Continúa el paro de actividades en el sector público, luego que este domingo nuevamente fracasara la mesa de negociación entre los trabajadores y el Gobierno.

La Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF) fijó una nueva marcha para este martes a partir de las 11 de la mañana, que en el caso de la Región Metropolitana iniciará en Plaza Italia para concluir en el sector de Los Héroes.

En lo sustancial la propuesta del Ejecutivo no tuvo modificaciones manteniendo el reajuste en el 3,2 por ciento. Se habló incluso de un tipo de seguro de diez mil pesos por trabajador que se igualaría a aumentar la cifra a un 3,3 por ciento, lo que fue rechazado por los funcionarios. Ante esto, el Ejecutivo dijo que quedaban los canales abiertos para dialogar nuevamente durante estas 48 horas de paralización.

En materia de bonos, se amplió la cobertura del Bono Especial, fijando el monto en 104 mil pesos para las rentas hasta 550 mil pesos y ofreciendo 35 mil pesos para los sueldos entre 550 mil pesos y dos millones 340 mil pesos.

El presidente de la Confederación de Funcionarios de la Salud Municipal (Confusam), Esteban Maturana, espera que el Ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, los convoque a negociar porque los trabajadores han mostrado la suficiente flexibilidad rebajando su propuesta desde un 6 a un 4 por ciento de reajuste.

“Lo hemos dicho cuando el Gobierno estime pertinente dialogar, nosotros lo vamos a hacer. Por su puesto, cuando pongan una cifra razonable, las movilizaciones se terminan”, subrayó.

Para la presidenta de la Federación Nacional de Profesionales Universitarios de los Servicios de Salud (Fenpruss), Gabriela Farías, el resultado de la mesa de negociación de este domingo podría haber sido en algún punto positivo si al menos el Gobierno hubiese mejorado su propuesta respecto a los bonos.

Sin embargo, fracasó y en parte responde, a su juicio, a una estrategia de blindar al Ministro Valdés para no debilitar su gestión ante las eventuales bajas que tendría el Comité Político por la presentación de algunos de sus miembros a las candidaturas parlamentarias.

“Aquí está muy presente la figura de Valdés por las consecuencias que está generando esta negociación, pero cuando el Gobierno no da mucho margen no hay mucho que hacer”, indicó.

Si bien los dirigentes sindicales han recalcado la intransigencia del Ejecutivo para negociar, así también que se reunieran en primera instancia con los presidentes de partido de la Nueva Mayoría y no con los trabajadores, para el senador de la DC Fuad Chaín ambas partes han tenido un mal manejo de la discusión.

“Ha habido intransigencia por ambas partes. El Gobierno tiene que estar dispuesto a modificar su posición y no tiene otra alternativa que llegar a un acuerdo con los funcionarios”, reconoció.

Los dirigentes gremiales informaron que tienen previsto reuniones en cada confederación para evaluar el funcionamiento de los turnos éticos de los servicios públicos y las estrategias que seguirán respecto a las movilizaciones.

Radio U Chile


Funcionarios llaman a marchar por el reajuste salarial


Paro sector público: Dirigentes cuestionan viaje de Bachelet en medio de “grave crisis interna del país”

Luego de varias jornadas movilizados, los trabajadores públicos que permanecen paralizados, cuestionaron este lunes el viaje de la Presidenta Michelle Bachelet a Marruecos para participar de la XXII Conferencia sobre el clima de las Naciones Unidas.

“La Presidenta ha expresado su preocupación por los paros de los servicios públicos, por la suspensión miles de cirugías, por el problema con la basura, la Presidenta tiene una grave crisis interna del país y debería haber delegado la responsabilidad. Me parece sumamente irresponsable que la Presidenta no esté en el país”, sostuvo el presidente de la Confusam, Esteban Maturana.

Pese a las negociaciones del fin de semana, las posturas entre el gobierno y el sector público aún no se acercan. En este escenario, los trabajadores amenazan con que el tema seguirá en ascenso “porque la gente sabe que nosotros tenemos la razón. Si a nosotros se nos impone una política de esta magnitud, que queda con el resto de los trabajadores. Esta mesa ha dado un ejemplo de dignidad que no se veía hace años”, indicó el dirigente.

En ese sentido, el presidente de la ANEF, Raúl de la Puente señaló que “ha sido una semana infructuosa, en la cual el gobierno no ha querido escuchar a los trabajadores, el gobierno mantiene una misma posición, no sé cuál es la intención de conversar si resulta que no traen una propuesta que signifique avanzar”.

“Queremos manifestar nuestras disculpas, pero la responsabilidad no es de los trabajadores. Nosotros seguimos abiertos a continuar y dialogar, pero dispuesto a luchar en todas las instancias”, agregó.

De esta forma y con una postura bastante clara, los dirigentes anunciaron que las movilizaciones continuarán con los trabajadores en la calle. Así, se espera que este martes, protagonicen una masiva marcha desde Plaza Baquedano hasta Los Héroes, por la Alameda.

La Tercera


Gobierno mantiene reajuste de sector público en 3,2% pese a divisiones dentro del oficialismo

Lejos de dar alguna señal de apertura sobre un posible aumento en la propuesta de reajuste salarial para los funcionarios del sector público, el ministro vocero de gobierno, Marcelo Díaz, salió a reforzar la oferta hasta ahora inamovible del Ejecutivo, manteniendo la cifra de 3,2% propuesta.

“Desde el comienzo hemos dicho que tenemos una limitación en términos de recursos y es bueno que lo digamos con claridad. Los recursos del Estado son compartidos para distintos propósitos: hospitales, carreteras (…) y desde esa perspectiva tenemos que ser muy responsables con cómo administramos nuestros recursos y cuánto disponemos para cada cosa”, expuso el secretario de Estado.

Tras finalizar el comité político llevado a cabo en La Moneda, Díaz fue enfático en sostener que el 3,2% “es la cifra de reajuste que corresponde”, agregando que desde el gobierno están trabajando en “el esfuerzo de conversar, acercar posiciones y explicar cuáles son los límites que tenemos”.

Cabe destacar que en la reunión del pasado domingo, la mesa del sector público bajó sus pretensiones de reajuste de un 7% a 4%, ajustando los bonos en dos tramos: de $150 mil para sueldos bajo los $709 mil; y para quienes ganan entre este monto y hasta $2.350.000 mensuales, un bono de $75 mil.

Sin embargo, el Ejecutivo no cedió, manteniendo firme su posición.

De hecho, este lunes el ministerio de Hacienda, difundió una minuta a los parlamentarios, detallando el costo económico adicional que implicaría lo solicitado por los trabajadores (aumentar el reajuste de 3,2% a 4%.

En ella, se precisa que mientras la propuesta de reajuste que envió el Gobierno y que se rechazó en el Congreso contempla un desembolso de $833.000 millones, la solicitada por el sector público implica un aumento adicional de más de $174.000 millones (considerando también el aumento de los bonos de fin de conflicto) de los cuales $125.500 millones corresponden sólo por aumentar el guarismo en discusión.

La minuta además advierte que “esta petición implica un costo adicional al ya propuesto por el Ejecutivo equivalente a 1.28 veces lo que cuesta el aumento de la Pensión Básica Solidaria”.

Diferencias oficialistas

En La Moneda este tema se tomó las conversaciones. Tras finalizar el tradicional comité político de los lunes, varias figuras dentro de la Nueva Mayoría salieron a respaldar la postura del gobierno de mantener el 3,2%, asegurando que la oferta del Ejecutivo está alineada al escenario fiscal local.

“Entendemos que el 3,2% de reajuste es lo que es posible entregar (…) el gobierno, en margen, ha ido aumentando los recursos para los bonos”, sostuvo la senadora y presidenta de la DC, Carolina Goic.

En esa misma línea, la presidenta del PS, Isabel Allende, señaló que el aumento de los bonos “es el máximo esfuerzo que el Gobierno puede hacer, entendiendo que no se toca el guarismo del 3,2%”.

Sin embargo, más tarde en el habitual almuerzo de parlamentarios en Hacienda, los participantes fueron más duros con el gobierno respecto a este tema.

“La plata es la misma, no hay ninguna cuestión adicional. Al final se impone el orgullo de no tocar el 3,2% (…) aquí no ha cambiado nada”, criticó el diputado DC, Pablo Lorenzini, agregando que “no veo un buen ambiente, porque al final del día sólo se hicieron un par de movimientos tramposos”.

En tanto el senador PS, Carlos Montes, planteó que incluso existe la posibilidad de que el gobierno no envíe ningún proyecto. “Siempre va a estar abierta esa posibilidad, porque si no hay votos suficientes, no se va a presentar nada”, acotó.

La Tercera