Argentina asume la presidencia pro témpore del Mercosur en medio del conflicto con Venezuela

Argentina asume presidencia de Mercosur ante oposición de Venezuela

Argentina asumió la presidencia rotativa del Mercosur en una reunión de cancilleres en la que Venezuela intentó meterse “por la ventana” tras su suspensión por incumplir compromisos técnicos y políticos adquiridos cuando ingresó al bloque en 2012.

“Hemos asumido presidencia pro tempore”, dijo este miércoles Susana Malcorra, jefa de la diplomacia argentina, en una conferencia de prensa en la sede de cancillería en Buenos Aires, donde llegó sin invitación su par venezolana Delcy Rodríguez.

Malcorra hizo el anuncio al término de una reunión con sus homólogos de Paraguay, Eladio Loizaga; de Brasil, José Serra; y de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa.

Rodríguez no había sido invitada al encuentro, pero Malcorra dijo que sostuvo con ella una reunión de más de una hora a la que se sumaron Nin Novoa y el canciller boliviano David Choquehuanca.

Rodríguez llegó al Palacio San Martín de Buenos Aires, entre algunos empujones de policías antimotines y la prensa, junto a Choquehuanca.

Un centenar de simpatizantes de la “revolución bolivariana” la recibieron con pancartas denunciando “golpe de Mercosur”.

Adentro, se fotografió con Choquehuanca y tuiteó que esperaban a sus pares de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, a quienes atribuyó una “confabulación” contra su país.

Casi al mismo tiempo, el canciller brasileño tuiteó que estaba reunido con sus tres colegas fundadores del bloque y colgó una foto del encuentro oficial en otro salón al que mostraba Rodríguez en su cuenta de la red social, en la que también denunció la agresión física de un policía.

“A pesar de que estos presidentes (del bloque) insisten en que Venezuela no participe. Bueno, nos meteremos por la ventana, porque vinimos aquí a defender los derechos de Venezuela y a defender y hacer valer también los derechos del Mercosur”, dijo en la puerta de sede de la cancillería argentina.

Presidencia argentina

Uruguay, que ejerció la presidencia del Mercosur en el primer semestre de 2016, abogó por su traspaso a Venezuela en contra de la voluntad de los demás socios fundadores, críticos de la situación política y de derechos humanos en el país caribeño.

A la postre, se acordó una presidencia rotativa colegiada del bloque en reemplazo de la gestión de Caracas, que no pudo asumir la función tras ser suspendida por sus socios, que la acusaron de incumplir con los parámetros técnicos y políticos del bloque, que vive una de sus peores crisis desde su fundación en 1991.

El gobierno de Nicolás Maduro rechazó la suspensión, la que calificó de “golpe de estado”, en tanto afirmó que de todos modos ejercía la presidencia del bloque.

“Seguimos ejerciendo la presidencia pro tempore del Mercosur, hasta que se den las condiciones para el traspaso”, recalcó Rodríguez el miércoles.

Viraje en el bloque

Rodríguez disertará luego en el Instituto Patria, la fundación creada por la expresidenta Cristina Kirchner (2007-2015) -que sostuvo una estrecha relación con el chavismo- para mantener su militancia política e ideológica tras dejar el poder hace un año.

El Mercosur dio un viraje ideológico de 180 grados. Las tensiones entre el gobierno de Maduro y sus socios aumentaron con la llegada al poder de los gobiernos liberales de Mauricio Macri en Argentina y de Michel Temer en Brasil, quien asumió la presidencia tras la destitución de la izquierdista Dilma Rousseff.

El presidente venezolano acusa en particular a Argentina, Brasil y Paraguay de conformar una “alianza” para destruir la “revolución bolivariana” fundada por el fallecido Hugo Chávez (1999-2013).

Los tres países han denunciado violaciones de derechos humanos por parte del gobierno de Maduro, como el encarcelamiento de opositores, lo que a su juicio le impide ser parte del bloque.

Para la incorporación de Venezuela, exigen que Caracas cumpla “lo antes posible” con los compromisos tanto comerciales como políticos del Mercosur, al que ingresó en 2012.

“Cuando haya una adecuación de normas legales internas, leyes, reglamentos, que pongan a Venezuela en pie de igualdad con el resto, pasará de nuevo a ser un miembro de pleno derecho”, había declarado Malcorra en Brasilia.

En tanto, el gobierno uruguayo de Tabaré Vázquez mantiene una posición menos enconada hacia Caracas, y el martes reafirmó su apoyo a la continuidad de Venezuela en el bloque con voz pero sin voto, tras una conversación el lunes con Maduro.

RCN Radio


Canciller boliviano rechaza actos del Mercosur contra Venezuela

El canciller boliviano denunció el hostigamiento que realizan los Gobiernos de Argentina, Brasil y Paraguay contra Venezuela desde que asumió la presidencia del bloque regional.

El canciller de Bolivia, David Choquehuanca, rechazó este miércoles los actos realizados por los países de la triple alianza en el Mercado Común del Sur (Mercosur), contra Venezuela.

“Es una jornada triste para Mercosur, estos actos no son propios del organismo. Hacemos un llamado a que los países de la triple alianza respeten los acuerdos internos y podamos así fortalecerlos cada día más”, señaló Choquehuanca, quien acompaña a su homóloga venezolana Delcy Rodríguez, a la reunión de cancilleres en Argentina.

“Debemos defender los intereses y mantener la unidad. Bolivia siempre va a estar del lado de los pueblos, de la integración y la hermandad latinoamericana”, expresó el canciller.

De igual forma reiteró su apoyo a la canciller venezolana en sus acciones legales dentro del bloque regional.

El jefe de la diplomacia boliviana se encuentra en Argentina para participar en la reunión de cancilleres a pesar de que fue convocada ilegalmente sin la participación de Venezuela, quien actualmente preside la presidencia del Mercosur.

Telesur


Malcorra: “Venezuela no regresará a Mercosur si no cumple sus compromisos”

La diplomática argentina indicó que la canciller venezolana Delcy Rodríguez no estaba autorizada para ingresar al Palacio de San Martín en Buenos Aires.

La canciller de Argentina, Susana Malcorra, aclaró este miércoles el tema de la presidencia pro témpore del Mercosur, asumida por su país,en una rueda de prensa luego que su homóloga venezolana, Delcy Rodríguez, apareciera en la reunión del bloque regional sin ser invitada.

Malcorra aseguró que a Rodríguez se le envió una carta días antes para que no fuera al país argentino, pero aún así la recibió junto al canciller de Bolivia, David Choquehuanca.

La canciller argentina dijo que Venezuela no puede ejercer derechos como Estado miembro, después de ser ser sancionada el pasado 2 de diciembre.

“Cuando Venezuela cumpla con sus compromisos volverá a ser aceptada en el Mercosur”, expresó.

A pesar de las diferencias, ambos países se reunirán este sábado para dialogar y buscar soluciones a los problemas en el bloque regional.

El Nacional


Canciller Rodríguez denuncia golpe de Estado en el seno del Mercosur

“A través de la ilegalidad y de lo antijurídico se está cometiendo un golpe de Estado en el seno del Mercosur, se atenta contra la decisión de los pueblos de avanzar juntos en el marco del Derecho Internacional”, así lo denunció la ministra del Poder Popular para Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez, desde la República de Argentina.

En este contexto, la canciller Rodríguez informó que “Venezuela ha activado el Protocolo de Olivos, que existe para la resolución de controversias en el seno del Mercosur. Mañana se dará la reunión de negociación directa donde demostraremos cómo durante nuestro ejercicio de la Presidencia Pro Tempore del Mercosur se nos ha hostigado permanentemente, se ha cometido una grave infracción internacional al desconocernos”.

La diplomática venezolana señaló que en dicha reunión se demostrará como la República Bolivariana de Venezuela ha incorporado el 95 % del acervo normativo del Mercosur en su legislación interna y en el marco de la legislación internacional.

Confabulación contra Venezuela

Rodríguez indicó que “es difícil para un país pertenecer a una agrupación donde no existe seguridad jurídica y donde los cancilleres pueden confabularse para torcer la voluntad de los tratados constitutivos”.

La Ministra reveló que los países miembros del Mercosur se comportan de esta forma contra Venezuela por intolerancia política. “Se nos reprocha por no querer aceptar el Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea, ese tratado atenta contra nuestro pueblo por eso no lo aceptamos ni lo aceptaremos, mientras esté la Revolución Bolivariana no queremos modelos neoliberales en nuestra América”.

Por último, reiteró su disposición al diálogo con respeto y tolerancia. Solicitó a los cancilleres del Mercosur que vean a América Latina, sus realidades y dejaran de intentar imponer el guion “enviado desde Washington”.

Cancillería de Venezuela