Esto no puede ser una operación puramente aritmética. El Estado tiene la responsabilidad de dar servicios. Por eso, hay que tener cuidado con las propuestas de recortes al Fondo General”, dijo al enfatizar en la importancia de que se proteja y reconozca el valor social, lo que proponen parte de estas propuestas.

Lograrlo, dijo, dependerá de la filosofía del próximo gobernador y de la ruta de recuperación del País.

“Esta es una población en crecimiento y los programas tienen que comprender esto”, concluyó.

Bernier propone

1. Promover la transformación urbana y comunitaria en espacios que garanticen seguridad vial, movilidad y acceso a vivienda, según necesidades de los adultos mayores.

2. Facilitar la transformación de la vida en comunidad de forma que provea a los adultos mayores los servicios necesarios en el hogar.

3. Desarrollar iniciativas de servicios que brinden disponibilidad y accesibilidad a programas y servicios, como apoyo a cuidadores familiares e informales.

4. Propiciar iniciativas de empleos que viabilicen oportunidades de adiestramiento y apoyo en el proceso de entrada a la fuerza laboral, así como acceso a incentivos y servicios para el desarrollo empresarial.

5. Promover acceso especial a la salud y programas de salud preventiva.

6. Fomentar el desarrollo de una conciencia colectiva de respeto, valor y transformación, donde jóvenes, adultos y viejos cuenten con las herramientas de preparación para la jubilación, así como el manejo financiero que permita maximizar el potencial de rendimiento y provisión de recursos económicos que propicien la autosustentabilidad.

7. Fomentar iniciativas sensibles de eficacia y agilidad procesal por parte de los organismos de administración de los servicios y organismos de ley y orden.

8. Desarrollar política pública que incentive el desarrollo de alianzas con municipios, entes regionales y organizaciones sin fines de lucro para crear alternativas de cuidado prolongado y vivienda diversa en centros urbanos.

El Nuevo Día