El gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro y la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) adoptaron esta sábado una declaración conjunta donde se comprometen a “convivir en paz” y aprobaron establecer una Comisión de Seguimiento para dar continuidad al diálogo que será coordinada por el exjefe del Gobierno español José
Luis Rodríguez Zapatero, uno de los mediadores.

Chavistas y opositores acordaron asimismo implementar pronto medidas para mejorar el abastecimiento de alimentos y medicinas que escasean en el país.

“El Gobierno nacional y la MUD (…) decidieron priorizar en el corto plazo la adopción de medidas orientadas al abastecimiento de medicamentos y alimentos, sobre la base de contribuir a promover su producción e importación”, dijo a los periodistas el enviado del Vaticano para el diálogo, Claudio María Celli.

Las partes decidieron también “promover el diseño y aplicación de políticas de cooperación entre los sectores público y privado para monitorear, fiscalizar y controlar los mecanismos de adquisición y distribución de insumos (materia prima) y mercancías”.

El prelado indicó que el Gobierno y la MUD se comprometieron a poner en práctica una hoja de ruta “que permita normalizar la relación constitucional entre los poderes del Estado, el respeto recíproco entre los mismos y explorar medidas de acompañamiento en el marco constitucional y de respeto”.

La oposición había dado un ultimátum a la mesa hasta el viernes para lograr acuerdos concretos o se levantarían y proseguirían con acciones de protesta contra el Gobierno.

En los acuerdos anunciados no hubo mención a demandas de la oposición sobre la reactivación de un referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro o la realización de elecciones generales.

En el campo político, se acordó “avanzar en la superación de la situación de desacato” de la Asamblea Nacional (AN, y Parlamento), de mayoría opositora, declarada así por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) luego de que la Cámara decidiera incorporar a los diputados del estado Amazonas, cuya investidura fue suspendida por el Supremo.

En ese sentido, se acordó instar a los poderes públicos competentes a actuar en la resolución del caso Amazonas en “términos perentorios”.

La mesa de diálogo acordó también que Gobierno y oposición trabajen de manera conjunta para la designación de dos rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE, Poder Electoral), cuyo mandato vence en diciembre.

MartiNoticias

Gobierno venezolano prioriza 4 temas para diálogo con oposición

El Gobierno de Venezuela presentó cuatro consideraciones sobre los puntos que deben ser abordados en las conversaciones con sectores de la oposición, junto a acompañantes de la Unasur y el Vaticano.

En un documento entregado ante la Mesa de diálogo, la delegación gubernamental señaló como necesaria “la discusión franca” sobre el cese al intervencionismo y respeto de la soberanía nacional, así como al Estado de derecho.

Además, mencionan como otro de los temas a debatir el cese al odio y a la violencia psicológica, racial, política y criminal y a las campañas de odio; así como cese a la guerra económica y al bloqueo económico, financiero y comercial contra Venezuela.

Finalmente, el Gobierno Bolivariano insiste en el cese de las falacias y campañas de desprestigio contra Venezuela, en lo que denuncia como, “en una estrategia articulada con centros internacionales”.

“Insistimos en que deben ser los grandes temas, aquellos que conciernen a nuestras mujeres y hombres, a nuestras generaciones del futuro, que aspiran de los factores políticos que se alejen del cálculo y la retórica mezquina y promuevan acuerdos para el bien común”, reza el texto.

Además, en documento presentado también a los acompañantes internacionales hace un recuento de “la actitud y el planteamiento violento de la derecha venezolana” que ha empeorado con el Presidente Nicolás Maduro y de los esfuerzos de la Asamblea Nacional con mayoría de la derecha para derrocarlo.

Los acompañantes internacionales son el monseñor Claudio María Celli, enviado especial del Papa Francisco; Ernesto Samper, secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), y los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero (España), Leonel Fernández (República Dominicana) y Martín Torrijos (Panamá).

Telesur