Centroamérica: Costa Rica asume la presidencia Pro Tempore del SICA en una cumbre marcada por las tensiones entre San José y Managua

Nicaragua traspasará este martes la presidencia del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) a Costa Rica en una cumbre a la que no asistirá el jefe del Estado costarricense, Luis Guillermo Solís, y en la se firmará un compromiso de renovación del organismo.

La Cancillería de Costa Rica informó que Solís no estará el martes en Managua porque se encuentra atendiendo las consecuencias del huracán Otto, que azotó el país el pasado noviembre causando una decena de muertos y millonarias pérdidas materiales.

A la XLVIII Cumbre de Jefes de Estado del SICA asistirán por Costa Rica el vicepresidente y ministro de Hacienda, Helio Fallas, y el vicecanciller, Alejandro Solano, quienes ya se encuentran en Managua y recibirán la presidencia pro témpore del organismo, confirmó a Acan-Efe una fuente oficial en San José.

Las relaciones entre Nicaragua y Costa Rica están marcada desde hace varios años por la tensión debido a diferendos fronterizos que han llegado a la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

A la pasada cumbre del SICA, celebrada el 30 de junio en la hondureña isla de Roatán, tampoco asistió Solís ni Daniel Ortega, el presidente de Nicaragua, que recibió entonces la presidencia temporal del SICA de manos de Honduras.

La cumbre de Roatán sirvió de escenario para la plena reincorporación de Costa Rica al Sistema, de cuyas mesas políticas se había alejado meses antes por no haber encontrado apoyo de la región durante la crisis humanitaria por la llegada a finales de 2015 de miles de cubanos en tránsito hacia Estados Unidos.

El vicecanciller Solano, en representación de Solís, anunció entonces el regreso de Costa Rica a “los principales órganos políticos” del SICA que, añadió, debe responder “de manera más eficiente y eficaz a los desafíos” de la región.

También entonces el representante de Nicaragua en la cumbre, el vicecanciller Denis Moncada, habló de las complicaciones que enfrentaba la integración centroamericana, y abogó por la búsqueda de proyectos, propuestas y programas que, en la diversidad política, puedan desarrollarse de acuerdo a las prioridades y a las circunstancias de cada país.

Aunque el Gobierno de Nicaragua no ha revelado detalles de la agenda de la cumbre ni quienes participarán en ella, la Presidencia de El Salvador dijo  que este martes se firmará la “Declaración del Nuevo Sistema de la Integración Centroamericana”.

El gobernante salvadoreño, Salvador Sánchez viajó este lunes a Nicaragua y hablará en la cumbre sobre proyectos regionales que favorezcan el desarrollo económico y social de El Salvador, agregó un comunicado de la Presidencia de ese país.

El gobernante de Honduras, Juan Orlando Hernández, también asistirá a la cita de alto nivel de Managua, lo mismo que su colega de Guatemala, Jimmy Morales, dijeron a Acan-Efe fuente oficiales en Tegucigalpa y la capital guatemalteca.

La vicepresidenta y canciller, Isabel De Saint Malo, representará a Panamá en la cumbre y se enfocará en destacar “la importancia de implementar una renovada agenda de integración de Centroamérica”, dijo la Cancillería del país.

Este lunes en Managua se celebraron reuniones previas a la Cumbre presidencial, una de ellas entre el presidente del Parlamento Centroamericano (Parlacen), el nicaragüense José Antonio Alvarado, y ministros de países del SICA.

Alvarado dijo a periodistas que en el encuentro se discutió sobre el tiempo que le toma a los vehículos de carga comercial atravesar la región por carretera y su impacto en la economía, y que propuestas sobre el asunto serán presentadas este martes en la cumbre.

El SICA, que el pasado día 13 cumplió 25 años de creado, está conformado por Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Belice y República Dominicana.

El Economista


Solís: “Mi ausencia no significa que Costa Rica da espalda a SICA”

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, insistió este martes en que  su ausencia a la cumbre de presidentes del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) que se desarrolla este martes en Managua, en la que su país recibirá la presidencia por seis meses sin él presente, se debe al trabajo diario que le demanda coordinar las atenciones y reconstrucción de  las zonas afectadas por el reciente paso del huracán Otto en Costa Rica.

Solís recordó que él había adelantado desde hacía tres meses que no tenía viaje previsto para este fin de año y justificó diciendo que su país está representado al más alto nivel por el vicepresidente Helio Fallas, quien lo sustituye con todas las capacidades y potestades que así se requieran; también dijo que esta reunión del SICA se cambió de fecha en tres ocasiones, lo cual dificultó coordinar agenda. De ese modo, negó que su ausencia sea por los roces bilaterales con Nicaragua.

No hay ninguna sorpresa, tampoco mi ausencia en Managua significa que el gobierno de la república le da la espalda al SICA. Quisiera aclarar en ese sentido que cualquier conclusión que se llegue en esa lógica está equivocada”, dijo el mandatario desde Casa Presidencial en la rueda de prensa semanal que realiza después de la reunión del Consejo de gobierno.

Costa Rica recibe hoy de parte de Nicaragua la presidencia que dura seis meses de este organismo regional, en la XLVIII Cumbre de jefes de Estado que culmina hoy en Managua y está representada por el primer vicepresidente y Ministro de Hacienda, Helio Fallas, y por el vicecanciller Alejandro Solano.

La ausencia de Solís al foro centroamericano está precedido del condicionamiento que él impuso a Daniel Ortega y a su gobierno inconstitucional, de normalizar las relaciones entre los dos países hasta que Nicaragua pague el daño ambiental a un humedal costarricense que el gobierno tico cifra en 6,7 millones de dólares, y al retiro de militares nicaragüenses ubicados en una porción de arena del mismo humedal afectado.

Analistas: Agravio a organización

Para el analista político, Claudio Alpízar, Costa Rica mandó a Managua una delegación de segundo nivel a recibir la presidencia de este organismo, lo cual es a todas luces un agravio a esta organización.

Vladimir de la Cruz, también analista político e historiador, opina que Solís pudo haber asistido a la cumbre, lo cual no altera el nivel frío de las relaciones con Nicaragua, pero que ello le pudo acarrear críticas a lo interno de Costa Rica por sus continuos viajes como presidente al exterior y por las diferencias propias que hay con la vecina del norte.

Solís adelantó este mediodía que Costa Rica insistirá en una reforma para “el fortalecimiento” del SICA durante los seis meses de presidencia. “Los planes según lo hemos discutido con el Ministerio de Relaciones Exteriores, con los que hemos insistido tanto a lo largo de los últimos dos años, queremos que  avance la reforma que hemos propuesto para un fortalecimiento del Sistema”, adelantó el mandatario.

“(Son) varias propuesta que se han quedado en el tintero que deben ser conocidas. No sabemos si habrá voluntad de los países de la región para acogerlas, pero Costa Rica las pondrá sobre la mesa. Algunas (propuestas) son nuestras, otras de otros países, algunas nuevas, otras de años atrás, (la reforma)  es un compromiso con el SICA que evidentemente las necesita. Lo digo porque hemos visto una parálisis institucional que de ninguna  manera favorece al Sistema y que quisiéramos ver convirtiéndose en un motor del Sistema en su conjunto”, añadió.

Reformar el SICA

El gobierno de Solís ha insistido en que el SICA debe ser reformado para avanzar en asuntos como transparencia financiera y evaluación de resultados, discurso que reforzó hace un año cuando este país se retiró temporalmente del organismo al no encontrar apoyo regional para salida a la crisis migratoria con migrantes cubanos varados en Costa Rica, ante el cierre de Nicaragua de las fronteras para ciudadanos de la isla.

A mediados de año, el propio mandatario costarricense añadió que su país aboga por un “golpe de timón” en el organismo hacia temas “más acuciantes de la agenda internacional” como cambio climático, desastres, pandemias, crimen organizado y terrorismo, así como mejorar las condiciones de grupos vulnerables como mujeres, niños, adultos mayores, indígenas y afrodescendientes; según el diario local La Nación.

Además, Solís propone dotar al próximo secretario general del organismo potestades políticas especiales y recursos financieros para concretar los cambios que acuerden los Estados miembros.

En la rueda de prensa de hoy, el mandatario costarricense también adelantó que hay conversaciones con el gobierno de Panamá, para proyectar algunas de estas propuestas de reformas durante la presidencia de ese país, en el segundo semestre de 2017, sin socavar la potestad panameña de continuar con su agenda dentro de este organismo.

“Seis meses es muy poco tiempo para garantizar que se puedan completar algunos de estos acuerdos”, expuso Solís.

Otro tema importante en la agenda costarricense en el foro, es sobre las atenciones humanitarias en conjunto que debe dar la región al problema migratorio de cubanos, haitianos y extracontinentales, dijo Solís, aunque recalcó que ese tema ya se maneja dentro de la Organicación Centroamericana para las Migraciones (OCAM).

Asistencia de mandatarios

Cuatro de los ocho mandatarios y jefes de Estado que conforman el Sistema de Integración Centroamericana (SICA) han confirmado, hasta este mediodía, su presencia en la  XLVIII Cumbre del Sistema  que cierra este 20 de diciembre en Managua, capital de Nicaragua. Además del anfitrión, el presidente inconstitucional de Nicaragua, Daniel Ortega, confirmaron que estarán en la Cumbre del SICA los mandatarios Salvador Sánchez Cerén de El Salvador; Jimmy Morales de Guatemala y Danilo Medina, de República Dominicana.
El presidente salvadoreño Sánchez Cerén está desde la noche del lunes 19 de diciembre en Managua, y acompañó a Ortega a el acto de la XIX Promoción de Cadetes de la Policía Nacional. En cambio, el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, canceló su visita a última hora.