La mesa del sector público confirmó este jueves el término de la movilización de los funcionarios paralizados, pese a rechazar el reajuste aprobado el miércoles en la Cámara de Diputados.

Asimismo valoraron y destacaron el nivel de “lucha” y “unidad” del proceso que llevaron adelante los funcionarios.

El coordinador de la mesa, Carlos Insunza dijo que se da por concluida la movilización y cada organización tomará todas las medidas necesarias para superar las problemáticas que han ocurrido durante el paro debido a su extensión.

“A partir de mañana todos los trabajadores públicos de Chile haremos todos los esfuerzos necesarios para dar cuenta de nuestra misión con la ciudadanía”, indicó.

Los dirigentes fueron enfáticos al señalar que rechazan el resultado final de la votación por el reajuste, calificado de “insuficiente”.

En ese sentido, Raúl de la Puente, presidente de la ANEF, acusó una conducta inconsecuente de parte de los parlamentarios, ya que agregó que hace unos días rechazaron una propuesta de reajuste de 3,2% por 97 votos en contra y cero votos de apoyo. “Y ayer, sin mediar ningún cambio en este porcentaje de 3,2% han actuado totalmente diferente”, agregó.

“El gobierno ha cometido una equivocación enorme. Los funcionarios públicos somos personas de clase media. Personas que tenemos pensamientos de centro o de izquierda. Personas que votamos. Esto, sin duda, provoca un profundo golpe a esos funcionarios públicos que esperaban del gobierno escuchar a los trabajadores y hacer una negociación, no una imposición como la hizo el ministro Valdés”, sentenció De la Puente.

Por su parte, Esteban Maturana, presidente de la Confusam, señaló que “haremos nuestro mayor esfuerzo para superar todos los problemas que se han creado a raíz de nuestra movilización, pero también decir con mucha claridad que la responsabilidad no es nuestra”.

Además aseguró que fueron engañados por el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, quien les dijo que mantendría “canales abiertos y estos jamás se abrieron”.

“Lo único que hizo él fue, recordando su previa historia de operador político electoral del Partido Socialista, operar políticamente un acuerdo para lo cual no tuvo vergüenza de negociar con la derecha, con los empresarios, con los dueños del poder político y económico”, remató.

“Quiero decirle al Gobierno que esta mesa está preparando nuestras movilizaciones, nuestra negociación para el año 2017. Hemos aprendido este año cómo hay que hacer las cosas”, advirtió.

Biobio