Chile: indignación por la liberación de exmilitar acusado del secuestro y homicidio de tres personas

“Teniendo presente la edad actual del amparado y el tiempo que lleva privado de libertad (24 años y 8 meses), no se divisan fines posibles de resocialización que pudieran efectivamente lograrse con una prolongación de la reclusión por lo que se confirma la sentencia apelada del pasado 6 de diciembre de 2016 dictada por la Corte de Apelaciones de Santiago”, fueron las palabras con las que este jueves 29 de diciembre la Corte Suprema confirmó la sentencia que concedió la libertad condicional a Claudio Salazar Fuentes, condenado a cadena perpetua por el secuestro y homicidio de José Manuel Parada, Manuel Guerrero y Santiago Nattino.

Salazar fue uno de los diez militares y ex agentes que el pasado viernes 23 de diciembre participaron de la misa del perdón en Punta Peuco. El hombre tiene además condena por otros seis casos de lesa humanidad.

En twitter, las reacciones no se hicieron esperar. Indignación, dolor y desconcierto son parte de las emociones que emanan de los comentarios que los y las usuarias. Incluyendo publicaciones de Javiera Parada y Camilo Parada, hijos de una de las víctimas que en marzo de 1985 fueron secuestradas, torturadas, degolladas y cuyos cadáveres aparecieron a las afueras de Santiago.

Claudio Salazar, que en ese momento era cabo de Carabineros, fue quién le dio la primera estocada a José Manuel Parada usando un corvo con el que lo apuñaló en el estómago, según indica el expediente judicial del caso. “El auto volvió a avanzar algunos metros, donde fue bajado Parada. Tendido de espaldas, esposado y vendado, el cabo Salazar tomó el corvo y le dio un profundo corte en el abdomen. La víctima se resistió y gritó de dolor, lo que aterró a su verdugo. Un tercer agente bajó del coche y lo degolló”, indica el documento.

Todos los criminales de lesa humanidad del Caso Degollados (salvo el Fanta) están libres y caminan por las calles del país. El pago de Chile.

El Desconcierto