Ataque a campamento minero: detienen a seis personas e indígenas convocan asamblea

Seis personas detenidas por vinculación con ataques en campamento minero

Autoridades de Ecuador confirmaron la detención de seis personas involucradas en los ataques recientes al campamento minero San Carlos de Tanantza, provincia de Morona Santiago, como resultado de la operación en vigor hoy para capturar a los responsables.

La información la ofreció en rueda de prensa el ministro del Interior, Diego Fuentes, quien aseveró que ninguna de las acciones desarrolladas por los uniformados perjudicó a la ciudadanía de la zona.

‘Se han tomado todas las precauciones para garantizar la seguridad de la ciudadanía y de las personas que tratan de causar caos e incitar a la beligerancia’, aseguró el ministro.

‘Hemos intervenido en total apego a la ley, salvaguardando la integridad de la fuerza pública y de los derechos humanos de la ciudadanía’, especificó.

Tales afirmaciones desmienten comentarios en las redes sociales sobre el uso de la violencia por parte de las fuerzas del orden.

Además de los detenidos, las autoridades confiscaron armamentos y municiones, que fueron puestas a disposición de la justicia para su consideración.

Fuentes precisó que en todos los procedimientos de la operación Esperanza se contó con la presencia de funcionarios de la Fiscalía para avalar las detenciones.

Los operativos policiales comenzaron luego del decreto, por parte del presidente, Rafael Correa, de Estado de Excepción en Morona Santiago, donde miembros del pueblo Shuar intentaron tomar, por la fuerza, la minera, hecho que derivó en la muerte de un policía, mientras otros cinco efectivos y dos militares también fueron heridos.

Otra de las acciones del Gobierno Nacional para lograr la detención de los responsables es la activación del Plan de Recompensa de hasta 50 mil dólares a quien brinde información real y verificada de la ubicación de los autores de la muerte del agente y la agresión contra 27 uniformados y un civil, en las últimas semanas.

El plan se extenderá para aquellas personas que den información comprobada de individuos con acciones al margen de la ley, mediante el uso de armas de fuego.

Según aclararon las autoridades, la información se manejará en absoluta reserva.

‘Nuestra prioridad ha sido el correcto uso progresivo de la fuerza. Ratificamos que no vamos a dejar que se irrespete el Estado de Derecho y no permitiremos que se mantenga la violencia en contra de nuestro personal uniformado’, insistió Fuentes.

Mientras tanto, según la versión de INREDH, la madrugada del sábado 17 de diciembre de 2016, varios habitantes de la parroquia Panantza, en la provincia de Morona Santiago, fueron capturados por policías y militares acampados en San Juan Bosco y Panantza, en circunstancias ajenas a cualquier causa para el que se dictó el estado de excepción; pues se los capturó mientras dormían uso y otros desarrollaban sus actividades cotidianas en el campo: la ganadería.

“Desde aproximadamente a las 7h00, tres tanquetas blindada para montaña han ingresado por San Carlos para avanzar a los centros de Sunswint y otros, mientras helicópteros militares están merodeando el centro shuar Warints, tres camiones de la milicia ecuatoriana han llegado al centro shuar de El Tink. “Temo que pretendan atacar a todo centro shuar que encuentren”, comentó uno de los habitantes de la zona”, precisa el informe.

Los militares y policías basan su búsqueda en la lista que obtuvieron cuando dos empleados shuar de la minera proporcionaron al azar 41 nombres de indígenas shuar y los responsabilizaron arbitrariamente de los hechos del 21 de noviembre cuando miembros de la nacionalidad shuar tomaron el campamento minero en Nankints, lugar donde la comunidad fue desalojada el pasado 11 de agosto para dar paso a los trabajos de la minera EXSA.

A partir de las 11h00, INREDH ha empezado a recibir llamadas desesperadas de pobladores de la zona. “Quieren exterminarnos”, manifiestan algunos. “Tememos por la vida de nuestros familiares y compañeros” dicen otros que llaman por teléfono.

Las clases en las escuelas de Panantza y Gualaquiza están paralizadas, por cuanto los militares no dan paso ni para la entrada, ni para la salida. “No tenemos qué comer”, dicen algunos habitantes shuar. “Nunca ha habido tanta zozobra, sino desde cuando entraron los militares, son groseros, irrespetuosos y violentos”, realatan impotentes los habitantes de Panantza. Los shuar también manifiestan su indignación porque fueron ellos quienes defendieron la cordillera de El Cóndor durante la guerra con el vecino país de Perú, y ahora son desalojados para dar paso a una minera china, menciona INREDH.

Hasta el medio de ayer, se conoce de la detención de Milton Reinoso, vicepresidente de la Junta Parroquial de Panantza; Mercedes Cabrera, Nancy Marín y Danny Marín, presidente de la Junta Parroquial de Panantza, a quienes los sorprendieron durmiendo, desde sus recámaras, han sido arrastrados, han entrado destrozando las puertas de las casas, con tumba puertas, golpeando a niños y mujeres que quisieron evitar la detención. Los detenidos han sido llevados al Unidad Policial Comunitaria de San Juan Bosco, y ahora los están conduciendo a Gualaquiza. Preparan una audiencia para la tarde.

Se desconoce el paradero de las demás personas detenidas y se desconoce las consecuencias de la incursión militar en San Carlos. Varios habitantes de Panantza y San Juan Bosco, en coordinación con el equipo jurídico local de INREDH, se han trasladado a diversos lugares en busca de los detenidos pero no han tenido resultados; en la Fiscalía de Gualaquiza, han manifestado que no saben nada sobre el particular ni están acompañando a los operativos militares.

Ecuador Inmediato


Dirigentes indígenas condenan violencia de facción shuar y piden crear comité de paz

Dirigentes de distintas comunidades indígenas condenaron los actos violentos protagonizados por una facción de la nacionalidad shuar en la provincia amazónica de Morona Santiago, que atacaron un campamento minero y dejaron como consecuencia un policía muerto y otros siete miembros de la fuerza pública heridos y propusieron la inmediata conformación de un Comité de Paz.

Mediante un comunicado, los representantes de distintas organizaciones rechazaron los actos, que calificaron de “criminales”, bajo el argumento de la defensa de “derechos ancestrales y colectivos inexistentes desde todo punto de vista étnico y jurídico, denigrando la imagen del hombre guerrero de la nacionalidad shuar”.

El escrito agrega que este argumento ha sido aprovechado por “politiqueros” para protagonismos electorales que provocan confrontación mediante acciones contrarias a los fines y objetivos de las organizaciones a la que se pertenecen.

En el documento, la dirigencia propone que se conforme un comité de paz y solidaridad integrado por representantes de las comunidades shuar y mestizas que se encuentran en el área de influencia del proyecto minero La Esperanza y el Gobierno Nacional.

También expresan su solidaridad con las familias shuar y mestizos del lugar, víctimas de los actos “inhumanos cometidos por ciudadanos shuar”, tal como han denunciado comuneros de la zona que son sometidos a intimidaciones para exigirles pagos de dinero a cambio de no afectar su seguridad y la de sus propiedades.

Los dirigentes piden a la facción de grupos shuar mantener la calma y permanecer en sus comunidades a fin de evitar nuevos enfrentamientos.

El comunicado lo firmaron Miguel Tankamash Mama, Miguel Puwainchir, Pedro Kunkumas Nuse, expresidentes de la Federación Interprovincial de Centros Shuar (FICSH); y Felipe Tsenkush Chamik, presidente electo de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (Confeniae); Rubén Pitiur Mamat, presidente de la Organización Shuar del Ecuador, (OSHE).

En las últimas horas, la fuerza pública ha desarrollado, con participación de la Fiscalía, operaciones en la zona conflictiva que permitieron la detención de seis personas sospechosas y la incautación de armas de fuego, municiones y dinamita. Estas acciones de han desarrollado con apego a las garantías ciudadanas, indicaron las autoridades.

Los incidentes se produjeron el pasado miércoles 14 de diciembre cuando un grupo de comuneros, armados con armas de fuego y explosivos, atacaron al campamento minero en el sector La Esperanza y dejaron como resultado un policía fallecido con un disparo en la cabeza, luego de que el proyectil atravesó el casco de protección.

Andes

https://twitter.com/gobermorona_s/status/810487146889052160/photo/1?ref_src=twsrc%5Etfw


Conaie instala hoy a una cita de emergencia por incidentes en Amazonía

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) instala hoy, a las 09:00, una asamblea de emergencia para tomar una resolución colectiva sobre los acontecimientos ocurridos la semana pasada en Morona Santiago.

A la cita indígena, en la sede la Conaie, han sido convocados presidentes de organismos locales, regionales, así como autoridades de elección popular del movimiento Pachakutik.

El pasado 14 de diciembre, un grupo de shuares irrumpió en las instalaciones de la empresa minera china Exsa. Los enfrentamientos dejaron un policía muerto y varios heridos. Tras los incidentes rige un estado de excepción decretado por el Gobierno.

A quien brinde información real y verificada de la ubicación de los autores del fallecimiento del uniformado y de los responsables de los heridos, el Ministerio del Interior ofrece una recompensa de hasta $ 50.000.

En un primer operativo de la Policía y Fuerzas Armadas en varias poblaciones de Morona Santiago se detuvo a seis personas, según esa secretaría de Estado: “Dentro de los indicios hallados se encontraron 13 armas de fuego y varias municiones de distinto calibre”, agregó el comunicado.

El ministro Diego Fuentes, en una rueda de prensa realizada en esa provincia, señaló que han determinado que habría “un grupo de entre 60 y 80 personas que están armadas”.

La Fiscalía indicó que seis personas quedaron con prisión preventiva por el delito de tentativa de asesinato contra elementos policiales.

En tanto, la Gobernación de Morona Santiago publicó en su cuenta de Twitter una carta suscrita por cinco exdirigentes shuar, en la que se propone conformar un Comité de Paz y Solidaridad. Ese grupo lo integran, según ese documento, representantes de las comunidades shuar y mestiza que se encuentran en el área de influencia del proyecto minero La Esperanza, y por el Gobierno.

Además rechazan la intervención de organismos de derechos humanos y afines, así como de representantes de la Conaie. Esto, pues la Conaie ratificó su pedido a la Iglesia y a organismos internacionales para que actúen de mediadores.

El presidente Rafael Correa dijo durante su enlace que solapar u ocultar un crimen, agresión o cualquier acto de violencia no es ser dirigente, sino cómplice.

A ello el líder de la Conaie, Jorge Herrera, respondió que el mandatario estaría dispuesto a “arrasar a nuestra gente para dar paso a los chinos”.

El Universo