Exigen investigación “imparcial” luego de que Carabineros baleara a joven mapuche

Piden investigación “rápida, imparcial y profunda” por baleo de Carabineros a dos jóvenes de la Araucanía

Como un ataque “de la máxima gravedad” y por el que esperan “duras y ejemplificadoras sanciones”, calificaron hoy los diputados DC de la Araucanía, Fuad Chahin y Mario Venegas, la violencia ejercida por Carabineros contra dos jóvenes de la Araucanía. Uno de ellos, Brandon Hernández Huentecol, de 17 años, se encuentra en riesgo vital tras ser baleado por la espalda, realizándole diversas intervenciones quirúrgicas para contener la hemorragia y extraerle los más de 100 perdigones que tiene en su cuerpo.

Collipulli, en la región de La Araucanía y que afectó al joven de 17 años y a su hermano de 13, fue condenado por ambos parlamentarios, quienes insistieron en la necesidad de una investigación que esclarezca los hechos, agregando máximas sanciones.

Al respecto, el diputado Chahin señaló que “no sólo es gravísima la forma en que se produce la reducción de dos menores, abusando del poder de la fuerza policial, sino el resultado de los baleos que hoy tienen a un joven entre la vida y la muerte, es simplemente inaceptable y esperamos que la investigación se rápida, imparcial y profunda y que se adopten todas las medidas y sanciones que la ley dispone para estos casos, sin contemplación “.

El diputado Mario Venegas, en tanto, agregó que “retener a un niño de 13 años, tirarlo al piso y balear posteriormente a quien acude a auxiliarlo, su hermano, es un hecho de la máxima violencia, violencia que no queremos para nuestra región; los hechos deben aclararse y ser conocidos por toda la opinión pública ; más aún ahora que sabemos que el carabinero acusado de disparar fue dejado en libertad hoy y permanece imputado por cuasidelito de lesiones graves”.

El Ciudadano


Hermano de joven mapuche baleado: “Nos dijeron que no nos moviéramos y dispararon igual”

El joven de diecisiete años Brandon Hernández Huentecol, quien fue baleado por la espalda por un efectivo policial en la ruta R-49 en la localidad de Curaco, provincia de Malleco, se mantiene internado en la Clínica Alemana de Temuco.

Al ser trasladado en primera instancia al Hospital de Collipulli se le detectaron cerca de 100 perdigones en el cuerpo, por lo que fue intervenido dos veces de urgencia. Sin embargo, se encuentra fuera de riesgo vital.

El sargento segundo de Carabineros Cristián Rivera, identificado como autor de este disparo, fue formalizado por cuasidelito de lesiones graves, pero fue dejado en libertad con fijación de domicilio. Esto, luego de la resolución del fiscal Jorge Bustos quien realizó una investigación preliminar sobre las circunstancias en que el joven fue baleado, en medio de un control de identidad.

Sin embargo, su hermano de trece años Isaías Huentecol, quien se encontraba con él en ese momento, desmintió que se tratara de un control de identidad. Según relató, salió en bicicleta del sector de villa Las Águilas, donde está ubicada su casa, y un carabinero lo forcejeó tirándolo al suelo. En ese momento fue ayudado por su hermano mayor quien recibió un impacto de bala por la espalda.

Agregó que el carabinero le dobló el brazo y lo lanzó violentamente al suelo, y cuando se dio cuenta del disparo le pasó un polerón al carabinero para que le contuviera la hemorragia y luego lo llevaron al hospital.

“Estábamos arreglando un auto cuando le dije a mi hermano, ‘Brandon, voy a andar en bici’. Los pacos estaban deteniendo a unos jóvenes, yo salgo los miro y uno de ellos se tiró arriba mío. Me tiró el brazo y el cuello y yo llamé a mi hermano para que me ayudara”, relató.

Además, precisó que “nos dijeron que nos quedáramos tranquilos, sino nos disparaban. Nosotros hicimos eso, pero igual le dispararon a mi hermano”.

Pese a todos estos antecedentes, el General de IX Zona, Christian Franzani, dijo que el impacto fue producto de “un accidente”, insistiendo en que los hermanos se habrían resistido al control policial.

A juicio del abogado de la Defensoría del Pueblo Rodrigo Román estos hechos responden a un recrudecimiento de la violencia en La Araucanía, por la disposición de mayores contingentes de policía militarizada.

Una situación que no va a variar, en opinión del también defensor de dos de los imputados del caso Luchsinger Mackay, mientras el Gobierno siga favoreciendo el impulso de las forestales en desmedro de la vida de las comunidades del territorio.

Por lo mismo anunció que este viernes presentará una querella por homicidio frustrado contra el carabinero responsable de este hecho.

“Hay una continuidad de la represión que se ha instalado en el Wallmapu más allá de los personajes, porque en su momento fue (Jorge) Burgos y ahora es Mario Fernández, en el fondo hay un hilo conductor de criminalizar, de atacar en forma cobarde a las comunidades. Sabemos que hay un largo listado de jóvenes asesinados por la espalda”, comentó el abogado en conversación en Radio y Diario Universidad de Chile.

Los familiares junto a otros miembros de la comunidad indígena realizaron una manifestación a la salida de la clínica donde se encuentra internado el joven en rechazo a la violencia ejercida por carabineros en la zona.

En tanto, organismos de derechos humanos repudiaron el uso excesivo de la fuerza contra el comunero. Amnistía Internacional en Chile exigió que este hecho sea investigado de manera rigurosa e independiente para que el caso no quede en la impunidad.

Ataques y golpizas en contra de mapuches

Por otro lado, el sábado pasado se dieron a conocer hechos de violencia que afectaron al hijo de la machi Adriana Lonkomilla y el lonko José Cariqueo, Jorge Mariman Lonkomilla, quien fue brutalmente golpeado por personas desconocidas, en la comuna de Ercilla.

El joven miembro de la comunidad Cacique José Guiñón fue encontrado por sus familiares moribundo en el suelo, según consignaron en una declaración pública, y luego fue derivado a un centro asistencial de Santiago.

La comunidad Autónoma de Temucuicui rechazó esta agresión asegurando que este tipo de prácticas se han convertido en situaciones habituales para amedrentar a quienes luchan por sus derechos territoriales.

En tanto, desde La Moneda, la vocera de Gobierno, Paula Narváez, dijo que son hechos que se deben investigar y que se procederá según estipula la ley.

Radio UChile