El presidente Tabaré Vázquez reiteró este lunes que Uruguay reconoce al Gobierno del mandatario Michel Temer, que respeta las decisiones del país vecino frente a su crisis política y admitió también que aceptaría dar asilo a políticos brasileños si el derecho internacional avala esa condición.

“Debe quedar claro que Uruguay, históricamente desde el punto de vista de sus relaciones internacionales, reconoce Gobiernos y Brasil tiene un Gobierno ahora que Uruguay ya lo reconoció”, comentó Vázquez en declaraciones a periodistas después de un encuentro con empresarios brasileños en Sao Paulo.

Para Vázquez, “Brasil es un país muy importante para Uruguay, desde todo punto de vista, también del comercial, y por eso intentaremos mantener las mejores relaciones posibles con el Gobierno de Brasil”.

“Los problemas internos de Brasil los resuelve Brasil y nosotros no podemos desde afuera emitir algún tipo de opinión. No queremos intervenir en los problemas políticos internos de otro país”, aseveró el jefe de Estado con relación a la profunda crisis política brasileña, salpicada por graves escándalos de corrupción.

En ese sentido, Vázquez se mostró cauteloso y prefirió hablar poco de su homólogo brasileño, pero advirtió que si algún político de Brasil pide asilo a su país y esa solicitud está amparada en el derecho internacional, Uruguay la aceptará.

“A mí me parece el presidente Temer una persona muy amable y muy seria, hablé con él una media hora en Nueva York… punto”, señaló a secas el gobernante.

Lula en Uruguay

En Brasil circuló con fuerza en los últimos días el rumor de que el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, implicado en el escándalo de corrupción descubierto en la petrolera estatal Petrobras y quien este lunes comenzó a responder ante la Justicia, estaría pensando en pedir asilo político a Uruguay.

Algunos medios apuntaron que uno de los hijos de Lula, que es preparador físico de fútbol, había firmado por el club Juventud Las Piedras con la intención de “preparar” el asilo de su familia, pero tanto el equipo como los abogados del expresidente negaron esa información.

“Uruguay es un país de brazos abiertos”, afirmó Vázquez sin citar nombres y añadió: “Quien llega a Uruguay, a trabajar, a vivir, a convivir… bienvenido sea”.

Para el mandatario uruguayo, “si se pide asilo político a través de la Cancillería y si corresponde con las normas internacionales Uruguay siempre va a actuar dentro de las normas. Por eso será el derecho internacional el que fije un determinado asilo”.

“Dentro de la Constitución y las leyes Uruguay todo, fuera de eso nada”, puntualizó.

Espectador