Costa Rica reduce la pobreza y logra el índice más bajo de los últimos 7 años con lo que demuestra la voluntad política de Administración Solís Rivera de atender este problema estructural del país mediante una política pública integral y articulada que surge de una ruta clara y definida en la reducción de la pobreza.

Según los datos comparables de la Encuesta Nacional de Hogares, presentada, el país logró bajar la pobreza total de 22,3% en el año 2014 –al asumir el Gobierno- a 20,5% en el 2016. En el caso de la pobreza rural bajó de 30,3% en el 2014 a 25.7% en el 2016 y la urbana, en esos mismos años de 19,5% a 18,6%.

De la Encuesta Nacional de Hogares, también se desprende que 10.400 hogares salieron de la pobreza –lo que representa 22.620 personas- y 9.700 hogares en situación de pobreza extrema –lo que representa 30.800 personas- ya no se encuentran en esta condición.

“Con satisfacción y con el compromiso de seguir trabajando con más intensidad y empeños recibimos los datos de la Encuesta Nacional de Hogares del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC). La voluntad política de atender un problema estructura de Costa Rica ha sido una ruta clara y definida que hemos tenido en el Gobierno. La Estrategia Nacional para la Reducción de la Pobreza Puente al Desarrollo, es uno de los pilares de trabajo del gobierno y articula, sin crear programas nuevos, un uso eficiente y transparente de los recursos y dineros institucionales para incidir de manera integral y sostenible en las familias con mayor situación de vulnerabilidad”, indicó el Presidente de la República Luis Guillermo Solís Rivera.

Otro dato de interés que se refleja en el estudio, es que el Gobierno está distribuyendo las ayudas a aquellas personas a quienes realmente se debe de llegar, sustentado en Puente al Desarrollo que es una política pública integral y sostenible, que con cuatro componentes fundamentales garantizan transparencia y uso eficiente de los recursos destinados a impulsar a las familias más vulnerables.

Puente al Desarrollo se compone, además de la articulación institucional, los mapas sociales, que permiten ubicar de manera georeferencial a las familias más vulnerables; los cogestores sociales, quienes atienden y dan seguimiento de manera directa a las familias incluidas; el Índice de Pobreza Multidimensional, que mide la pobreza más allá de los ingresos económicos y permite una evaluación más exhaustiva; y el Sistema Nacional de Registro Unico de Beneficiarios (SINIRUBE), que le dará a Costa Rica una herramienta fundamental para evitar las filtraciones y que los programas y recursos lleguen a las familias que realmente lo necesitan.

“Desde el día uno trabajamos bajo el eje del cumplimiento de los derechos humanos, particularmente de quienes históricamente han vivido en mayor vulnerabilidad. Por ello, la Estrategia Puente al Desarrollo, articula al sector social, por medio del Consejo Presidencial Social, para atender de manera prioritaria, preferente, articulada y localizada en los 75 distritos con mayor concentración de pobreza en el país, gracias a los 12 protocolos que dan trazabilidad a la asignación de los recursos y programas. Este trabajo en equipo, nos ha permitido evitar las filtraciones porque sabemos con exactitud a quienes debemos llegar. Nos llena de gran satisfacción demostrar con hechos la incidencia que estamos teniendo en las familias en situación de pobreza y pobreza extrema. Seguiremos trabajando con mayor ahínco, porque tenemos plena seguridad de que es posible mover la aguja de la igualdad y de la inclusión social”, expresó la Vicepresidenta de la República, en su calidad de coordinadora del Consejo Presidencial Social, Ana Helena Chacón Echeverría.

La inversión social creció en un 14% en el último año y se concentra en el grupo de hogares con mayor pobreza. Esto refleja que la Estrategia Nacional para la Reducción de la Pobreza Puente al Desarrollo es un instrumento que efectivo.

La Estrategia Nacional para la Reducción de la Pobreza Puente al Desarrollo se caracteriza por brindar capacidades que permitan las familias en extrema pobreza mejorar su condición de vida. “Hemos priorizado la atención de las familias en condición de pobreza extrema de manera técnica, por medio de mapas georeferenciados, erradicando el clientelismo político; hoy buscamos a quienes nunca habían tenido voz ni habían podido llegar a la institucionalidad. Debemos de apostar porque el cambio de paradigma en la atención de la pobreza trascienda el gobierno de turno y sea una política de Estado; promoviendo la ampliación de capacidades y oportunidades de sus miembros para que puedan salir de la pobreza por sus propios medios”, enfatizó el Ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social y Presidente Ejecutivo del IMAS, Emilio Arias Rodríguez

Es importante destacar que la dimensión que contribuye en mayor medida a la reducción de la pobreza multidimensional es la de vivienda y uso de internet. Esto se debe a la visión del Gobierno de visualizar la reducción de la pobreza de la mano de la brecha digital. Por ello, se crea un trabajo articulado entre la Estrategia Nacional [email protected] y la Estrategia de Puente al Desarrollo, donde no solo se incorpora el elemento tecnológico para reducir la pobreza, generar empleo e inclusión social, sino que también -desde Puente al Desarrollo- se concibe el acceso a las tecnologías de información y comunicación como una herramienta básica para el mejoramiento de los procesos educativos y para el acceso a servicios como educación, salud, trabajo.

De acuerdo a los datos de la Encuesta Nacional de Hogares del INEC las zonas rurales presentaron una reducción significativa en los dos últimos años, pasando de un 30.3% a un 25.7 %, lo que representa una baja de 4.6%. La Región Brunca (bajó en un 4.2%) y Chorotega (bajó en un 9.6 %) son los lugares que mayor avance mostraron.

Asimismo, la pobreza multidimensional también llegó a su nivel más bajo en los últimos seis años, pasando de 25.9 % en el 2010, a 20.5% en el 2016.

  • Región Brunca y Chorotega muestran el mayor avance en reducción de pobreza, según Encuesta Nacional de Hogares, julio 2016.
  • Más de 10 mil hogares están fuera de la pobreza, lo que representa más de 22 mil personas. 10 mil hogares salen de la pobreza extrema, que son más de 30 mil personas.
  • Voluntad política de la Administración Solís Rivera permite avanzar en el cumplimiento de los derechos humanos de la población más vulnerable.
  • Estrategia Puente al Desarrollo articula de forma eficiente al sector social para focalizar la atención de la pobreza extrema y evitar las filtraciones.

Presidencia de Costa Rica