Científicos e investigadores ocupan el Ministerio en rechazo al recorte presupuestario

Científicos e investigadores realizaron una “toma pacífica” del Ministerio de Ciencia en rechazo a un fuerte recorte presupuestario para el sector previsto para 2017 por el Gobierno y en reclamo del pago del aguinaldo y de un bono de fin de año.

Cientos de manifestantes ocuparon la entrada del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, en el barrio de Palermo, en el que se encuentra el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conicet).

El recorte en este sector ha sensibilizado a la opinión pública, en general orgullosa de los logros alcanzados en los últimos años en investigaciones contra el cáncer, e incluso la fabricación de un satélite completamente “hecho en Argentina”, el ARSAT.

“La protesta tiene dos ejes. Primero estamos reclamando por el recorte presupuestario de 40% para el Ministerio, que quedó cristalizado en el presupuesto 2017”, dijo Agustín Artese, becario del Conicet y delegado sindical.

El segundo conflicto, según Artese, es por el rechazo a “la reducción en un 60% del ingreso de científicos doctorados a la planta del Conicet”.

Según los manifestantes, en 2017 los ingresos en la carrera de científicos del Conicet se reducirán a 350 desde los más de 900 del año pasado.

“Es una caída histórica, ya que volvemos a los niveles de hace 15 años”, dijo.

Los becarios que terminan su doctorado tienen la posibilidad de ingresar por concurso a la planta permanente del Conicet para avanzar en su carrera científica.

Artese advirtió que “las consecuencias de esta política es que los recursos humanos formados en el país se vayan al sector privado o emigren. Pero la experiencia dice que los investigadores no buscan lo privado, se van”.

De la protesta participaron investigadores, docentes y estudiantes.

Entre tanto, la agrupación Jóvenes Científicos Precarizados (JCP) reclamó mejoras en las condiciones y el “reconocimiento de los derechos laborales” a los becarios del Conicet, pagados por el Estado para licenciarse y doctorarse.

El Presupuesto de 2017 contempla un monto de 13.956,6 millones de pesos (866,6 millones de dólares) para el Ministerio de Ciencia y Tecnología, junto al Conicet y a la Comisión Nacional de Actividad Espacial (Conae), lo que representa un 0,6% del PIB y un aumento de 15,3% en relación al presupuesto para el sector de 2016, en tanto que la inflación anual fue superior al 40%.

El ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, es el único que heredó la presidencia de Macri del gobierno anterior de Cristina Kirchner (2007/2015) pero ha sido criticado por sus exaliados por aceptar la reducción presupuestaria.

Ámbito