Este lunes la XXI cumbre Social del Mercado Común del Sur (Mercossur) fue instalada con la participación de los movimientos sociales de los países miembros (Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela) con el objetivo de afianzar la integración entre los pueblos en la construcción de un mundo más justo y solidario.

Durante la cumbre los movimientos sociales de los cinco países miembros del bloque participarán en cinco mesas de trabajo: Economía social y solidaria; Solidaridad internacional, integración y lucha de los pueblos; Democratización y derecho a la comunicación; Derechos humanos; y Contribución de los pueblos para la democratización del Mercosur.

Estas mesas de trabajo están orientadas a crear nuevas propuestas que promuevan la protección de los pueblos y garanticen sus derechos en los diferentes ámbitos en cada país.

Avenil Silva, representante del Movimiento de los Trabajadores Rurales de Brasil, destacó la importancia de este espacio y señaló que desde su país hacen un gran esfuerzo por defender los logros sociales que desde la llegada de Michel Temer (vía golpe parlamentario) se han ido reduciendo.

“Nosotros venimos a defender y explicar la situación que vive Brasil tras la llegada de Temer. Es importante para nosotros construir una estrategia de resistencia desde este espacio, para que nuestros derechos sean respetados”, expresó.

Por su parte, Federico Montero, del movimiento social argentino La Campora, destacó la importancia de consolidar los lazos de integración para frenar el avance de las políticas neoliberales en países como Argentina, Brasil o Paraguay.

“En Argentina están desmantelando todos los avances populares que se habían conquistado y es por ellos necesario construir en estos espacios una muy amplia solidaridad y una mesa de trabajo articulada”, agregó Montero.

Recalcó la importancia de defender el proceso integracionista en la región ante la ofensiva neoliberal y rechazó las sanciones que quieren imponerse contra Venezuela en el Mercosur.

Mientras tanto, Lorena Valdés, de Paraguay, indicó que desde la mesa de economía social y solidaria promoverán nuevos mecanismos alternativos para atender las necesidades económicas de los pueblos.

Durante dos días, (28 y 29 de noviembre),10 movimientos sociales de cada país miembro del bloque de integración, junto con 120 movimientos sociales que hacen vida en Venezuela, realizarán conferencias, foros y conversatorios sobre los temas que se abordarán en las mesas de trabajo.

La cumbre concluirá con una movilización en Caracas, en respaldo a la soberanía del pueblo venezolano y a su Gobierno Bolivariano.

Esta es la segunda Cumbre Social del Mercosur que tiene lugar en Caracas, luego de la realizada en 2014 cuando la nación bolivariana entregó su primera presidencia pro tempore.

Agencia Venezolana de Noticias