Argentina: el gobierno y central sindical acuerdan cambios en el impuesto a las ganancias con nueva ley

El Gobierno y la CGT acordaron llevar el mínimo no imponible del impuesto a las ganancias a $ 37.000 para casados con dos hijos y a $ 27.941 para los solteros, tras una reunión donde participaron los referentes de la central obrera y del gobierno nacional. El nuevo proyecto deberá ser debatido el miércoles en el Senado y el jueves en la Cámara de Diputados.

Los sindicalistas Héctor Daer y Carlos Schmid adelantaron que los funcionarios se comprometieron a redactar un nuevo proyecto de ley, que deberá ser tratado antes que finalice el 2016.

“Elevamos el piso del mínimo no imposible, salen $ 400.000 del pago del impuesto y los que queden incorporados van a pagar menos”, aseguró Daer. “Un trabajador que gana $ 50.000 va a pagar un tercio de lo que venía pagando”, prometió.

Minutos después en conferencia de prensa los ministros de Trabajo, Jorge Triaca y del Interior, Rogelio Frigerio y el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, reconfirmaron las declaraciones de los sindicalistas.

“Este es un principio de acuerdo. Nos resta la reunión con los gobernadores y con el Congreso. Estamos en línea para corregir una distorsión de muchos años”, dijo Frigerio. En tanto, Jorge Triaca sostuvo que el acuerdo “nos da certeza a los argentinos. Creemos que estas certezas van a colaborar para determinar sus ingresos”.

Quintana destacó que “la discusión de los impuestos para financiar el costo fiscal hoy no tuvo lugar”.

Según dijeron los gremialistas, con estos cambios el mínimo imponible para los solteros subirá a $ 27.941 brutos y para casados con dos hijos llegará $ 37.000. “Unos 400.000 trabajadores dejan de pagarlo”, enfatizó Daer al salir del cónclave con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca.

“Hay deducciones por horas extras, feriados, los plus por días no laborables o domingos quedan exentos, los viáticos tiene monto de deducción y hay un coeficiente de área patagónica de 22%”, especificó el líder del sindicato de Sanidad. Además, se acordó que las horas extras no serán tenidas en cuenta para subir de escala.

“Este es un nuevo proyecto que hay que elaborarlo en los términos técnicos”, detalló el cacique cegetista, quien también anunció como novedad la implementación de la fórmula de actualización del Ripte, que va a modificar todas las escalas. El índice Ripte o Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables da el valor por el cual se actualizarán prestaciones como las asignaciones familiares o las jubilaciones.

“Esto surgió de un acuerdo entre el movimiento obrero y el Gobierno. Fue duro porque cada cosa que se mueve es dinero para el bolsillo de los trabajadores y fondos para las provincias”, completó.

“Ahora el Gobierno tendrá que hablar con los gobernadores, nosotros hicimos la parte nuestra, que es resolver lo que aportan los compañeros nuestros. Esperemos que se vote el miércoles en el Senado y el jueves en Diputados”, agregó el dirigente del triunvirato cegetista.

A su turno, Schmid celebró el acuerdo. “Se fueron acercando las posiciones y se colmaron las expectativas. Esta modificación altera totalmente la discusión que veníamos teniendo con anterioridad”, dijo el jefe de Dragado y Balizamiento, y destacó el ajuste periódico. “Ahora habrá una fórmula de actualización”, subrayó.

Ámbito Financiero