OEA apoyó diálogo en Venezuela, representante del país abandonó sesión

La Organización de Estados Americanos adoptó este miércoles una declaración en apoyo al diálogo entre gobierno y oposición en Venezuela, en una sesión extraordinaria en la que Caracas denunció maniobras a sus espaldas y se retiró.

El texto presentado por Argentina, Brasil, Canadá, Honduras, Estados Unidos y Perú, tenía un objetivo aparentemente inocuo: apoyar la instalación del diálogo entre el gobierno venezolano y la oposición, y alentar por resultados oportunos de las negociaciones.

Pero la representación de Caracas se opuso frontalmente, señalando que la declaración se negoció “a espaldas de Venezuela” y por tanto se violaron los principios de no injerencia en asuntos internos y de soberanía nacional.

“No podemos acompañar, aunque suene una contradicción, un proyecto de declaración donde se han violado dos principios sagrados para nosotros, ni puede Venezuela consentir que se opine sobre Venezuela”, dijo Carmen Velásquez, representante alterna de Caracas ante la OEA.

En solidaridad con el gobierno venezolano, Bolivia acusó al Consejo Permanente de “ilegal e ilegítimo” y también abandonó la reunión en la sede de la OEA, en Washington.

Ante la ausencia de Venezuela en la sesión, nueve países se abstuvieron de apoyar la declaración, entre ellos Ecuador, Nicaragua, El Salvador y República Dominicana.

Pero el texto fue aprobado, lo que envía una nueva señal de apoyo internacional a las negociaciones –apadrinadas por El Vaticano–, entre el gobierno del presidente Nicolás Maduro y la coalición opositora Mesa de la Unidad para resolver la profunda crisis política y económica que sacude a Venezuela.

En sus cuatro puntos, el texto de la OEA alienta a Maduro y sus opositores a “alcanzar resultados concretos en un plazo razonable para poner fin a la difícil situación que atraviesa Venezuela”.

También insta a los actores políticos a actuar “con prudencia y eviten cualquier acto de violencia o amenazas al proceso en marcha”.

“Absurdo drama”

En un comunicado el secretario general de la OEA, Luis Almagro, saludó la adopción de la declaración, y expresó su esperanza de que las negociaciones en Venezuela restituyan “la separación de poderes y los derechos electorales”, leyó el secretario general adjunto, Nelson Méndez.

Sin pronunciarse sobre el contenido de la declaración, la representación de Venezuela denunció que el asunto se llevó de manera inconsulta al Consejo Permanente, señalando que el pronunciamiento de la OEA “puede perturbar” el diálogo interno en Venezuela.

“Sabemos que existen actores en esta organización que no favorecen el diálogo”, señaló Velásquez.

Pero los países promotores del texto defendieron la legalidad de la convocatoria, señalando además que la OEA tiene una responsabilidad en expresarse sobre la situación venezolana.

“El proyecto fue consultado por todas las partes”, dijo el embajador mexicano, Luis Alfonso del Alba.

El embajador argentino, Juan José Arcuri, calificó de “argumentos falaces” las declaraciones de la delegación venezolana y rechazó las críticas al documento, señalando que se trata de “una nueva mano tendida” de la OEA a Venezuela.

“El Consejo Permanente por una cuestión de principios no puede permanecer silente, inerme”, señaló.

Para el director para las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, la reunión en la OEA fue un “absurdo drama”.

“Es un absurdo drama en la OEA porque abandona Venezuela la sesión y todo esto a raíz de una resolución tibia y errada que le da más oxígeno a Maduro”, señaló Vivanco, que asistió a la sesión.

“Deberían estar reunidos aquí para condenar las reiteradas y gravitaras violaciones de derechos humanos de Maduro”, añadió.

Panorama


Venezuela protesta por sesión de la OEA

Este miércoles, Venezuela rechazó la convocatoria de la Organización de Estados Americanos (OEA), en la que se debatió la declaración en apoyo al diálogo en ese país, la cual se preparó a sus espaldas.

A través de un comunicado oficial emitido por la Cancillería de la República, denunció “acoso” por parte de la organización contra Venezuela.

“Esta convocatoria se realiza sin el conocimiento ni el consentimiento de Venezuela, quien además elaboró una nota de protesta ante esta conducta intervencionista de un grupo de países de la OEA. La actuación de este grupo de países frente a Venezuela se está convirtiendo en la práctica recurrente de acoso de la organización contra nuestro país y sus instituciones. Esta situación es inaceptable para nuestro Estado y su soberanía”, reza parte del comunicado.

Ante esto, Venezuela denunció esta situación ante el Consejo Permanente, al tiempo que agradecieron a los países de la OEA que “de manera sincera y permanente han apoyado a Venezuela y apostado por el proceso de diálogo”.

Últimas Noticias


DECLARACIÓN DEL CONSEJO PERMANENTE EN APOYO AL PROCESO DE DIÁLOGO NACIONAL EN VENEZUELA

16 de noviembre de 2016

(Propuesto por Argentina, Brasil, Canadá, Honduras, Estados Unidos, México y Perú)

EL CONSEJO PERMANENTE DE LA ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS,

Reiterando su Declaración del 1 de junio de 2016 sobre la situación en la República Bolivariana de Venezuela [CP/DEC. 63 (2076/16)],

DECLARA:

1. Dar la bienvenida y apoyar la instalación del diálogo nacional en la República Bolivariana de Venezuela y reconocer el compromiso de las partes con una convivencia pacífica, respetuosa y constructiva, así como la decisión de poner el bien común de Venezuela, por encima de cualquier diferencia entre las partes.

2. Alentar al Gobierno y a la Mesa de Unidad Democrática a alcanzar resultados concretos en un plazo razonable para poner fin a la difícil situación que atraviesa Venezuela y subrayar la necesidad de que las autoridades constitucionales y todos los actores políticos y sociales actúen con prudencia y eviten cualquier acto de violencia o amenazas al proceso en marcha.

3. Respaldar el importante acompañamiento del Vaticano y reiterar su apoyo a los esfuerzos de los tres ex Presidentes José Luis Rodríguez Zapatero, Leonel Fernández y Martín Torrijos.

4. Reiterar la disposición del Consejo Permanente a colaborar con estos esfuerzos.

OEA


Unasur y Vaticano piden a gobierno venezolano y oposición cesar “descalificaciones”

Los facilitadores del diálogo entre el gobierno de Venezuela y la oposición pidieron este miércoles que “cese la campaña de descalificaciones públicas” para que avance el proceso que busca revertir la crisis política y económica que atraviesa ese país.

“Hacemos un llamado a todos los responsables políticos del Gobierno Nacional y de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) para que respeten el espíritu y el contenido de la Declaración Conjunta ‘Convivir en Paz'” aprobada el 12 de noviembre, señaló un comunicado difundido por la secretaría de Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), cuya sede está en Quito.

El documento incluye el pedido para que “cese la campaña de descalificaciones públicas que no contribuyen a la convivencia pacífica” en Venezuela, con el fin de “preservar los logros” alcanzados tras las reuniones que arrancaron el 30 de octubre.

La secretaría general de la Unasur, el representante del Vaticano, monseñor Claudio María Celli, y los expresidentes Leonel Fernández, José Luis Rodríguez Zapatero y Martín Torrijos acompañan el diálogo entre el gobierno venezolano y a la oposición agrupada en la MUD.

El sábado pasado ambas partes se comprometieron a mantener “una convivencia pacífica, respetuosa y constructiva” a fin de encontrar un camino para solucionar la crisis que atraviesa el país.

En los acuerdos anunciados no hay mención de la exigencia opositora de reactivar un referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro -cuyos trámites fueron suspendidos el pasado 20 de octubre- o adelantar elecciones para el primer trimestre de 2017.

La próxima reunión entre los delegados del gobierno y la oposición, con presencia de los facilitadores, está prevista para el 6 de diciembre.

COMUNICADO

La Secretaría General de UNASUR, Monseñor Claudio Maria Celli y los ex Presidentes Leonel Fernández, José Luis Rodríguez Zapatero y Martín Torrijos, acompañantes del Diálogo Nacional en Venezuela, hacemos un llamado a todos los responsables políticos del Gobierno Nacional y de la Mesa de Unidad Democrática para que respeten el espíritu y el contenido de la Declaración Conjunta ” Convivir en Paz”, aprobada el pasado día 12 de noviembre y, en consecuencia, cese la campaña de descalificaciones públicas que no contribuyen a la convivencia pacífica y se imponga el respeto entre los poderes públicos, político y personal como único cauce racional para preservar el Diálogo Nacional y los compromisos adquiridos, que comprometen a los poderes públicos, con el fin de preservar los logros que han construido conjuntamente y avanzar en la senda pacífica y constitucional que reclama la inmensa mayoría de los venezolanos.

Quito, Mitad del Mundo 16 de noviembre de 2016

Panorama