Correa luego de la muerte de un policía: “Una familia está de luto por los violentos de siempre”

El presidente de la República, Rafael Correa, se pronunció sobre el asesinato de un policía por parte de sujetos armados que atacaron el campamento minero San Carlos Panantza, en Morona Santiago. El uniformado asesinado es José Luis Mejía Solórzano.

En su Twitter, el Primer Mandatario señaló que “hoy, mes de Navidad, una familia está de luto por los violentos de siempre, disfrazados de ‘ancestrales’. Un joven teniente también se debate entre la vida y la muerte”. Correa señaló que “actuaremos con todas las capacidades que nos otorgan la Constitución y leyes. Esto tiene que terminar. Un llamado a todos los ecuatorianos a unirnos para rechazar en forma unánime la barbarie”. Finalizó enviando “mi abrazo a la familia del hermano policía abatido por balas asesinas, así como a las familias de los heridos. ¡[email protected], más unidos que nunca!”. El ataque y muerte del policía fue denunciado por el propio Presidente cerca de las 18:30 del miércoles en su cuenta de Twitter. Dos horas después, el ministro coordinador de Seguridad, César Navas, anunció en cadena nacional que se declarará el estado de excepción en Morona Santiago debido al ataque, en el que también resultaron heridos 5 policías y 2 militares.

El Telégrafo


Autoridades identifican a cabecillas del ataque al campo minero

Morona Santiago fue declarada en estado de excepción durante 30 días. Así consta en el Decreto Ejecutivo N° 1276 que fue emitido por el Primer Mandatario la noche del miércoles pasado.

La decisión se tomó luego de que un grupo de indígenas de la Amazonía realizara un ataque armado al campamento minero San Carlos Panantza, entre los cantones San Juan Bosco y Limón Indaza. Autoridades informaron que fueron unas 60 personas. El saldo es un militar muerto y 7 heridos.

El ministro Coordinador de Seguridad, César Navas, informó que se tomarán acciones para detener a los agresores. Advirtió que ya se identificó a quienes abrieron fuego. “Son personas de nacionalidades indígenas, pero también que están vinculadas con dirigencia irresponsable”, indicó.

Reveló que miembros de la Conaie habrían incitado este tipo de conductas. Incluso, se sabe que se acercaron a jóvenes para motivarlos a participar armados en estos actos. La Secretaría de la Gestión de la Política mantiene abierto el diálogo a través de mesas de negociación en territorio.

El sitio atacado y los heridos El campamento minero es operado por la empresa canadiense Explor Cobres, que tiene una concesión por 25 años del territorio. Está ubicado en San Carlos Panantza, entre los cantones San Juan Bosco y Limón Indaza.

Se encuentra a 3,5 horas de la capital provincial, por lo que en Macas las actividades cotidianas de la población no fueron afectadas. Las unidades educativas funcionaron con normalidad, así como las entidades públicas. Un ambiente similar se vivió en los mercados, plazas, calles y negocios de Macas.

Rodrigo López, gobernador de Morona, explicó que en la madrugada de ayer los heridos fueron trasladados a Azuay. Cuatro policías del Grupo de Intervención y Rescate están en el Hospital del Río en Cuenca. El subteniente Fernando Villarroel, de 24 años, se encuentra en estado crítico.

Juan Carlos Jiménez, director médico, informó que tiene un trauma de bala en la cabeza, se presume que fue por el disparo de un fusil. Está en coma inducido y su pronóstico es reservado. También son atendidos Hugo Pintado, de 28 años, y Luis González, de 34 años. Los dos policías fueron impactados por perdigones pero que no afectaron partes vitales.

Se espera que salgan en 24 horas. No son tierras ancestrales El gobernador de Morona Santiago, Rodrigo López, confirmó que los integrantes de la etnia shuar atacaron con armas de fuego. Es el segundo acto violento en lo que va del año. El primero fue el 21 de noviembre, cuando 30 indígenas ingresaron e hirieron a un guardia privado y agredieron a 17 policías.

Desmintió que los agresores defiendan tierras ancestrales. “El suelo del complejo minero San Carlos Panantza fue comprado por la empresa Exa a dos familias mestizas en 2000.

Dijo que es falso que esta facción de los shuar, “a quienes respetamos y queremos, esté defendiendo la soberanía de su etnia, más bien está sembrando el miedo en granjeros de varios sectores”. López hace referencia a amenazas que grupos subversivos realizan a agricultores de comunidades del sur de Macas.

Entre ellas La Victoria y San Jorge, ubicadas a hora y media de la capital provincial. Existe temor entre los pobladores. Un campesino, quien se identificó como Francisco, dijo vivir con temor por la actuación de un grupo armado de indígenas. Reveló que “solo una parte mínima de los shuar nos amenaza.

Lo hacen porque por nueve años, tras la compra de los terrenos mineros, estuvieron ocupándolos de forma ilegal y en agosto pasado la Policía los desalojó. Nunca se fueron, solo se refugiaron en comunidades del sur y ahora habitan allí y nos amenazan si no nos unimos a su causa”.

Hasta el momento, las cercanías del complejo minero atacado están con resguardo policial y militar, por lo que el acceso es restringido. El ministro del Interior, Diego Fuentes, afirmó ayer que estos actos no tienen lógica, ya que buscan atentar contra la integridad de policías y militares.

“Realizaremos un operativo integral, en coordinación con las FF.AA., para aprehender a los responsables que dispararon a nuestros policías. Este acto criminal no quedará en la impunidad”. Según habitantes de Macas, es la primera vez que se decreta un estado de excepción.

Autoridades dijeron que el objetivo es precautelar la integridad de la población. Cristian Cordero, representante de barrios del centro de Macas, aseguró que no se suspenderá el comercio.

“A más de la agricultura y ganadería, Macas vive del comercio, que llega de otras provincias cada fin de semana. Nos sentimos seguros por la reforzada presencia de agentes policiales y militares”, señaló. Este diario intentó hablar con un vocero de la Prefectura de Morona pero no se obtuvo respuesta.

¿QUÉ ES EL ESTADO DE EXCEPCIÓN?

En el art. 164 de la Constitucción se estipulan las causales para la definición: en caso de agresión, conflicto armado internacional o interno, grave conmoción interna, calamidad pública o desastre natural. No interrumpirá las actividades de las funciones del Estado.

El art. 165 que el Presidente podrá suspender o limitar el ejercicio del derecho a la inviolabilidad de domicilio y de la correspondencia; libertad de tránsito y de asociación y reunión, y libertad de información, basado en la Constitución. Así como: Utilizar los fondos públicos destinados a otros fines, excepto los de salud y educación. Trasladar la sede del gobierno a cualquier lugar del país. Disponer censura previa en la información de los medios de comunicación. Disponer de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional, tanto activos como pasivos, entre otros.

El Telégrafo


La Conaie responsabilizó al Gobierno por incidentes en Morona Santiago

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) responsabilizó al Gobierno del presidente Rafael Correa por los incidentes registrados en el campamento minero La Esperanza, de San Carlos Panantza, en Morona Santiago. En un enfrentamiento entre militares y policías con unos 60 miembros de la comunidad Shuar falleció un policía y resultaron heridos otros cinco policías y dos militares.

Los dirigentes de la Conaie y de la Confeniae se solidarizaron con las familias del fallecido y los heridos. Pero aseguraron que los hechos se dieron porque desde hace cinco meses no se ha dado solución al desalojo del que fueron objeto los comuneros a pesar de los llamados reiterados a las autoridades. Jorge Herrera, presidente de la Conaie, señaló que las comunidades que habitan las 15.000 hectáreas del territorio no son invasoras. Se trata dijo de comunidades milenarias que viven en esos espacios desde hace cientos de años. Hizo un llamado a los organismos de Derechos Humanos, de la ONU, la OEA y la Iglesia, para que sean los mediadores en este caso.

Pero para eso cree que el presidente debe retirar el estado de excepción decretado la noche del miércoles 14 de diciembre en el territorio. Herrera afirmó que es una infamia que el Gobierno llamara a los Shuar grupo armado ilegal porque solo se defendieron.

Marlon Vargas de la Confeniae, después de solidarizarse con las familias del policía fallecido y de los heridos, también habló de una mediación para solucionar el conflicto. Pero dijo que la responsabilidad de lo ocurrido recae en el Gobierno por no hacer las consultas a los comuneros. Convocó a todas las organizaciones y federaciones de la región amazónica a estar en máxima alerta. Indicó que el estado de excepción no les atemoriza porque nuestros sus derechos están más allá del estado de excepción. Finalmente aseguró que estarán en pie de lucha “así nos cueste la cárcel estamos dispuestos a seguir reclamando nuestros derechos territoriales que son nuestros espacios de vida”.

El ministro del Interior Diego Fuentes rechazó los actos de violencia registrados en Panantza. Señaló que el miércoles 14 de diciembre alrededor de las 17:00 informes policiales hablaron de una emboscada en el campamento. Informó que unas 80 personas fuertemente armadas atacaron a quemarropa a policías y militares que laboraban en el lugar. Anunció que los canales de diálogo siempre estuvieron abiertos y por ello no se esperaban la acción registrada. Los uniformados heridos de perdigones ya fueron atendidos y uno de ellos se encuentra en estado crítico con pronóstico reservado.

Desde Quito y Guayaquil viajaron a Macas 50 uniformados antimotines y del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) para reforzar la seguridad en el sector.

Extra